Menú

¿Dónde está Fabby? Una lucha que persiste a tres años de su desaparición.

¿Dónde está Fabby? Una lucha que persiste a tres años de su desaparición.

Fabiola Regalado Guerrero, Fabby, como amorosamente la llama su familia, desapareció el 8 de febrero de 2017 a tan sólo unas cuadras de su casa en la Colonia Las Águilas en Zapopan, Jalisco. Desde ese día, Rosa María, su madre, y Arlen, su hermana, han encabezado su búsqueda porque se han cansado de esperar a que la Fiscalía del Estado de Jalisco, a través del Protocolo Alba, les dé alguna respuesta o algún avance del proceso de búsqueda.

Es más a tres años, los esfuerzos institucionales por buscar a Fabby se han reducido a las clásicas expresiones: “Tengamos fe y confianza, sí estamos investigando” y “Hacemos todo lo posible por encontrar a su hija”, siendo que los principales sospechosos de la desaparición, a decir de la familia Regalado, siguen libres y sin que la Fiscalía haga el mínimo esfuerzo por capturarles o por, mínimamente, llevarlas a rendir declaración.

Este 8 de febrero se cumplen tres años de la desaparición de Fabiola. Aquí el sentir de su familia que no cesa en buscarle.

Por Darwin Franco Migues / @DarwinFranco

-Le pido que me dé su voto de confianza, le aseguro que voy a encontrar a su hija… sólo denme chance.

-Los votos de confianza se me acabaron… se los di todos a Ustedes, pero nada me han devuelto.

Esto es parte del diálogo que Rosa María Guerrero, madre de Fabby, sostuvo con la titular de Protocolo Alba Jalisco, Ruth Virginia Morán Flores, quien en diversas ocasiones le ha solicitado a la familia Regalado Guerrero que le den: tiempo, paciencia y confianza; sin embargo, a tres años de la desaparición de Fabby, las palabras ya valen muy poco frente a las nulas acciones que se han derivado de las cientos de promesas que funcionarios públicos de la Fiscalía del Estado de Jalisco les han hecho para “ahora sí” encontrar a la joven que este 8 de febrero cumple tres años de haber sido desaparecida.

Al interior de la casa donde se espera el regreso de la joven de ahora 25 años, las decenas de fojas que conforman el expediente de investigación y búsqueda de Fabiola Monserrat Regalado Guerrero yacen sobre el sillón. En ellas se notan las horas de lectura y análisis que Rosa María ha dedicado; marcas de colores indican hechos relevantes que no han sido investigados, así como también señalan las irregularidades cometidas en la integración del expediente.

Todo esto se acompaña de notas y recordatorios que la familia ha hecho para no olvidar ni dejar de insistir a quienes dicen investigar su caso en aquellos elementos consideran importantes para encontrar a Fabby, pero que funcionarios de la Fiscalía del Estado de Jalisco dicen que son dificilísimos de conseguir.

Esto que parece imposible de conseguir son los estados, saldos y movimientos que se han tenido en la cuenta de banco de Fabby, misma que sigue activa a pesar de su desaparición y que Rosa María pide que se investigue porque ahí puede existir un rastro que los lleve al actual paradero de su hija:

“Yo trabajé por más de 25 años en un banco y perfectamente sé que si piden las cosas de manera adecuada no sólo nos pueden dar estos documentos, sino también otros datos relevantes como: desde dónde se hacen los depósitos, por qué cantidades, dónde es que se cobran y cuánto dinero aún se mueve en la cuenta de mi hija y lo más importante quién o quiénes son las que realizan esos depósitos y retiros”.

Rosa María y Arlen sostienen la lona de búsqueda de Fabby (Foto: Los Rostros de la Desaparición en Jalisco).

Cuando Fabiola Regalado Guerrero fue desaparecida, ésta residía en la colonia Las Águilas; ahí compartía la casa con otras tres personas (dos mujeres y un hombre); sin embargo, tras su desaparición es poco lo que se sabe de ellos y es poco lo que la Fiscalía ha hecho para localizarlos, como ha sostenido en múltiples ocasiones Rosa María. Lo que hoy saben, tras una petición de antecedentes penales solicitada a la Fiscalía General de la República es que estas tres personas tienen en Guerrero antecedentes y denuncias por su presunta participación en delitos como: trata, robo de identidad y secuestro.

“Ellos fueron los últimos en verla; ellos fueron quienes después de su desaparición tuvieron en su carro; ellos fueron los que comenzaron a decir que Faby no estaba desaparecida sino que se había ido de viaje. Yo creo que ellos saben qué pasó con mi hija, pero en la Fiscalía no los han investigado. Imagínese andan por ahí libres y mi hija todavía sigue desaparecida, pero eso sí me dicen todo el tiempo que ya casi van a ir por ellos”.

Lo contado por Rosa María es una de sus máximas exigencias, pero también uno de sus principales miedos porque quienes asegura se llevaron a su hija siguen libres y, a su parecer, son sujetos intocables:

“Cómo se explica uno que no les hagan nada, pese a que ya nos dijeron en una presentación que se nos hizo en el área de Análisis y Contexto de la Fiscalía en Desapariciones que en ellos recaían las principales sospechas de la desaparición de mi hija y ni así han hecho nada”, precisó la madre de Fabby.

Y es que resulta difícil pensar en un trabajo coordinado para localizar a Fabby cuando en tres años su familia ha tenido cinco ministerios públicos, media decena de policías investigadores y un par de funcionarios a los que les asignaron su caso hace un año y a quienes no conocen porque éstos no han tenido siquiera la decencia de presentarse con la familia ni de darles alguna información sobre lo que supuestamente están investigando.

Desde que Fabby fue desaparecida el 8 de agosto de 2017, la cantidad de mujeres que se han reportado como desaparecidas en Jalisco es alarmante, pues según datos del Sistema de Información de Víctimas de Desaparición en Jalisco, en el estado están actualmente desaparecidas 1,077 mujeres; el 51 por ciento de éstas desapareció en los últimos tres años. Una de estas mujeres que fue desaparecida y aún no es localizada es Fabiola Monserrat Regalado Guerrero.

“Yo lo que pido a las autoridades es que hagan caso a nuestras demandas y que ya no nos hagan falsas promesas, yo lo que quiero son acciones concretas que me lleven a encontrar a mi hija… yo creo que ella está viva y por eso no me cansaré de insistir en que sigan las pistas del dinero porque creo que eso nos llevará a Fabby… ya no tengo voto de confianza que dar a las autoridades se los han acabado todos, pero sí tenemos en  la casa mucha fe en que habremos de encontrar a Fabby”.

***

Para compartir alguna información sobre el paradero de Fabiola Monserrat Regalado Guerrero su familia ha creado el siguiente perfil de Facebook: https://www.facebook.com/sebusca.fabbyguerrero.7

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Únete a nuestra “Campaña de Fondeo”.

Datos para realizar donaciones.

Instagram

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Tweets recientes