Menú

Los rescatistas de Guadalajara que recuperaron una vida; a dos años del 19S

Los rescatistas de Guadalajara que recuperaron una vida; a dos años del 19S

Habían pasado 27 horas cuando los rescatistas tapatíos lograron sacar a Sergio del edificio colapsado en el que estaba atrapado. Atravesaron cinco niveles rompiendo y quitando los muros de lo que, hasta la mañana del 19 de septiembre del 2017, era un edificio en la esquina de Ámsterdam y Laredo de la colonia Hipódromo Condesa en la Ciudad de México.

A dos años del 19S, ésta es la primera parte de la historia de los bomberos de Guadalajara que le salvaron la vida a una de las personas que no lograron salir a tiempo de los edificios que se desplomaron con el sismo de aquel martes de septiembre.

Por Itzel Ximena Torres / @ximena_tra 

Fotos: Hector Guerrero / @mexhector

El 19 de septiembre del 2017, México conmemoraba a las más de 10 mil víctimas que fallecieron en el terremoto de 1985, y como si se tratara de una maldición, la alarma sísmica volvió a sonar. Exactamente a las 13:14, otro terremoto de 7.1 grados con epicentro en la zona limítrofe de Puebla y Morelos sacudió el centro del país, afectando principalmente a la Ciudad de México. 

369 personas de la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca fallecieron. Muchas de ellas atrapadas entre los escombros de los 44 inmuebles colapsados o con derrumbes (Animal Político 19 de octubre, 2017).  

Sin embargo, también hubo sobrevivientes que esperaron horas entre lozas de cemento para que los rescatistas llegaran por ellos. Así fue como el equipo de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas (USAR por sus siglas en inglés) de la Dirección de Protección Civil de Bomberos de Guadalajara dio con Sergio Ruiz Castillo. 

Este equipo, cuyas actividades van desde el rescate acuático, vertical y prácticamente en cualquier lugar en donde haya alguien atrapado, llegó a la Ciudad de México el miércoles 20 de septiembre en la madrugada.

En ese momento, asignaron al equipo de los más de “40 topos tapatíos”, un edificio de nueve niveles, del que en menos de un minuto solo quedó la planta baja. Eran departamentos que se habían derrumbado en la colonia Condesa, en la esquina de las calles Ámsterdam y Laredo de la colonia Hipódromo Condesa.

Metimos a uno de nuestros perros a que hiciera la búsqueda, él detectó que había una persona ahí. La encontramos a las cinco de la mañana y de ahí no nos separamos hasta que la sacamos a las cuatro de la tarde” explica Francisco Castellanos, líder del grupo USAR Guadalajara. 

Era Sergio. Entre las cosas que Francisco recuerda de él están sus quejidos, cómo decía que sentía dolor, que le faltaba agua, que no se sentía bien. Llevaba un día inmovilizado por los escombros, sin saber que cientos de personas a su alrededor esperaban su rescate. 

“Lo más difícil fue trabajar con las personas voluntarias. El civil es muy bueno trabajando, pero cuando no está bien orientado y capacitado, puede ser un peligro. Nosotros teníamos que convencerlos a ellos de lo que éramos capaces de hacer”, cuenta Francisco. 

Al final lo hicieron. Después de 11 horas de búsqueda sacaron a Sergio, y aunque él perdió una pierna por la compresión de la estructura que le cayó encima, su suerte fue mejor que la de su mamá y su tío. A ellos el equipo USAR de Guadalajara también los rescató, pero sin vida. 

En el mismo edificio también se encontraron los cuerpos de otras tres personas, por lo que en total fueron cinco los fallecidos en el lugar. 

El pasado 10 de septiembre, la jefa de Gobierno de de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum reconoció que aún hay 20 mil familias damnificadas en la capital del país, por el sismo de hace dos años. 

Han pasado dos años; sin embargo, Sergio y el grupo USAR todavía están en contacto. Él acompañó a los rescatistas de Guadalajara como invitado especial en la última Carrera de Bomberos, celebrada el pasado 11 de agosto. 

“Sí da emoción, da mucha paz el saber que esa persona que tú rescataste siguió con su vida. Así hayamos durado mucho en poderlo rescatar, está vivo y eso nada lo va a reemplazar”, dice Francisco. 

El día de hoy, 19 de septiembre, se realizará un macrosimulacro nacional a las 10 de la mañana como conmemoración de los sismos ocurridos y para poner en prueba la capacidad de respuesta de la población ante un desastre como los que ya han ocurrido.  

Al servicio de los tapatíos

El equipo de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas de Guadalajara va a cualquier lugar a donde lo llamen para rescatar personas atrapadas, pero desde su creación en 2002, su prioridad es Jalisco, pues de acuerdo con el Servicio Geológico Mexicano, es uno de los estados con mayor sismicidad del país. 

Eso se debe a la interacción de las placas oceánicas de Cocos y Rivera. Aunque el último terremoto de alto impacto sucedió en junio de 1932 con magnitud de 8.2 grados y epicentro en las costas de Colima y Jalisco.

Desde el 9 de agosto de este año, el grupo USAR de Guadalajara es el uno de los únicos cuatro equipos en todo México que tiene una acreditación nacional mediana, lo que indica que son completamente autosuficientes para asistir en cualquier tipo de desastre.

“Este es el camino correcto para ayudar a las personas cuando se encuentran más vulnerables. Sienten mucha confianza cuando un bombero se para a un lado. Ponen su vida en nuestras manos y saben que lo vamos a resolver”, dice Francisco Castellanos.  

Francisco Castellanos mostrando la acreditación nacional (Foto: Ximena Torres).

***

Mañana espera la segunda entrega de este trabajo conmemorativo del 19S; en ésta Sergio Ruiz Castillo nos narra lo que implicó  pasar varias horas bajos los escombros y qué lo que sintió al encontrarse con los integrantes de la Dirección de Protección Civil de Bomberos de Guadalajara, quienes lo rescataron con vida hace dos años.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *