Exigen justicia para Vivien, víctima de agresión sexual, pues su presunto agresor fue liberado

“El sistema falló porque un juez y un abogado corrupto, junto con un doctor sin ética, tiraron por la borda los derechos de Vivien, estos hombres se vendieron en el proceso. El sistema penal ha cometido un grave error al liberar al violador Daniel”, expresó una persona cercana a Vivien.

Por Christian Noe Cantero Mora // @Christiancantero // @christian_ch_malviviente

Amigos y familiares de Vivien alzaron la voz para pedir justicia en la Glorieta de las y los Desaparecido de Jalisco por el caso de Vivien, joven de Cozumel, Quintana Roo, quien el 1 de abril fue víctima de agresión sexual; la protesta que se desarrolló en Guadalajara -lugar donde la joven realizó sus estudios universitarios- fue porque su presunto agresor, Daniel L., pese a haber estado detenido durante tres meses, fue liberado el 21 de julio.

Con mensajes como: “No es un favor, es su obligación”, “No estás sola”, “Queremos justicia”, “Justicia para Vivien, Justicia para Vivien”, las y los protestantes se hicieron presentes para exigir justicia y la detención inmediata del agresor de origen israelí.

Durante la manifestación, la hermana de Vivien expresó:

“El efecto de la violación de Daniel Levitan sobre mi hermana y mi familia fue mucho más fuerte y compleja de lo que me esperaba, esto en comparación de mi primera reacción al escuchar las palabras de Vivien en el teléfono: ´A noche me violaron´. Jamás hubiese pensado que mi hermana tendría a sus 29 años pensamientos suicidas, ¿Cómo es que de un día a otro se le ha destrozado tanto la vida que le dan ganas de morirse, de no estar?”

A lo que agregó un comentario más sobre lo duro que ha sido el proceso legal:

“No quiero que esta sea mi vida, no quiero tener que ser violada, no quiero que ésta sea mi realidad ni parte de mi historia, o tenerme que desgastarme y vivir sin saber cuál será el resultado final de todo este sacrificio personal al ir a denunciar, pues así fue para ella, fue como un: Me quiero morir”.

De forma cronológica, los hechos comenzaron el 1 de abril, cuando Daniel L. agredió sexualmente a Vivien, quien al siguiente día pidió ayuda y acudió a denunciarlo ante la Fiscalía del Estado de Quintana Roo en Playa del Carmen, ahí la recibieron un médico y un psicológico para realizar los estudios para determinar las afectaciones físicas y emocionales, pero no fue hasta el 10 de abril que se tomaron las pruebas como válidas y se giró una orden de aprehensión contra Daniel L., quien al ser detenido estuvo en prisión preventiva durante tres semanas.

Sin embargo, el 21 de julio, Daniel L. fue liberado porque el parte médico a cargo de Sergio Javier Gómez Izquierdo, se utilizó como un recurso o prueba a su favor, pues ahí se señaló que no hubo agresión sexual.

Al respecto, la hermana de Vivien precisó:

“El documento decía que sí hubiese violado a la víctima, tendría lesiones y moretones exteriores, y como no los tuvo, se podría concluir que no hizo el acto de violación en contra de Vivien”.

Vivien, en rueda de prensa, habló sobre el proceso que ha vivido tras la denuncia y la indignación que siente por la liberación de su agresor.

“Mi proceso legal ha sido indignante y difícil, pues tras poder denunciar los hechos que tuve que vivir, ha sido una injusticia del juez Diego Emmanuel Peniche Caro (Juez de control de Playa del Carmen) el que el día 21 de julio de este año, haya sido negligente y parcial al darle la libertad al violador, Daniel Levitan. Se han violado mis derechos como víctima y han dado pauta a la impunidad”.

Además Vivian narró que cuando acudió con su familia a la Fiscalía para denunciar la agresión de la cual fue víctima; recibió un trato indolente al momento de realizarle los partes médicos y psicológicos: “Dentro de esos reportes se encontraron daños internos vaginales y físicos, los cuales tardaron semanas en sanar. Conseguir justicia ha sido un proceso muy denigrante”.

Por último, Vivien responsabilizó a su agresor de su integridad y la de su familia, pues que después de haberle denunciado, ha recibido amenazas y agresiones por personas cercanas a Daniel L.:

“Temo por mi vida e integridad, la de mi familia y amigos, porque cuando recién sucedió todo esto, amigos y conocidos de él me gritaban en la puerta de mi casa y me perseguían. Lo responsabilizo de cualquier cosa que me suceda”.

Las y los manifestantes en apoyo a Vivien, esperan que las autoridades de Quintana Roo se rectifiquen dando justicia a la víctima y haciendo pagar al agresor por los crímenes cometidos, pues también se denunció que éstas ha sido presuntamente corrompidas para fallar a favor del agresor.

En México, según datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la violencia sexual contra las mujeres tiene una alta impunidad, pues el 99.7% de los delitos de hostigamiento, abuso sexual y violación en México no se denuncian; de las agresiones sexuales que sí se denunciaron sólo cinco de cada 100 llegan a un sentencia condenatoria contra el agresor; por ello, se busca que el caso de Vivien no forme parte de esta cifra de impunidad.

Comparte

Christian Cantero
Estudié periodismo con resaca de injusticia e intenciones de narrar historias que nos demostraran lo contrario. Escribo sobre la comunidad LGBT+, las protestas sociales y sobre cultura... aunque lo mío lo mío sea el fotoperiodismo, los perritos y los videojuegos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer