Menú

Búsqueda en vida de Madres Igualtecas da “posibles positivos” en cárceles de Guerrero

Búsqueda en vida de Madres Igualtecas da “posibles positivos” en cárceles de Guerrero

El colectivo “Madres Igualtecas en Busca de sus desaparecidos”, concluyó con la primera etapa de su “Brigada de búsqueda en vida” en el estado de Guerrero. Tras el rastreo de indicios y pistas sobre sus seres queridos desaparecidos en los Centros Regionales de Reinserción Social en Chilpancingo, Taxco, Acapulco e Iguala, las madres lograron recuperar información de al menos ocho personas y cuatro posibles fosas. Durante la jornada y como lo habían anunciado, lograron también la localización de un entierro clandestino en el municipio de Huitzuco.

Previo al inicio de la siguiente etapa de búsqueda en fosas clandestinas que realizarán del 22 al 26 de abril, las familias han anunciado  una tercera jornada para continuar buscando en vida a sus desaparecidos y desaparecidas.

Por Dalia Souza / @DalhiaSouza

 “Tenemos que buscar en vida” reafirma en entrevista la señora Sandra Román, líder del colectivo Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos, y madre de Ivette Melissa Flores Román, joven desaparecida por policías municipales en Iguala, Guerrero, hace seis años. Buscar en vida es la lección aprendida de este grupo de madres y familiares de personas desaparecidas, luego de realizar la primera brigada de rastreo en algunos centros penitenciarios de aquel estado.

Según relata esta madre buscadora, de la visita realizada a los centros de reinserción social, se desprendió información importante para dar con el paradero de al menos ocho personas, así como también, detalles importantes para localizar algunos entierros clandestinos en el interior del estado, particularmente en los municipios de Taxco y Heliodoro Castillo. En el proceso las familias continúan siendo acompañadas por el Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia “Minerva Bello”.

En el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Chilpancingo de Los Bravo, las madres Igualtecas encontraron dos posibles positivos; es decir, información relevante que proporcionan los reos respecto al posible paradero de la persona desaparecida, en este caso, se trata de un hombre y una mujer.  

En su visita al CERESO de Acapulco de Juárez encontraron otros dos más, mientras que, en el CERESO de Iguala de la Independencia, obtuvieron datos sobre tres personas desaparecidas.

En la búsqueda, destaca el caso del CERESO Taxco de Alarcón, en este sitio -aunque no se les permitió entrar y sólo tuvieron la posibilidad de entregar las fotografías de sus familiares- lograron obtener información de una persona desaparecida.; en esa misma localidad recorrieron las instalaciones de un hospital, una escuela y un centro de rehabilitación de adicciones.

La señora Sandra, nos comparte que entre los posibles positivos identificados durante las labores de búsqueda en esta primera brigada, se encuentra su hija Ivette Melissa Flores Román; según relata, esta información coincide con otros datos que le ha proporcionado el colectivo de familiares “Solecito de Veracruz” quienes, durante una de sus jornadas de búsqueda obtuvieron detalles sobre el paradero de la joven.

Si bien, la señora Sandra es determinante sobre cómo pretende continuar con la búsqueda de Ivette, urge a las autoridades estatales y federales que le ofrezcan garantías de seguridad, ya que las personas que la tienen retenida aún continúan libres.

Insiste en que la situación de las y los desaparecidos en Guerrero se encuentra vinculada a la participación de las policías municipales y los militares; es decir, desapariciones forzadas.

Uno de los casos documentados por el colectivo y que resultó ser un posible positivo en el CERESO de Taxco de Alarcón, es el de Alfonso Cardoso Cecilio, un joven que fue detenido por la policía municipal de Iguala, Guerrero, y del que sólo se sabe que fue llevado por los elementos de seguridad al centro de reinserción de Taxco:

“El caso de la señora Alfonsa Cecilio Agapito, su hijo se llama Alfonso Cardoso Cecilio, él fue detenido por la policía municipal de Iguala Guerrero. Cuando ella va a buscarlo le dicen que “no”, que “lo cambiaron de CERESO”, al CERESO de Taxco, donde se ha informando que el muchacho había sido retenido, pero ahora dónde está y la policía no da información de a dónde fue a dar este muchacho”, señaló la señora Sandra.

Otro caso que se suma, es el de Ladislao Carahue, quien fue desaparecido por militares en Chilpancingo, Guerrero, lugar del que fue llevado presuntamente a “declarar”; desde aquel día se desconoce su paradero.

Foto: Colectivo Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos

En tanto, la señora Sandra confirmó el hallazgo de un entierro clandestino en la comunidad de Los Linderos en el municipio de Huitzuco, el cual, ya había sido localizado previamente en el mes de marzo por Mario Vergara y Miguel Ángel Trujillo; de este sitio fue exhumado el cuerpo de un joven que había sido inhumado dos meses antes.

La familia logró identificarle por el calzado que éste llevaba puesto; sin embargo, aún queda pendiente la confronta genética de sus restos con quien presuntamente son sus familiares. Los restos fueron trasladados a la Ciudad de México por personal de la Fiscalía General de la República (FGR), quienes son los encargados de ofrecer seguridad y vigilancia a las familias durante las brigadas de búsqueda.

De esta brigada de búsqueda en vida se desprendió información relevante que permitirá a las madres continuar con la segunda etapa de rastreo en fosas clandestinas. Sobre ello, habrá que precisar que, si bien, los reos presentan cierto rechazo a ofrecer información sobre el paradero de las y los desaparecidos; muchos otros, incluso, han proporcionado la ubicación de al menos tres lugares donde presuntamente pueden localizarse estos entierros. A estos datos de referencia las madres y familias darán seguimiento durante la segunda semana de búsqueda del 22 al 26 de abril.

Visitarán Teloloapan, un sitio al que ni siquiera ha entrado la FGR; así como el municipio de Arcelia e Iguala.

Foto: Colectivo Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos

Reafirmando su objetivo de continuar realizando búsquedas que les permitan encontrar a sus seres con  vida o sin ella; lo cual harán con ayuda o no de las autoridades federales. El colectivo Madres Igualtecas en Busca de sus desaparecidos, anunció que realizará una tercera etapa de búsqueda, la cual implicará la visita a más centros de reinserción para “seguir tentándole el corazón a los reos, para que nos sigan dando información sobre nuestros hijos”, sentenció la señora Sandra.

Esta tercera etapa se llevará a cabo en San Juan la Unión, Zihuatanejo, Arcelia y Ciudad Altamirano, ahí seguirán la ruta del trasiego de droga en la zona, pues saben que es posible que en estos lugares se encuentren a sus hijos e hijas.

Al igual que en la primera brigada, contarán con el acompañamiento de Ministerios Públicos y Policías Investigadores de la Fiscalía General de la República, a quienes les piden más seguridad para continuar con sus búsquedas.  

“Estoy pidiendo más seguridad, la expectativa es rastrear lo que más se pueda y exigirle al MP que colabore con nosotros para nosotros seguir buscando. Para que el gobierno federal nos siga apoyando, porque nadie los va a buscar, ellos no los van a buscar, sino nosotros que tenemos que seguir buscando en vida y seguir rastreando los campos guerrerenses para poder encontrarlos”, puntualizó la señora Sandra.

Madres Igualtecas hace un llamado y pide la solidaridad de quienes deseen sumarse a sus labores de búsqueda a través de la donación de recursos en especie y/o económicos, para seguir rastreando los campos guerrerenses en busca de sus hijos e hijas desaparecidas.

Aquí te compartimos las formas de contacto y las cuentas de depósito:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *