Pese a vinculación a proceso de dos policías por el delito de desaparición forzada, aún no hay información del paradero de los hermanos Camarena

#HastaEncontrarlos

José de Jesús Martínez Camarena, Oswaldo Javier Ávalos Camarena, Tonatiuh Ávalos Camarena y Ernesto Padilla Camarena fueron desaparecidos de manera forzada por policías municipales de Ocotlán, Jalisco, alrededor de las 10:30 del 19 de diciembre de 2019; un año y cuatro meses después un juez ordenó la vinculación a proceso por el delito de desaparición forzada de dos de los cinco policías involucrados.

Lamentablemente, los ahora vinculados a proceso no han dado información para la localización de los hermanos Camarena, ni han aportado pistas para encontrar a los tres policías municipales que también estuvieron involucrados en los hechos y que, hasta el día de hoy, siguen prófugos de la justicia.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

Foto portada: Mario Marlo / @MarioMarlo

Tras encontrar datos suficientes que permiten presumir la participación de dos policías municipales de Ocotlán, Jalisco, en la desaparición forzada de José de Jesús Martínez Camarena, Oswaldo Javier Ávalos Camarena, Tonatiuh Ávalos Camarena y Ernesto Padilla Camarena -ocurrida el 19 de diciembre de 2019 en dicho municipio-, un juez decidió vincularlos a proceso y otorgarles un año de prisión preventiva por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de desaparición forzada.

Esta determinación judicial se da luego de que ambos ex policías fueran detenidos el pasado 13 de abril por elementos de la Fiscalía del Estado de Jalisco, y como resultado de la audiencia de vinculación a proceso que se realizó el 19 de abril en el Juzgado de Control y Oralidad de Ocotlán, instancia que en el pasado ya había rechazado la orden de captura de los cinco policías municipales involucrados en la desaparición de los cuatro hermanos.

Lamentablemente, esta vinculación a proceso sólo pudo darse a dos de los cinco policías involucrados, pues el resto pese a tener órdenes de captura, no han sido detenidos.

En los últimos tres años, como informó el periodista Víctor Chávez, se han señalado a 120 policías de Jalisco por su presunta participación en la desaparición forzada de personas; de éstos, sin embargo, sólo 51 policías han sido vinculados a proceso y sólo a tres se les ha dictado una sentencia condenatoria.

Esto significa que sólo, el 2.5% de los policías señalados por participar en la desaparición forzada de personas en el etsado han sido sentenciados; el 42.5% han sido vinculados a proceso y el resto, el 55%, ni siquiera han sido detenidos.

“Lo que queremos es que nos digan dónde están”

Lo más preocupante, a pesar del discurso triunfante de la Fiscalía del Estado de Jalisco por estos “resultados”, es que las detenciones de policías no han permitido la localización de las personas que desaparecieron; tal y como pasa ahora con los hermanos Camarena, pero como también ocurrió con los policías municipales de Autlán de Navarro detenidos por la desaparición forzada de Juan Meléndrez Luna, José Ángel Meléndrez Luna, José Juan Santos Meléndrez y José Meléndrez Pineda, ocurrida el 1 de febrero de 2018; y con la detención y dictaminación de la sentencia de 50 años en contra de dos policías municipales de Tecalitlán que participaron en la desaparición forzada de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino, originarios de Italia, el 31 de enero de 2018.

Por ello, María Guadalupe y Mayra, madre y hermana de José de Jesús, Oswaldo Javier, Tonatiuh y Ernesto, señalaron que, si bien, la vinculación a proceso de dos de los cinco policías es importante, es más relevante aún que éstos puedan informar a dónde llevaron a sus cuatro familiares:

“Toqué muchas puertas e hice búsquedas, estuve más de tres meses en Ocotlán buscando día y noche a mis hijos, pues la verdad esto que se vive es muy desesperante y angustiante, puse denuncia en la Fiscalía y el SEIDO, y solicité ayuda al presidente López Obrador, pero no obtuve respuesta… el caso avanzó hasta que le pedí ayuda a la ONU, ahora ya hay dos detenidos que es una esperanza para encontrar a mis cuatro hijos”, expresó María Guadalupe.

Tras cumplirse un año de la desaparición forzada de los hermanos Camarena, su familia acompañada por el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A. C. (CEPAD), solicitó la intervención del Comité Contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de que éste interviniera exhortando al Estado Mexicano a que realizara una serie de acciones urgentes para buscarles y encontrarles con vida.

Lo que sucedió el 6 de enero de 2021, fecha en que el organismo internacional hizo un llamado al Estado Mexicano para que estableciera de manera inmediata una estrategia integral, un plan de acción y un cronograma para la búsqueda exhaustiva de los cuatro desaparecidos y para que la investigación tomara en cuenta toda la información disponible; incluido, el contexto en el que ocurrió la desaparición forzada.

Al respecto, Mayra agregó:

“Si esta acción urgente se hubiese realizado desde un principio, creemos que ahorita mis hermanos estuvieran aquí con nosotros, pues desde el inicio aportamos pruebas contundentes y no se hizo nada (…) lo que nosotros queremos es encontrarlos, tenemos la esperanza de seguir realizando la búsqueda en campo y de que ocurra la detención de las demás personas involucradas… no queremos culpables, pero si es necesario que se les detenga que se haga, esto para que nos puedan decir dónde están mis hermanos”.

La desaparición de los hermanos Camarena ocurrió el 19 de diciembre de 2019 a la salida de Ocotlán; ahí fueron detenidos bajo la excusa de una “revisión de rutina”; esto fue posible saberlo porque así se los comunicaron los cuatro hermanos a su familia a través de llamadas y mensajes. Desde ese día se perdió contacto con ellos y no existió registro alguno de su detención en la policía municipal de Ocotlán.

Si bien, los dos vinculados a proceso por su posible participación en la desaparición forzada de los hermanos Camarena ya no estaban activos en la policía municipal de Ocotlán, sí lo estaban en la de Jalostitlán, lo cual evidencia los nulos procesos de control y confianza que existen en las policías municipales, pues en ese otro municipio trabajaron más de un año, luego de haber participado presuntamente en la desaparición de José de Jesús, Oswaldo Javier, Tonatiuh y Ernesto.

A la desaparición de estos cuatro integrantes de la familia Camarena, también se suma la de Lucero Ávalos Camarena, de 26 años, quien fue desaparecida, el 6 de junio de 2016, por un par de hombres que la subieron contra su voluntad a una camioneta gris tipo Mitsubishi en los cruces de la carretera a Chapala y avenida Periférico Sur en el municipio de Tonalá, Jalisco.

Por consecuencia, la familia Camarena exigió a las autoridades de Jalisco hagan todo lo que están obligadas a hacer para localizar a sus cinco seres queridos desaparecidos.

Comparte

Darwin Franco
Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer