Menú

La amapola: un sueño para los pobres

La amapola: un sueño para los pobres

Texto y foto: Salvador Cisneros Silva/Amapola

Cochoapa el Grande

Mujeres indígenas na savi volvieron a su estado de crisis económica luego de la caída en los precios de la goma de amapola.

Cecilia Martínez es una mujer na savi de 43 años. Los últimos cinco años trabajó en cultivos de amapola junto a sus hermanas, primas y sobrinas. En tres de esos cinco años consiguió construir dos casas: una de barro y otra de cemento, en donde alojó a su mamá y a una de sus hermanas.

Doña Cecilia cuenta que de no haber trabajado en el cultivo de amapola nunca habría logrado construir su casa. Cuando vivía del maíz que sembraba, sólo alcanzaba para que ella y su hija comieran. Comenzó a trabajar en la parcela de un primo, quien después le regaló semillas para que ella misma cultivara su propia goma y empleara a su hermana y dos primas, incluso a su mamá y a su hija de 13 años.

Luego de que su esposo murió, no tenía forma de mantenerse. Pedía dinero prestado a sus familiares para comer. La amapola cambió sus vidas.

Pero la caída del precio en 2018, acabó su sueño de salir de la pobreza. Ese año no pudieron vender su producción de goma de opio. Solo lograron su cosecha de maíz.

Este 2019, doña Cecilia esperaba que el precio volviera a su normalidad para vender su producción del año pasado y la poca que recolectó este año, pero no hubo alza del precio.

Doña Cecilia y el resto de las mujeres de esta familia desconocen para que utilizan la goma de amapola, solo saben que seis meses de trabajo les permite obtener dinero para una vida con menos penurias. Ahora ni eso tienen.

Pidieron al gobierno más proyectos para que salgan adelante familias que ante la falta de ingresos se dedicaron a la producción de amapola para mejorar un poco su forma de vida.

Este trabajo fue elaborado por el equipo de Amapola. Periodismo transgresor. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite su contenido.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *