Menú

Con el viento a favor y un megaproyecto en contra

Con el viento a favor y un megaproyecto en contra

Por: Jade Ramírez Cuevas

Foto y video: Fernanda Valdez y Alonso Garibay

EL CONTEXTO

LA VIGILANCIA

LA CONCORDIA

“Señores, venimos comprando el aire que ustedes no van a detener”; así llegó a la comunidad La Punta del ejido La Concordia, ubicada en la frontera entre Jalisco y Aguascalientes, la empresa Energía Veleta que representa el interés por parques eólicos del empresario Mannti Cummins. Éste, desde 2005, hace negocios de energía en México con el aval de la Secretaría de Economía y el impulso de la Comisión Federal de Electricidad, pues son en la cadena de comercio, sus clientes favoritos. Obtener a como dé lugar la utilidad de las mesetas de La Concordia, en el municipio de Lagos de Moreno, provocó en la comunidad enojo, división hasta el grado de alterar actas de asamblea, falsificación de firmas e, incluso, agresiones físicas; acciones totalmente contrarias al nombre del ejido.

 Al ejidatario Ramón Aguilar Medina, quien está contra la instalación de ventiladores en su territorio, el 23 de abril en un intento de la asamblea por aprobar el ventajoso contrato de arrendamiento para que los aerogeneradores de Veleta produzcan electricidad, un grupo de señoras azuzadas por personal de la empresa, Eugenio, lo agredieron. La misión de tal energía mal llamada verde o limpia, es vendérsela a la Comisión Federal de Electricidad a cambio pagar al ejido solo el 5% de las ganancias; es decir, 600 pesos al año para cada familia del ejido.

“Nosotros no estamos de acuerdo porque queremos que nos libere la parte de casas y tierra de siembra, si se firma el contrato que el comisariado ya firmó sin preguntarle a la asamblea, puede llegar la empresa y decirnos ‘me gusta tal casa y la puedo ocupar’”, explica Ramón, integrante de la familia Aguilar Marín que se opone a lo que el hermano mayor, José, pactó en calidad de comisariado de Bienes Comunales con la empresa.

Aunque parezca que el tema es solo inconformidad porque la empresa Veleta pagará una cantidad de risa por 7 mil hectáreas y se quedará con el 97% de la ganancia cuando venda la supuesta energía limpia a la Comisión Federal de Electricidad, el conflicto va más allá. Se trata de la repetición de un sistema violatorio de los derechos de los pueblos que es solapado por el gobierno federal, el cual sólo ve en el capital extranjero, la inversión pero no el despojo ni el daño ambiental que éste provoca en las comunidades.

Que el comisariado de Bienes Comunales haya firmado un contrato con la empresa, sin la aprobación de la asamblea ejidal de 189 personas, también es una práctica en la que suelen caer las empresas cuando van tras megaproyectos que van alterar y afectar el sistema de vida de los pueblos.

 –¿Cómo ha jugado la Procuraduría Agraria en fundar desorden y discordia en La Punta?

–Avaló un padrón de ejidatarios que ya fue rechazado por el Registro Nacional Agrario pues están metiendo gente de más; ¿Por qué el padrón alterado, para qué quieren la mayoría?.. para seguir con el negocio, para no pedir permiso a los ejidatarios.

De la cabecera municipal de Lagos de Moreno a La Concordia, se hacen casi dos horas; por ello, los ejidatarios se sienten más conectados con Aguascalientes que con Jalisco, incluso, cada que tienen que asistir a Guadalajara al Tribunal Agrario del distrito 15, lo hacen a través de la cordillera del vecino estado. Su desconfianza hacia la oficina de la Procuraduría Agraria en Lagos de Moreno es grande y lo es porque ésta, junto con el notario público Enrique Maldonado Pérez, avalaron la falsificación del acta de la asamblea donde se agregaron a 47 avecindados y familiares de ejidatarios que no han iniciado el juicio de sucesión tres el fallecimiento del padre.

 En el canal de Youtube de Mannti Commins se publicó un video titulado “Rompecabezas Energia Eólica – Gestión de un Proyecto”, como una especie de orientación para quienes pretenden o desean invertir en un megaproyecto eólico; en este video el propio Commins precisa: “la piedra angular de un parque eólico es una relación productiva y transparente entre el proyecto y los propietarios de los predios donde está ubicado… el horizonte de operación de un parque eólico podría ser de 30 años o más; por lo tanto, la relación entre el proyecto y los propietarios tiene que ser justa para ser duradera”; sin embargo, esto no ha sucedido así en La Concordia donde todo inició con la división de la comunidad.

 En la serie de videos que también se encuentran en el canal de Commins aparecen una diversos “expertos” que busca fundamentar y justificar las bondades de un proyecto eólico comparando el proceso como un rompecabezas armónico donde al centro siempre está el beneficio de la comunidad, incluso, se señala que la empresa Veleta se encarga de todos lo trámites municipales, estatales y federales para que los ejidatarios no tengan que preocuparse de nada. En uno de los videos cuyo título es Energia Veleta – Rompecabezas Eólico – Orientación Social, la presentadora (cuyo nombre no se precisa) asegura que este tipo de proyectos crean conflictos ejidales en los pueblos donde se pretende desarrollar; sin embargo, señaka que esto es parte del proceso natural en el acomodo y reacomodo de las piezas que componen este rompecabezas llamado: “proyecto eólico”.

Aunque existe un Protocolo de Juzgamiento para Proyectos de Desarrollo que afectan a pueblos y comunidades editado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 2013, el cual incluye un amplio abánico informativo de qué estándares internacionales se deben observar para este tipo de infraestructura; Energía Veleta, los ignora. Su acción es tan ilegal que en el caso de La Concordia irónicamente exhibe el acta la asamblea donde se falsificaron las firmas de diversos ejidatarios. Un documento que, en principio, sólo se mantiene en poder del ejido y de las autoridades regulatorias en materia agraria; las empresas involucradas en el desarrollo de megaproyectos, no tienen ni deberían acceso a esa información.

Desde la serie de videos que el empresario sube a Youtube, se constata el nivel de interrelación e involucramiento que tiene su empresa eólica con las autoridades. Una comparsa que el ejido de La Concordia ha señalado en cada una de las siete audiencias a las que han tenido que acudir para impugnar a los falsos ejidatarios que avalaron la entrada de Energía Veleta a la comunidad.

En el Atlas de Zonas con Energías Limpias, herramienta digital de la Secretaría de Energía, se tiene el registro de cinco parques eólicos que operan o están por entrar en operación en Jalisco; uno es el que está el Lagos de Moreno y junto a éste aparecen los ubicados en los municipios de Ojuelos y San Julián; conforme a los datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), todos estos parques están por iniciar obras o ya están en construcción; sin embargo, en La Concordia, las torres éolicas ya están colocadas.

En ese mismo Atlas de CRE se considera más de ocho sitios en Lagos de Moreno como propensos para desarrollar energía eólica. Otras zonas de los municipios de Encarnación de Díaz y Ojuelos también mapeados para utilizar el viento y, en medio de ellos, se encuentra La Concordia con sus 7 mil 200 hectáreas en el pueblo La Punta, en cuyas mesetas navega el águila real y se anidan murciélagos importantes en la cadena alimentaria pero también en la polinización de la zona.

Cuestión no valorada en el rompecabezas con el que Energía Veleta considera la instalación de sus parques eólicos, ya que esta fauna sufre el impacto dañino de las llamadas energías limpias pues un ventilador gigante no sólo aprovecha los vientos sino que al hacerlo genera zumbidos, una intromisión que altera la salud del asentamiento urbano y el sentido de orientación de las especies de la zona.

Después del cambio de magistrada, Sara Mejía Arana, en el Tribunal Agrario, los ejidatarios de La Concordia han tenido un avance respecto al coflicto legal que enfrentan contra Energía Veleta; sin embargo, no ha sido suficiente porque, si bien, se les reconocen derechos a las personas avecinadas, se resolvió que sólo 189 personas son las que tienen voz y voto en el ejido La Concordia. El siguiente paso para la comunidad es anular el acta de la asamblea en la que se firmó el contrato con la empresa y, al hacerlo, tendrán que renovar la mesa directiva, cuestión que es vital para ellos porque así en una decisión comunitaria podrían echar abajo lo que la empresa de eólicos ya ha ido avanzando en su territorio y, a través de ello, flanquear la dignidad de lo que les pertenece, incluido, el viento al que no le han agarrado mala fe.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *