“Estoy extraviado y cansado”; buscan a migrante perdido en el desierto de Chihuahua

#AlianzaDeMedios

El joven salió del estado de Hidalgo para llegar a Estados Unidos, el miércoles pidió ayuda a su primo por un mensaje desde su celular, familia pide mantener su búsqueda hasta encontrarlo y urge al gobierno de México a utilizar un helicóptero para peinar la frontera entre Chihuahua y Texas

Por Patricia Mayorga y Óscar Rosales / Raíchali

Fotos: Raíchali

CHIHUAHUA.- Desde hace 12 días, Omar Reyes López, un hidalguense de 19 años con problemas visuales, se encuentra perdido en el desierto de Chihuahua. Su familia tiene la esperanza de que aún lo encuentren con vida porque dicen que está joven y fornido. Además, el miércoles logró avisar desde un punto del desierto, que está vivo y que tenía provisiones para unos tres días.

Ese día Omar tuvo comunicación con uno de sus primos. Le dijo que que estaba extraviado, cansado, que tenía comida como para tres días. Le recomendaron marcar al 911. La llamada desató su búsqueda. Desde ese día se montó un operativo para su localización. Diferentes corporaciones estatales, oficiales del Grupo Beta y de la Sedesa, así como de los municipios de Ojinaga y Coyame del Sotol.

Es el mayor de seis hermanos y se dedica al campo, sin embargo, al igual que millones de mexicanos, buscó mejorar las oportunidades y condiciones de vida de su familia, por lo que el mes de octubre salió del estado de Hidalgo con varias personas para ir a trabajar al país vecino.

Al adentrarse en el desierto de Chihuahua, y con la intención de no ser interceptados, el grupo se separó. Fue a partir de ese momento que Omar y otros migrantes se perdieron.

Fue hasta el miércoles 10 de noviembre que Omar logró comunicarse con su familia mediante WhatsApp, les informó que estaba bien, pero cansado, que había llegado a un río y que pudo tomar agua para llevar en el camino. En el mismo mensaje, envío su ubicación exacta y con las coordenadas, se pudo determinar que se encontraba cerca del municipio de Ojinaga en Chihuahua. Coordenadas que la madre de Omar logró registrar en un papel al momento de su mensaje.

Tras varias gestiones que llevó a cabo su familia, el 12 de noviembre el Grupo Beta de Protección a Migrantes de Chihuahua y el Ejército Mexicano iniciaron la búsqueda de Omar en la zona donde mandó las coordenadas.

Belizario Reyes López cuenta que su sobrino decidió migrar a Estados Unidos. Buscaba llegar a Los Ángeles donde vive otro de sus tíos. Emprendió su viaje con uno de sus primos, con quien también creció como si fueran hermanos.

“Se decidió a ir. No ha viajado mucho, también por los problemas de la vista, no sabe leer bien. Por eso nos preocupa más. Se fue con otro primo y otras personas”, agrega Reyes López.

El grupo viajó a Ciudad de México y ahí tomó un vuelo hacia Ciudad Juárez. Permanecieron en esta frontera hasta que vieron las condiciones necesarias para caminar y cruzar. Salieron entre la noche del 2 de noviembre y madrugada del 3 de noviembre. El viernes 5 una patrulla de Patrulla Fronteriza los detectó y se dirigió hacia ellos. Todos se dispersaron, Omar Reyes se perdió.

“Pasaron (a Estados Unidos) por El Porvenir, mencionan también que era por el lado del cerro Bola. Avanzaron, pero el viernes por la mañana 5 de noviembre los detectó la Patrulla Fronteriza y corrieron hacia diferentes direcciones. Omar se perdió” cuenta Reyes López.

Su primo alcanzó a llegar a su destino en Estados Unidos con otras tres o cuatro personas, de las 10 que viajaron. Durante cinco días hubo silencio, no se sabía nada de él. El miércoles pasado, alrededor de las 10 de la mañana, se comunicó con su primo por Messenger.

Mientras la familia en Estados Unidos se contactó con uno de los consulados, aunque Belizario Reyes no sabe con cuál; dice que su sobrino se contactó con otro hermano para estar pendientes. Omar tuvo comunicación durante ese día. Les dijo que el lunes encontró un río donde se refrescó y se abasteció de agua en unos recipientes que llevaba.

La búsqueda, la alerta se recibió en EEUU

La llamada al 911 fue captada por una antena de la Patrulla Fronteriza en Estados Unidos. Le informaron a Omar que no podían intervenir porque él se encontraba del lado mexicano, pero le avisarían al Ejército mexicano para su búsqueda. Posteriormente avisaron que el Ejército estaba enterado y que ya sabía la Fiscalía del Estado de Chihuahua.

Lo está buscando la Fiscalía de Chihuahua, Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración, también nos dijeron que se integraron bomberos voluntarios de Ojinaga con un drón y ayer se sumó la policía municipal de Coyame porque también pudo haber caminado para allá”, comenta Belizario Reyes.

Les informaron además que el Quinto Regimiento de Infantería lo busca por el área de Ojinaga.

Llegaron a las coordinadas que envió Omar, pero no localizaron ahí a nadie. Les informaron que, a una hora de ahí, se encuentra un rancho y se alcanza a ver la Sierra Blanca de Texas, a donde se hace unos dos días de camino. Al sur se encuentra Coyame y hacia el norte Ciudad Juárez a siete días caminando. Hay varios ranchos alrededor que están muy dispersos y se tardan días para ir de uno a otro.

En la búsqueda localizaron a otras dos personas migrantes que no son parte del grupo de Omar, según informaron a la familia.

“Esperamos que haya caminado a un punto que esté con vida. El miércoles aún traía comida. Esperamos que por instinto la haya racionado y la esperanza es que haya tenido el fin de semana para que lo encuentren con vida. Por eso pedimos que no paren la búsqueda y que se amplíe”, insistió su tío Belizario Reyes.

El Ejército les informó que por protocolo sólo pueden buscar tres días, por eso insisten en que las otras corporaciones no cesen.

“La búsqueda se ha iniciado por peticiones y llamadas de la familia. Lo que queríamos era que nos orientaran sobre la denuncia, ya nos dijeron que es importante. La denuncia se va a poner mañana en el estado de Hidalgo, para que de ahí se pida la colaboración de búsqueda a Chihuahua. En este momento también estamos valorando si la mamá del muchacho tendría que viajar mañana mismo a Ciudad Juárez para poner la denuncia y que ahí mismo le pudiera tomar la prueba de ADN por lo que pudiera pasar”, informó Sheila Arias, también tía de Omar.

Enrique Rodríguez, del área de comunicación social de la Fiscalía General del Estado, informó que el equipo de búsqueda se encuentra en las zonas fronterizas pero hasta que tengan señal se conocerá si hubo resultados. Y fuentes consultadas, que intervienen en la búsqueda de Omar Reyes, dicen que presuntamente el primer reporte lo hizo la familia con la Patrulla Fronteriza.

Para la búsqueda la Patrulla Fronteriza hizo triangulación de la señal de líneas de comunicación para tratar de ubicar de dónde salió la llamada del joven de 19 años.

Acudieron al lugar de donde salió la llamada, pero no hay indicios. Revisaron cinco ranchos y en esa revisión, confirmaron la localización de dos personas migrantes que llevaban cuatro días caminando. Las recataron pero no es la persona que buscan.

De acuerdo con información de personas que intervienen en la búsqueda, la FGE se encargo del rastreo el miércoles, y los días jueves y viernes lo buscaron los Betas y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Desde la sierra donde se busca, se puede ver el pueblo de Van Hook, en el estado de Texas. Ahí se quedó desplegada al Sedena en la búsqueda.

Según información de esas mismas fuentes, un familiar de California pagó a un pollero para cruzar a Omar y a su primo, y les informó que los pasaría por el cerro.

La familia insiste en que no se suspenda la búsqueda, que se extienda por la frontera de los municipios de Chihuahua y en Estados Unidos, así como el uso de un helicóptero, ya que la Sedena les informó que en esa zona no cuentan con uno.

Migrar, una opción de vida

Belizario Reyes López, tío de Omar, dio a conocer que su sobrino se crió como un hijo más de la familia. Su mamá es soltera y la familia lo integró como el hijo más pequeño. Se integró a las labores del campo en el Valle del Fresno, en Santa María Amajac, del municipio de San Salvador, en el estado de Hidalgo.

Desde Sinaloa, su tío Belizario Reyes recuerda que cuando Omar de niño tenía problemas de aprendizaje. Pasaron algunos años cuando detectaron que se trataba de problemas fuertes con la vista, por eso usa lentes. “Batallando terminó la primaria, después batallando terminó la secundaria en el pueblo de San Antonio, pero ya en bachillerato sólo hizo el primer semestre”.

Trabaja en el campo con su abuelo, a quien ve como su papá. Hace algunos años sembraban tomates y chiles, pero como la tierra se agotó, variaron los cultivos y ahora siembran frijol calabazas y alfalfa.

En esa región del estado de Hidalgo, es tradición la migración hacia Estados Unidos, para lograr una mejor calidad de vida. Los campesinos van por un tiempo y regresan para continuar con sus labores del campo.

“Es muy arraigada la migración. Mi papá se fue siempre, hasta hace como 15 años. Tuvo como dos o tres migraciones a Estados Unidos en su vida. Una vez se fue como migrante contratado a Canadá. Allá están aún un tío y un sobrino”, refiere el tío de Omar.

***

Este trabajo fue realizado por RAÍCHALI, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original (Con información de La Verdad de Juárez).

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer