Coamil Federalismo: milpa, compostaje y apropiación comunitaria del espacio público

30 septiembre, 2020

El camellón de la Calzada Federalismo a la altura de Francisco Zarco enraíza un proyecto comunitario que ha convocado a vecinos desde el temporal del 2016. Entre el ir y venir de los autos que transitan una de las principales avenidas de Guadalajara, se encuentra el Coamil Federalismo, proyecto impulsado en sus comienzos por el colectivo La Danza de la Palabra y sostenido actualmente por vecinos de los barrios aledaños (Santuario, Sagrada Familia, Capilla de Jesús, Artesanos, Centro Barranquitas entre otros). 

Con la consigna “Reducción de residuos, incremento de barrio” juntas y juntos, desde hace poco más de cuatro años, buscan generar conciencia y cultura sobre los residuos compostables, el trabajo comunitario para la siembra dentro de la ciudad y la apropiación de los espacios públicos.

Texto y foto por Christian Cantero / @ChristianChMalv

Coamil Federalismo es un proyecto que consiste en la  apropiación colectiva de un segmento del camellón de una de las avenidas principales de la ciudad de Guadalajara. En éste se siembra anualmente un sistema agroecológico endémico de Mesoamérica, que incluye: maíz, frijol y calabaza como base. En el caso del Coamil Federalismo también se siembra girasol para atraer polinizadores y darle una estética alegre al espacio.

“Es un proyecto netamente barrial, lo mantenemos vecinos y personas de otras colonias que sus residuos en el compostero; además, participan en las cuadrillas (…) lo que busca el proyecto también es eso, enlazar gente y hacer comunidad a partir de un espacio público poco convencional y problematizar; ¿a quién pertenecen los espacios y cómo se pueden utilizar y aprovecharlos? Para nosotros no sólo es pasar por aquí, sino también aprovechar el espacio haciendo comunidad a partir de un compostero que genera composta para todos y una milpa que nos hace ver la importancia que tiene el maíz y el campo para la ciudad” explicó sobre la importancia y enfoque de estos proyectos Antonio Aguirre, miembro del colectivo Danza de la Palabra y Coamil Federalismo

Por su parte, Eduardo Villalpando, miembro del colectivo Danza de la Palabra y Coamil Federalismo, habló sobre la resistencia y el trabajo que han tenido que realizar para mantener el espacio vivo entre las personas de la comunidad que están a favor o en contra; incluso, de las dependencias de gobierno, como Parques y Jardines, quienes derribaron y cortaron las milpas y la siembra durante los primeros años de este colectivo.

“Primero fue la acción de Parques, en tumbar la milpa (los primeros años) y nosotros en respuesta volvíamos a plantar y sembrar, también generamos pequeñas campañas de visibilización del espacio y buscamos a las personas del  Ayuntamiento para pedirles que no la tumbaran. Aunque fueron inaccesibles por varios años, como dos o tres años, llegamos al acuerdo de que ellos no iban a tocar el espacio, eso fue a partir del 2019 y han respetado”.

Sin embargo, señalaron al respecto que aún está pendiente el acuerdo por escrito. 

Así mismo, compartieron que la comunidad y las personas que viven en los barrios aledaños, se han integrado a las cuadrillas de mantenimiento del compostero y asisten a los eventos que organizan,aunque eso no impide que algunas personas transeúntes se roben los girasoles.

Una de las cosas que resaltan en el proyecto, es la integración o participación de personas que son lejanas al compostero y que llegan en la búsqueda de un tratamiento más ecológico para sus residuos, así como, por la falta de opciones o lugares como este.

Es por todas estas razones que, quienes integran el proyecto, se sienten esperanzados y esperanzadas, motivados y motivadas para continuar con las enseñanzas y el apoyo que permitan la creación de más espacioscomo éste en diversos puntos de la ciudad.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Christian Cantero

Estudié periodismo con resaca de injusticia e intenciones de narrar historias que nos demostraran lo contrario. Escribo sobre la comunidad LGBT+, las protestas sociales y sobre cultura... aunque lo mío lo mío sea el fotoperiodismo, los perritos y los videojuegos.

Quizás también te interese leer