Niega Fiscalía de Jalisco participación en desaparición forzada de comerciante de Tonalá

A pesar de que la familia de Carlos Javier Flores, de 47 años, denunció públicamente que éste fue víctima desaparición forzada cometida por elementos de la Policía del Estado y la Fiscalía del Estado de Jalisco; el Fiscal General, Gerardo Octavio Solís, negó categóricamente que elementos de su corporación o de la Secretaría de Seguridad Pública hayan participado en la desaparición que ocurrió el 8 de agosto a las 12 horas en la colonia San Gaspar en el municipio Tonalá.

Acusó, además, a la delincuencia organizada de ser responsables de los hechos y de usar vehículos y uniformes apócrifos para realizar estos delitos que ya están investigando a fondo para localizar con vida al comerciante que fue, lamentablemente, desaparecido. Familiares de Carlos Javier piden que no desechen la desaparición forzada como una línea de investigación.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

“Me confirman y se descartó la posibilidad de que fuera personal de alguna corporación policiaca, incluso de esta propia Fiscalía. La línea de investigación que surgió en ese momento, no queremos descartarla al 100%… se presume que ese vehículo pertenece a una célula de la delincuencia organizada”,

Fueron las palabras que empleó el Fiscal General de Jalisco, Gerardo Octavio Solis, para deslindar a las autoridades de seguridad de Jalisco de toda responsabilidad en la desaparición forzada de Carlos Javier Flores, de 47 años; la cual ocurrió el medio día del 8 de agosto en la colonia San Gaspar en el municipio de Tonalá.

Carlos Javier, como se puede observar en diversos videos de cámaras de seguridad, fue sacado de su tienda tienda de abarrotes por hombres armados y encapuchados que se identificaron como elementos de la Policía del Estado y la Fiscalía; al ingresar a su negocio mencionaron su nombre completo y le pidieron que saliera para que le pudieran realizar una “revisión de rutina”.

Sin embargo, lo que ocurrió es que a Carlos lo subieron a una camioneta negra, tipo RAM, con placas oficiales JR-94, los últimos digitos no pudieron ser apuntados por la familia de Calos porque estaban tapados con cinta. A partir de este momento, se desconoce su paradero.

Tras hacer públicos los videos de su detención arbitraria, familiares de Carlos Javier Flores no han dejado de insistir en la participación de policías estatales en su desaparición y en el hostigamiento posterior que vivieron cuando éstos regresaron a la tienda para exigir todo el material videográfico, mismo que fue negado por hasta no saber a dónde fue se que llevaron a Carlos Javier.

En conferencia de prensa, Solís Gómez aseguró que en coordinación con la Secretaría de Seguridad de Jalisco realizaron la búsqueda de la camioneta que aparece en los videos, así como un rastreo para identificar a los cuatro sujetos que aparecen en la grabación; la conclusión a la que llegaron fue que ni el vehículo ni los hombres pertenecen a las fuerzas de seguridad pública.

Sobre las vestimentas empleadas para cometer este crimen, el Fiscal General señaló que no sería la primera ocasión que la delincuencia organizada utiliz vechículos y vestimenta apócrifa de las corporaciones de seguridad:

“en cateos hemos localizados chalecos, camisolas, botas tácticas, incluso, con logotipos y leyendas alusivos a alguna corporación municipal y estatal o federal, es parte de la estrategia que siguen estos grupos criminales para pasar medianamente desapercibidos”.

La reacción de la familia de Calos Javier Flores a la rueda de prensa dada por el Fiscal General, Gerardo Octavio Solís, y el Secretario de Seguridad Pública, Juan Francisco Bosco Pacheco, fue la siguiente:

“Lo que no señalaron en la rueda de prensa es que las placas de la Ram negra donde se llevaron a Carlos tenían los números JR-94, los otros números no los pudimos observar porque estaban tapados con cinta y hasta donde hemos averiguado se trata de un vehículo oficial… sobre eso es que pedimos una explicación que hasta ahora no nos han dado en Fiscalía”.

Comparte

Darwin Franco
Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer