Menú

Wixárikas exigen la restitución de su tierra

Wixárikas exigen la restitución de su tierra
Por Sara Leos / @SaraLeosA

Las comunidades indígenas de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños, pertenecientes a los municipios de Mezquitic y Bolaños, Jalisco, exigen la restitución de las 10 mil 700 hectáreas que llevan años invadidas por ganaderos de Huajimic, esto pese a que el Tribunal Unitario Agrario Número 16 ha dictado 16 sentencias a su favor, en las cuales ha ordenado que se restituyan las tierras invadidas; sin embargo, solo se han ejecutado dos sentencias.

“Estamos en un total Estado fallido, porque el mismo Estado nos da la razón y el mismo Estado no nos quiere entregar las tierras”, dijo el Comisionado Agrario, Ubaldo Valdez Castañeda.

“La comunidad tiene una preocupación muy grande por sus tierras, y siempre ha llevado la iniciativa, interpuso los juicios y los ganó, y en vista de que no fue posible la ejecución de las sentencias, por la oposición violenta de los ganaderos”, precisó el abogado de la comunidad, Carlos González García, quien agregó que, por ello, los comuneros decidieron presionar para concretar una mesa de trabajo con las autoridades y los ganaderos.

Por tal razón, el pasado 2 de mayo en la ciudad de Tepic, Nayarit, sostuvieron una reunión, y el encargado de Despacho de la Subsecretaria de Desarrollo Agrario, Luis Cruz Nieva, informó que: “la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), sí cuenta con los recursos necesarios para cubrir las indemnizaciones de 922 hectáreas, que representa las 14 sentencias que están en espera de ser ejecutadas, por el mismo organismo”; sin embargo en dicha reunión, también Luis Cruz Nieva, manifestó que “el resto de las 10 mil 500 hectáreas invadidas tendrían que ser atendidas, en términos presupuestales, por los gobiernos de Jalisco y Nayarit, asunto que es preocupante para los comuneros”.

Los comuneros ven con buenos ojos que se involucre a los Estados de Jalisco y Nayarit en el conflicto; no obstante, el abogado Carlos González puntualizó que: “el gobierno federal no puede abandonar su responsabilidad, una vez que se indemnicen las 922 hectáreas, ¿por qué?, porque el conflicto es de naturaleza agraria, y por lo tanto de jurisdicción federal, entonces se ocupa la competencia, el concurso, y la participación de todas las partes, no que se estén aventando la pelotita”.

En consecuencia, el problema no sólo recae en la entrega de indemnizaciones, sino que éstas deben ser compensaciones dignas, ya que en la comunidad reconoce que en el poblado de Huajimic “viven familias enteras que se sustenta en gran medida de estas tierras”.

Por su parte, el Comisionado Agrario, Ubaldo Valdez Castañeda, señaló que lo que más les preocupa es: “que el Gobierno Federal se deslinde, y no asuma su responsabilidad como tal”.

El Presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxtlán y su Anexo Tuxpan de Bolaños, Santos Hernández Bautista, dijo que: “la comunidad no ha solicitado la ejecución forzosa porque hay mucha gente inocente, y siempre la comunidad se ha levantado y se ha organizado, y por eso no han solicitado la ejecución forzosa”.

“Queremos resolverlo por la vía negociada, por la vía pacífica, porque de los contrario lo que vamos a generar es una guerra, va ser violencia” señaló el abogado de la comunidad, Carlos González García, quien señaló que, “evidentemente los ganaderos no quieren dejar las tierras, las tierras que tienen invadidas, conforman la principal cuenca lechera de Nayarit”.

Éste también recordó que el año pasado, intentaron ejecutar una de las sentencias; sin embargo, fueron frenados por ganaderos armados que: “impidieron entrar, la última ocasión nos agredieron de manera violenta, con la presencia totalmente pasiva de la policía del Estado de Nayarit, entonces no vemos condiciones para la ejecución de las sentencias”.

Por su parte, el Comisionado Agrario, Ubaldo Valdez Castañeda, recordó que “en el sexenio anterior, nos jugaron el dedo en la boca, porque nos dijeron que había un presupuesto de 25.5 millones de pesos para atender los primeros 14 expedientes (sentencias), pero cuando llega el nuevo gobierno, nos informan que ese monto nunca estuvo en existencia, nos mintieron, pues”.

Las principales exigencias del pueblo Wixárika, que vive entre los municipios de Mezquitic y Bolaños son la restitución de las 10 mil 700 hectáreas de tierras que han sido invadidas y que: “El Gobierno Federal apoye en términos presupuestales”; es decir, que aporte el monto económico para las indemnizaciones, y que los Gobiernos de Jalisco y Nayarit “hagan compromisos claros para generar los presupuestos, desde sus ámbitos de competencia que posibiliten la solución al problema (…) principalmente para el gobierno de Jalisco, puesto que se ha mantenido indiferente y no hemos tenido un apoyo sustancia en este tema”, añadió, Carlos González.

Antecedentes

La invasión ilegal de las tierras comenzó desde el año 1906 por el poblado de Huajimic, municipio de La Yesca, Nayarit; esto a decir del abogado, Carlos González García: “Aquí hay omisión y responsabilidad directa del Estado Mexicano, porque en el año de 1906, otorgó una escritura a un militar, y a partir de esa escritura inició el despojo en la barranca de Huajimic y Sierra de Pajaritos, de manera ilegal se le otorga la escritura, y este militar no solo hace el despojo, sino que empieza a realizar acciones violentas para expulsar a los comuneros y  a las familias de comuneros que en aquel tiempo vivían en ese territorio”.

  • Desde el año 2007, la Comunidad Indígena de San Sebastián Teponahuaxtlán y su Anexo Tuxpan de Bolaños, comenzó la lucha por recuperar sus tierras, sumando 45 juicios interpuestos contra los ganaderos de Huajimic.
  • Del 2012 a la fecha, el Tribunal Unitario Agrario Número 16, ha dictado 16 sentencias, ordenando que se restituyan a la Comunidad Indígena las diversas superficies de tierras. Dichas sentencias deben ser ejecutadas por el Tribunal Unitario Agrario Número 56, con sede en la Ciudad de Tepic, Nayarit, sin embargo, solo han ejecutado dos sentencias.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *