La vulnerabilidad en la que trabajan quienes no deben laborar: niñas, niños y adolescentes trabajadores en riesgo durante pandemia por COVID-19

En el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, el Colectivo Pro Derechos de la Niñez A.C. (CODENI) expone la necesidad de otorgar una mejor atención para las niñas, niños y adolescentes (NNA) trabajadores, ya que ante la pandemia por COVID-19, y sus múltiples consecuencias sociales y económicas, se ven en la necesidad de permanecer en casa durante el aislamiento en un ambiente de violencia.

Por: Samantha Anaya

Ilustraciones: Tito Martínez

Las niñas, niños y adolescentes (NNA) se ven obligadas y obligados a pausar sus estudios para apoyar económicamente a sus familias y trabajar largas jornadas, sin las condiciones de seguridad y salubridad que son indispensables por la pandemia, manifiesta en un comunicado el Colectivo Pro Derechos de la Niñez A.C. (CODENI), en el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil.

Las familias que dependen del comercio informal y que acompaña CODENI dentro del Área Metropolitana de Guadalajara, se ven en la situación de dedicarse a la venta de cubre bocas en espacios públicos, y otras más realizan trabajos de construcción, carga y limpieza, acompañadas y acompañados por sus hijas e hijos, advierte la organización.

De acuerdo con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la crisis económica derivada del Coronavirus provocará que hasta 86 millones de niños y niñas caigan en condiciones de pobreza alrededor del mundo. Mientras que, el porcentaje de aumento de la pobreza calculado para los países de América Latina es del 22%.

Miguel Ángel Preciado López, trabajador social de CODENI A.C., menciona que uno de los principales problemas que afectan a este sector de la población desprotegido -a causa de la falta de políticas públicas que les apoyen-, es el aumento de la deserción escolar de las niñas, niños y adolescentes trabajadores. Además, precisa que, en muchos de los casos las familias no tienen la posibilidad de otorgar una alimentación básica, por lo que, los NNA requieren incorporarse a actividades laborales para apoyar a sus madres y padres:

“También se han visto afectados por la gran cantidad de tiempo que pasan solos en casa mientras mamá y papá salen a trabajar; existe un descuido que los expone a diversas situaciones de riesgo, además que terminan desempeñando trabajos domésticos y de cuidados con otros niños”, manifestó Preciado López.

CODENI A.C. hace un llamado para que las autoridades en el estado y la federación subsanen la falta de programas de protección social, políticas fiscales solidarias y de empleo temporal, que sean capaces de proteger y garantizar el derecho a la educación para la niñez y la adolescencia; así como se ofrezcan vías de apoyo para la economía de sus familias y que, de esta manera, ellas y ellos sean quienes decidan. Además, frente al contexto de contingencia sanitaria por la pandemia, solicitan sobre todo que se garantice el acceso a los servicios de salud.

Comparte

Samantha Anaya
Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer