¿Cómo nos relacionamos con nuestra comunidad y con la Tierra?

En el marco del Día Internacional de la Madre Tierra, diversas conferencias virtuales se llevaron a cabo en distintas plataformas, adaptándose a la contingencia sanitaria que se vive por el COVID-19, una de ellas fue el foro virtual: “Celebrando el Festival de la Tierra en casa: Alternativas hacia el Buen Vivir”, organizado por el colectivo Festival de la Tierra.

Por Eric Sandoval/ @eric20san

En el marco del Día Mundial de la Tierra, el foro virtual “Celebrando el Festival de la Tierra en casa: Alternativas hacia el Buen Vivir” abordó -a través de la voz y experiencia de diversos panelistas- cuál es la relación que tenemos con el planeta mediante temas como: Salud y medicina tradicional, bio-construcción y ecotecnias, economía solidaria, arte y cultura y agroecología.

La actividad, realizada este 22 de abril a través la plataforma YouTube; tuvo como principal objetivo “compartir lo que ya está saliendo bien”, como lo precisó Javier Curiel, uno de los panelistas invitados.

La primera participante fue Eldelmira Salazar, ella habló sobre cómo la Madre Tierra brinda la medicina tradicional utilizada desde hace siglos para tratar las enfermedades del ser humano: “Nos toca a nosotros regresar a nuestras raíces y a nuestra cultura mexicana”, dijo al refiriéndose a plantas y frutos específicos como: las hortalizas, clorofila, cítricos, hierbabuena, y otras semillas que son fáciles de tratar en las casas y tienen un beneficio en el cuerpo humano.

Después tomó la palabra Javier Reyes Curiel, quien utilizó su tiempo para hablar sobre cómo podemos trabajar en nuestra casa y en nuestro planeta. En su experiencia dentro de comunidades indígenas y campesinas en México y demás países centroamericanos, descubrió una alternativa dentro de la construcción: La bio-construcción. Implementando dentro de ellas ecotecnologías, que define como: “reparar esos eslabones rotos que se han dañado por no verlo como un sistema”, otorgando como ejemplo: el tener un sistema de captación de agua de lluvia, composta, un panel fotovoltaico, o hasta una ventana bien orientada.

Vino el turno para Ángeles Ortíz que platicó de “la tierra en tiempos de crisis”; es decir, la agroecología. Mencionó que la agroecología garantiza la seguridad alimentaria de sus comunidades, donde sus principios son “su perspectiva con equilibrio ecológico para producir y entender que el suelo es un organismo vivo, dinámico y sistemático”.

Producir alimentos sanos y ecológicos, priorizar la fertilidad de las plantas y la nutrición del suelo, son algunos de los objetivos del término agroecología que, afirma, Ángeles, es fácil empezar en casa con compostas.

Siguió Sandra González, quien habló del arte y la cultura como medio de expresión: “A veces se nos facilita comunicar lo que no podemos decir con palabras, través de la música, la pintura, la danza”. Piensa que en este confinamiento social por el COVID-19, el arte puede jugar un papel muy importante para las personas, y para la convivencia en familia, priorizando a las niñas y niños, quienes no tienen fácil la adaptación a la cuarentena.

El último turno fue Rosario Anaya Corona, quien planteó la idea de las economías solidarias, como una idea que surge desde la revolución industrial en Europa; una “economía alterna” que tiene que ver con la reproducción de la vida; un ejemplo de esto son: las cooperativas de consumo, el intercambio de bienes o servicios, compra de donación, y otras acciones que se han impulsado durante la pandemia. La economía solidaria, concluyó, “no tiene reglas, no tiene fórmulas, sólo es sacar el corazón para cambiar la realidad”.

Al final de las ponencias, Javier Rodríguez, integrante del colectivo Festival de la Tierra, aprovechó el momento para aclarar que el objetivo del festival no se cierra sólo a unos cuántos días, sino que aprovechan el Día de la Tierra para mostrar las acciones que durante todo el año se realizan con éxito, así que hizo un llamado a que las personas comiencen a hacer algo para ayudar al plantea desde casa durante esta cuarentena.

Comparte

Eric Sandoval
Más tapatío que la torta ahogada. Serio y comprometido con las distintas luchas sociales y con su labor periodística. Cubre conflictos ambientales, movimientos urbanos y personas desaparecidas. Ganador del Premio Jalisco de Periodismo 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer