Menú

¡Justicia para el bebé Aldebarán! Murió en 2018 por negligencias y descuidos en guardería privada de Zapopan

¡Justicia para el bebé Aldebarán! Murió en 2018 por negligencias y descuidos en guardería privada de Zapopan

La familia de Aldebarán, bebé de 9 meses que murió en septiembre de 2018 mientras se encontraba bajo el cuidado del personal de la guardería privada Cre-Ser en Zapopan, exige justicia a casi dos años de que las autoridades de la Procuraduría de Protección a la Niñez en Jalisco, abrieran una carpeta de investigación oficiosa por su muerte.

Cuestionan que hasta el día de hoy no exista ninguna persona sancionada, ni quienes eran sus cuidadores en ese momento, ni tampoco de la dueña de la estancia infantil privada, Marizel “N”.

Piden a las autoridades, tanto al Presidente Municipal de Zapopan, Pablo Lemus, como al Gobernador del estado, Enrique Alfaro, sean empáticos con el caso e instruyan al personal encargado para que agilice los procesos de justicia para que ningún otro niño, niña o bebe sufra lo que Aldebarán y sus seres queridos.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal y Darwin Franco / @darwinfranco

Aldebarán tenía 9 meses y apenas tres semanas de haber ingresado a la guardería privada Cre-Ser; nació con labio leporino y paladar hendido, una de las patologías craneofaciales congénitas más frecuentes en México, se estima que uno de cada 750 recién nacidos vivos lo padece.

Su familia había decidido que Cre-Ser era la mejor guardería para él, su dueña Mariazel “N” les habían garantizado que “los bebés eran cuidados por maestras altamente calificadas” y que recibirían “estimulación temprana”, además de “contar con un circuito cerrado para el mejor control sobre las salas” y “todas las medidas de seguridad y protección para los bebés”.

Cuando Aldebarán ingresó a Cre-Ser ya había sido operado del labio y utilizaba una prótesis en su paladar, por lo que, el único “cuidado extra” que debían tener sus cuidadoras -respecto a otros bebés, niñas y niños a su cargo- era que él tenía que comer sentado.

Sin embargo, aquel 13 de septiembre de 2018, Aldebarán murió por broncoaspirar su propio vómito, dejando en evidencia que los bebés en esta guardería privada “no eran cuidados de ninguna manera”, así lo denunció su familia a través de un pronunciamiento público a las afueras de Ciudad Niñez, el pasado domingo 5 de julio, a casi dos años de los indignantes hechos.

“Las maestras los ignoraban por completo, ellas perdían su tiempo en el celular, haciendo otras cosas o simplemente los dejaban solos varias horas. Cuando estaban con algún bebé lo trataban con brusquedad, lo levantaban o acostaban sin el menor cuidado, los dejaban solos en la cuna con el biberón, sin cuidar que estuvieran bien y que no se presentara ningún problema, no los ponían a eructar para que el bebé sacara el aire de su pancita, lejos de estimularlos, los inmovilizaban con unas sábanas, envueltos, de modo que el bebé no podía hacer nada, y por si fuera poco les encimaban un cojín en su cuerpo”.

Narra el documento expuesto por su tía Edith, quien asegura que todo lo anterior fue comprobado y documentado en los videos de las cámaras del circuito cerrado que permanecían en las instalaciones.

Bebé Aldebarán “murió solo, triste, violentado, sin saber cómo era posible que se estuviera asfixiando con su propio vómito y él sin poder hacer nada porque lo tenían amarrado, si que su familia que tanto lo amábamos supiéramos por todo lo que paso durante tres semanas hasta su muerte”.

De acuerdo con la entrevista ofrecida por sus familiares a ZonaDocs, la dueña de la guardería Cre-Ser, Mariazel “N” intentó atribuirle la responsabilidad exclusiva a la persona que en ese momento se encontraba a cargo del cuidado de Aldebarán y de los otros cuatro bebés que se encontraban en la sala, obviando que ésta es compartida al ser la representante legal de la estancia infantil privada.

Asimismo, el personal ocultó la real causa de muerte de Aldebarán, asegurando que había sucedido durante la hora de la comida y no mientras se encontraba acostado en una cuna sin vigilancia o cuidado alguno. Con ello, denuncia su familia, el expediente interno del bebé fue manipulado, en éste se establecían las “indicaciones” que debían seguirse para su cuidado:

“Cuando comenzó la investigación, resultó que la dueña se había llevado el expediente a su casa, mismo que mostraba alteraciones, le faltaban las hojas”.

Edith, tía de Aldebarán, durante la lectura del pronunciamiento a las afueras de Ciudad Niñez en Guadalajara.

Si bien, advierte Edith “al día siguiente de la muerte de mi sobrino el comandante estrechó su mano a mi familia diciéndole que de haber culpables, él se encargaría de que les cayera todo el peso de la ley”, hasta el día de hoy ninguna persona ha sido sancionada.

Y es que, la Procuraduría de Protección a la Niñez inició una carpeta de investigación oficiosa, pero, a casi dos años de su apertura, la familia del bebé Aldebarán aún no tiene una copia y tampoco avances.

“¿Acaso la ley no tiene peso ante el asesinato de un bebé de nueve meses de edad? ¿Acaso el dinero o las influencias hicieron desaparecer ese peso? ¿O acaso la ley no existe parra hacerle justicia las personas más indefensas de la sociedad?” se cuestionan quienes aman y extrañan la presencia y las risas del bebé Aldebarán.

Al respecto, advierten que “existen pruebas suficientes del delito de homicidio”, pero que hasta ahora “no se procede en contra de las culpables”. En ese sentido, señalaron que “al principio se les hizo creer que la dueña de la guardería y sus empleadas tenían arresto domiciliario, pero después resultó que ni siquiera estaban acusadas”, sólo se encontraban en “calidad de testigos”.

Luego de los lamentables hechos, la guardería Cre-Ser fue clausurada; sin embargo, “al poco tiempo el sello estaba violado y hace poco liberaron la propiedad”, denunciaron.

Por todo lo anterior, han solicitado al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez que empatice con el caso e instruya al personal de la Procuraduría de Protección a la Niñez en el estado para que agilice los procesos de justicia para Aldebarán y para que ningún otro niño, niña o bebe sufra lo que él sufrió.

A la par, y ya que esta guardería privada operaba en el municipio de Zapopan, han cuestionado al Presidente Municipal, Pablo Lemus Navarro: “¿Qué clase de ciudad de los niños es ésta?”, una donde no se vigila que se cumplan con los criterios de seguridad en los espacios públicos y privados destinados para su cuidado (estancias infantiles y guarderías), y donde tampoco, existe justicia para quienes han sido víctimas de sus negligencias y omisiones.

A la sociedad, a las madres y padres que tienen a sus hijos e hijas en guarderías, la familia del bebé Aldebarán les invita a que “soliciten un sistema de video donde puedan tener acceso todo el tiempo desde sus celulares, y que cualquier cosa extraña que noten en sus bebés, sea motivo de investigación”.

Salvemos más bebés de ser víctimas de estas tragedias, ¡Justicia para bebé Aldebarán!

#EnVivo Pronunciamiento y exigencia de #JusticiaParaAldebarán bebé de 9 meses que falleció en la guardería Cre-Ser en Zapopan, por el descuido y negligencia de sus cuidador@s .

Publicado por ZonaDocs en Domingo, 5 de julio de 2020

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *