Menú

1 de mayo: La Industria Electrónica se aprovecha de la crisis sanitaria para violentar los derechos de sus trabajadores

1 de mayo: La Industria Electrónica se aprovecha de la crisis sanitaria para violentar los derechos de sus trabajadores

“En estas últimas semanas hemos visto cómo los empresarios están aprovechándose de la crisis para violentar los derechos de las y los trabajadores” afirmó en un comunicado la Coalición de Extrabajadoras (es) y Trabajadoras (es) de la Industria Electrónica Nacional (CETIEN) en el marco del 1 de mayo, Día del Trabajo.

De acuerdo con sus señalamientos, los sueldos de las y los trabajadores se han disminuido, les han quitado vacaciones, prestaciones de ley como el fondo de ahorro y a quienes decidan negarse o exponer su inconformidad, las empresas amenazan con despedirles.

Además, han señalado que, amparándose en el hecho de manufacturar “productos esenciales” durante la contingencia sanitaria por COVID-19, varias de las fábricas de este ramo en el estado de Jalisco, permanecen abiertas produciendo “a pesar de que ponen en riesgo a miles y miles de trabajadoras y trabajadores”.

Si bien, algunas de las acataron las disposiciones oficiales sobre “descansar” al personal que perteneciera a los grupos vulnerables durante la pandemia, están siendo llamados nuevamente a trabajar.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

Luego de la declaración de la emergencia sanitaria nacional por la pandemia del coronavirus, el pasado 30 de marzo, así como, tras la publicación del ACUERDO oficial donde se ordena la suspensión inmediata de las actividades no esenciales en el país, el día 2 de abril, a través de una rueda de prensa virtual, el Secretario de Desarrollo Económico de Jalisco, Ernesto Sánchez Proal, declaró que “más o menos la mitad de la capacidad de las empresas de la Industria Electrónica en el estado, se dedica a (manufacturar) equipo muy relacionado con telecomunicaciones o equipo médico” situación por la que, justificó que podrían seguir trabajando.

Asimismo, declaró que, la medida que se había tomado hasta entonces era: “disminuir al mínimo el personal de las líneas (de producción) (dedicadas) exclusivamente a estos productos”, por lo cual afirmo:

“Las líneas que no están involucradas en estos nichos especiales, ya las deshabilitaron y la gente no está yendo a trabajar en esos productos no esenciales; sin embargo, una proporción significativa de su capacidad está en los productos especiales”.

Sin embargo, a través de la Coalición de Extrabajadoras (es) y Trabajadoras (es) de la Industria Electrónica Nacional (CETIEN), se habría puesto en evidencia que las acciones llevadas a cabo hasta ese momento por las empresas no eran suficientes para acatar con responsabilidad el mandato oficial de aislamiento social y evitar poner en riesgo la salud del personal de producción, así como, de la población, ante una posible propagación de la enfermedad por contagio.

Ya en aquel momento, habían denunciado que algunas empresas se encontraban condicionado el derecho a vacaciones de los empleados para aquellos que optaron por quedarse en sus casas en medio de la contingencia y no formaran parte de los llamados “grupos vulnerables”; otras más, expusieron que, se habían aprovechado del contexto de incertidumbre para bajar los salarios.

Un mes después, en el marco del 1 de mayo, Día del Trabajo, la CETIEN ha hecho público un comunicado donde señala que los empresarios representantes de la Industria Electrónica en Jalisco siguen “aprovechándose de la crisis (sanitaria) para violentar los derechos de las y los trabajadores, bajar sueldos, quitar vacaciones y algunas prestaciones, como el fondo de ahorro” y según han precisado, a aquellos que se nieguen o expongan su inconformidad, son amenazados con despedirles.

Al respecto, han manifestado que los representantes de la industria y administradores de las fábricas “alegan que hacen productos esenciales y por eso siguen abiertas produciendo a pesar de que ponen en riesgo a miles y miles de trabajador@s”; sin embargo, advierten: “sabemos cómo clase trabajadora que realmente son muy pocos los que si estarían en este caso”.

Han denunciado con ello, que algunas de las fábricas han hecho documentos “para justificar que permanecen abiertos”. En este caso, empresas como Sanmina, dieron a sus trabajadores y trabajadoras una hoja donde “les ampara para seguir laborando”; en la empresa Jabil, la cual hace un mes fue señalada por el personal de no cumplir con las medidas sanitarias oficiales y por ocultar información sobre la muerte de un presunto trabajador de su fábrica en Zapopan, “hizo una etiqueta para los gafetes donde se justifica para seguir trabajando, porque la Secretaria de Desarrollo Económico les dio el Visto Bueno”, señalaron.

Por otro lado, manifiestan que Flex antes llamado Flextronics, empezó a bajar salarios desde el 25% hasta la mitad al personal que ganara más de 15 mil pesos mensuales y los descansarían sin goce de sueldo, además de quitarles también la prestación del fondo de ahorro”.

Por otro lado, exponen que, aquellas trabajadoras o trabajadores que fueron “descansados” porque durante la contingencia pertenecen a los grupos vulnerables por tener alguna enfermedad crónica, están siendo llamados para avisarles que “ya se les venció el plazo y deben regresar” y que, sólo tienen dos opciones: “siguen en cuarentena, pero con su salario al 60%, sin bonos y prestaciones, o regresan con su salario normal y prestaciones a pesar de que estén en riesgo”.

Otras dos empresas, Continental y Usi, (las cuales cuentan con menor personal) asegura la CETIEN, “hasta el momento han demostrado mayor responsabilidad ante esta crisis”, descansando a su personal y manteniéndoles fuera de riesgo “respetando lo que se decretó en el DOF (Diario Oficial de la Federación) por el gobierno federal”; no obstante, precisan que, en Continental “laboran pocas personas del almacén con malas condiciones (sin comedor, transporte, aire acondicionado)” y en el caso de Usi, la empresa “descansó a su personal con el salario mínimo”.

Finalmente, la CETIEN denuncia que la empresa Sanmina ha enviado a sus trabajadores y trabajadoras un memorándum “con ciertas medidas de austeridad” y “justificándose y respaldándose en la crisis”, a través del cual se ha decidido quitar al personal su fondo de ahorro durante los meses de mayo y julio:

Sanmina, Flex, Jabil, entre otras, sabemos que son empresas trasnacionales. Estas empresas reportan ganancias por millones de dólares, y los pisos de producción mantienen a la clase trabajadora con salarios muy bajos, en donde ahora, además quieren recortar tus derechos justificándose en la crisis sanitaria actual” expusieron.

La CETIEN ha llamado a las y los trabajadores de la Industria Electrónica a reconocer que “los derechos laborales son irrenunciables” y se encuentran protegidos tanto por la Ley Federal del Trabajo, como por la Constitución Política de México; por lo que, afirmaron “si te obligan a firmar, sólo escribe que no estás de acuerdo”: 

“Recordemos que según las publicaciones emitidas a través del Diario Oficial de la federación (DOF) las empresas electrónicas no pertenecen a ningún giro esencial y por lo tanto tú deberías de estar resguardado en casa por la cuarentena con goce de sueldo.

Hagamos valer nuestros derechos, solo escribe NO ESTOY DE ACUERDO sobre la línea que pretenden hacerte firmar, las prestaciones bajo las cuales laboraban no deben cambiártelas a menos que tú estés de acuerdo y tus derechos son irrenunciables. NO FIRMES NADA”.

La Coalición de Extrabajadoras (es) y Trabajadoras (es) de la Industria Electrónica Nacional (CETIEN), exige al Estado mexicano y a quienes encabezan este ramo de producción en el país, el respeto al derecho a la vida, a su salud y a sus derechos laborales, así como a que “paren todas estas acciones arbitrarias en contra de la clase trabajadora”. 

¡La unión hace la fuerza, unámonos!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *