Menú

Para la Fiscalía nuestros familiares no existen

Para la Fiscalía nuestros familiares no existen


El 1 de febrero de 2018, José Meléndrez Pineda, José Juan Santos Meléndrez, Juan Meléndrez Luna y José Ángel Meléndrez Luna fueron detenidos por elementos de la Comisaría Municipal de Seguridad Pública de Autlán de Navarro. Los policías que descendieron de las patrullas con número oficial SP46 y A48, se los llevaron y eso fue lo último que se supo de ellos; a casi un año de esta desaparición forzada, la Fiscalía General de Jalisco no ha otorgado información a la familia, la cual ni siquiera tiene acceso al expediente para saber si en verdad los siguen buscando .

Por Darwin Franco Migues

8 de enero de 2019.- Doreen Meléndrez Luna -hija de José Meléndrez Pineda, hermana de Juan y José Ángel Meléndrez y prima, de José Juan Santos Meléndrez- no deja de pensar en ese último mensaje que su hermano Juan envió por WhatsApp y donde con urgencia les hacía saber a su novia que acababan de ser detenidos por policías de Autlán de Navarro. Esta última comunicación sucedió a las 14:15 horas de ese 1 de febrero de 2018.

Los integrantes de la familia Meléndrez habían acudido a Autlán, municipio ubicado en el sur de Jalisco, para probar suerte en las ferias de la localidad, ya que todos se dedicaban al comercio. El día en que habían decidido regresar a Guadalajara fue cuando ocurrió su desaparición forzada.

Al enterarse de la detención, sus familiares radicados en Guadalajara y en Minatitlán, Veracruz, comenzaron a llamar a las autoridades de Autlán de Navarro para saber a dónde habían sido llevados sus familiares y por qué los habían arrestado. La respuesta fue que no existía reporte alguno de que cuatro hombres originarios de Veracruz hubieran sido detenidos por ningún elemento municipal, ya que ese día nadie había sido remitido a ningún ministerio público o algún juzgado municipal.

Ni la hora de detención ni el número de las unidades que los detuvieron fueron suficientes para las autoridades municipales, las cuales negaron en todo momento que hubiese existido la detención de los cuatro hombres. Ante esta respuesta, se presentó una denuncia en la Delegación de la Fiscalía General de Jalisco en Autlán de Navarro por la desaparición forzada de sus familiares. De esta instancia y a casi un año de la desaparición sólo han obtenido un: “seguimos investigando”.

Doreen Meléndrez lamenta que la Fiscalía General de Jalisco no le dé a la desaparición de sus familiares la atención que se merece, ya que nunca se han dignado a informarles qué está pasando con su investigación y búsqueda: “A nosotros nunca nos han dicho nada sobre el caso, si existe un avance nos vamos enterando por los medios de comunicación… incluso, así sucedió con la detención de algunos policías que fueron arrestados porque aparentemente estaban vinculados con la desaparición de nuestros familiares; sin embargo, de lo que declararon estos policías no sabemos nada porque no nos han permitido leer el expediente”.

A los policías no se les detuvo, se les llevó a capacitación

El 23 de febrero de 2018, la Fiscalía General informó de la retención de cinco elementos de la Comisaría Municipal de Seguridad Pública de Autlán de Navarro, entre ellos se encontraba el sub director, Francisco Javier Medina Cuevas; sin embargo, el entonces Fiscal General de Jalisco, Raúl Sánchez Jiménez, aclaró que estos elementos no fueron retenidos por su posible vinculación con la desaparición forzada sino que les trajo a Guadalajara para darles una capacitación en la escuela de policías.

Letra Fría, medio independiente de Autlán de Navarro, informó que la retención de estos policías municipales sucedió en medio de un fuerte operativo de la Fuerza Única Regional y tras las denuncias de que éstos habían sido trasladados por la fuerza a Guadalajara. Sobre qué pasó con estos policías municipales y sobre lo que éstos pudieron haber declarado sobre la desaparición forzada de los integrantes de la familia Meléndrez, nada se supo.

Doreen Meléndrez asegura que cuando se enteraron de estas detenciones acudieron a la Fiscalía para obtener información pero no recibieron nada: “Fuimos para tener acceso a las declaraciones de los policías y no nos dijeron nada… nosotros sólo queremos saber por qué y a dónde los llevaron… pero nada, no nos dijeron nada…teníamos derecho a saber qué pasó con estas detenciones pero no nos han dicho nada”.

Ni siquiera existió un acercamiento de parte del ministerio público responsable del caso para informarles a la familia qué fue lo que pasó y esto se ha replicado una y otra vez que en medios de comunicación se enteran de noticias vinculadas a la desaparición de sus familiares: “Cada que nos enteramos de alguna información sobre lo que pasa en Autlán, marcamos a la Fiscalía para que nos digan qué saben ellos y qué pueden decirnos pero la respuesta es la misma: nada. Nosotros queremos saber si están vivos o muertos… nosotros queremos saber qué hicieron con ellos porque se trata de cuatro integrantes de nuestra familia”, aseguró Doreen.

Desde la desaparición de sus familiares en Autlán de Navarro se han localizado diversas fosas clandestinas y muchos medios sin datos que comprueben su dicho han asegurado que los restos ahí localizados pertenecen a los Meléndrez; sin embargo, esto no ha sido así y, por ello, Doreen y su familia siguen en la búsqueda de José Meléndrez Pineda, Juan y José Ángel Meléndrez Luna y José Juan Santos Meléndrez.

Esta búsqueda, como la mayor parte de las familias de desaparecidos de Jalisco, la hacen por su cuenta porque de la Fiscalía General de Jalisco y su Fiscalía Especializada en Desapariciones no han obtenido ningún tipo de respuesta: “No se vale que mis familiares hayan vivido esto y tampoco se vale que para las autoridades de Jalisco nosotros y nuestros desaparecidos no existamos… son cuatro desaparecidos… son cuatro hombres que dejaron hijos y a los cuales los esperan sus familias”, concluyó Dareen.

En la misma temporalidad en que desaparecieron de manera forzada los integrantes de la familia Meléndrez, también habían ocurrido las desapariciones de Ulises Adair Cardona Flores a quien detuvieron integrantes de la Marina en el municipio de Tecalitlán, el 22 de enero de 2018; y las de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vicenzo Cimmino, quienes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Tecalitlán, el 31 de enero de 2018.  Estas desapariciones forzadas, la igual que la de la familia Meléndrez, aún siguen impunes y es nula la información que la Fiscalía General de Jalisco ha dado a sus familiares sobre la investigación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *