Menú

“Ya no nos alcanza el tiempo para otros seis años”

“Ya no nos alcanza el tiempo para otros seis años”

Por Dalia Souza / @DalhiaSouza

Fotografía: Arturo Salazar

Silvia Stephanie Sánchez Viezca Ortiz “Fanny”, cumplió el lunes 5 de noviembre de 2018, 14 años de no haber regresado a casa con los suyos.

“Catorce años”, precisa su padre Óscar Sánchez Viezca. Catorce años en los que, aunque “es increíble” –en el sentido inexplicable de la expresión-, la autoridad no ha presentado una línea de investigación certera que les permita tener de regreso a su hija. Catorce años, donde, la inacción del gobierno y la impunidad imperante, les ha obligado a salir a las calles, a los terrenos, al campo, a los “centros de exterminio” como les han nombrado, para rascar la tierra, para descubrir tambos con diésel y restos óseos humanos.

“Es increíble, por eso iniciamos las búsquedas, por la inacción del gobierno salimos a buscarlos”, así lo advierte el señor Óscar, quien junto con su esposa Silvia Ortiz y decenas de familias de desaparecidos (as) que conforman el Grupo Vida en Coahuila, han localizado 27 de esos centros de exterminio. Terrenos enteros donde de forma brutal, donde de forma atroz, estos miles de restos humanos, antes cuerpos humanos de madres, esposas, hijas, hijos, padres, hermanos, seres queridos –suyos/nuestros- fueron vertidos en la tierra tras ser calcinados.

Por esa razón ya no hay más tiempo, los padres de Fanny han visto pasar al menos tres administraciones en la espera de su hija y una más que se suma con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Cuatro administraciones y tres partidos políticos “diferentes”: Vicente Fox (2000-2006, PAN); Felipe Calderón (2006-2012, PAN); Enrique Peña Nieto (2012-2018, PRI); y Andrés Manuel (2018-2024, MORENA).

El 9 de agosto de 2018 en el auditorio de la Infoteca de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) Unidad Torreón, se llevó a cabo el segundo Foro de Escucha para trazar la ruta de Pacificación del país y la Reconciliación Nacional. Una propuesta del actual gobierno que realizó antes de la toma del poder y cuyo objetivo, era entablar un espacio de diálogo con los diferentes sectores de la población para identificar sus propuestas y prioridades, mismas que, se planteaban, serían el insumo básico para la creación de políticas públicas que abonaran a lo que se ha dicho será, la “pacificación y reconstrucción nacional”. Dentro de este espacio, fue la señora Silvia Ortiz, quien emitió un mensaje en nombre de las familias que han sido azotadas por la violencia en México.

A decir suyo y como portavoz de la experiencia, el dolor y la lucha, se pronunció en contra de la simulaciones que los gobiernos en turno han pretendido ofrecer como dádivas y aportaciones a costa del silencio y la inacción de las familias. Cuestionó, la forma en la que se llevará a cabo ese plan de paz y rechazó su propuesta sobre otorgar perdón a quien “sin mirar atrás dañó una vida, una familia, una sociedad completa, al país mismo… queremos hechos, resultados, justicia, verdad y memoria”.

Porque el perdón, coincide el señor Óscar, no puede darse sin justicia, porque la idea de ofrecer amnistía suena inverosímil si se piensa en el daño ocasionado a esos seres queridos y a sus familias, eso que él describe como “la forma de la muerte”, “tan atroz e inhumana”, a la que suma por supuesto, la ausencia y la incertidumbre o como también lo señala la señora Silvia, “el dolor y la ira, de sillas vacías, y de familias rotas”.

“No es fácil hablar de una amnistía, de un perdón. Los gobiernos se mofan de que somos un país de leyes, pero yo creo que un país sin justicia, donde hay hechos tan atroces que se cometieron, no se puede hablar a la ligera de otorgar un perdón. Hay mucho dolor, mucha ira y mucha rabia y cada vez se está agudizado más” advirtió el señor Óscar.

“Justicia, memoria, no repetición y si hay tiempo, amnistía”

Para estas familias, las palabras y las propuestas suenan huecas aunque se anuncien como auguro de “transformación”. Incluso, prevalecen más dudas que certezas, ellos se cuestiona y le cuestionan a quienes en poco menos de cuatro meses se convertirán en “la autoridad” cómo pretenden llevar a cabo ese plan de amnistía, a quiénes se les otorgará y cuál será la estrategia que emplearán para alcanzar la paz y la reconciliación nacional.

Por ello, cuatro son las cosas que el señor Óscar considera, deben formar parte de la agenda prioritaria del actual gobierno : 1) la impartición de justicia a las víctimas laceradas por la violencia y la impunidad del Estado; 2) memoria, para que la sociedad que ha sido omisa a través del tiempo reconozca y no olvide lo que ha sucedido; 3) no repetición, ésta sólo puede darse en virtud de la primera y garantizando la existencia de la misma, para que la sociedad que no ha sido afectada, no pase por lo que estas familias han experimentado.

El llamado es a “cerrar el cerco”

El señor Óscar reafirma en sus palabras la preocupación común: el cómo o los cómo (s) pretende el actual gobierno, hilvanar este proyecto de nación en medio de un escenario deshilachado y revuelto, caótico y presente. Quizá la respuesta la han tenido siempre las familias, en su exigencia y actuar, en el llamado que hace el señor Óscar a “cerrar el cerco”, a cavar la tierra precisamente revuelta, a desenterrar del suelo árido a los miles de tesoros que esperan regresar a casa.

Finalmente, el nuevo gobierno lleva ya a cuestas la encomienda más importante: “¿Cómo garantizar la no repetición de estas tragedias?”

********

Perfil Hasta Encontrarlos es una sección que de manera colaborativa ZonaDocs realiza con el programa radiofónico “Hasta Encontrarlos” que se trasmite todos los martes a las 4:00 p.m. por Radio Universidad de Guadalajara Lagos de Moreno.

Da click aquí para escuchar “Hasta Encontrarlos”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *