“De cuando la Tierra era plana y los diamantes brillan”: una serie del pintor Aníbal Delgado

En las salas del Museo Cabañas en Guadalajara se encuentra la muestra titulada “De cuando la Tierra era plana y los diamantes brillan” del artista “inadaptado” Anibal Dealgado; quienes asistan conocerán gran parte de las pinturas de su creador y, a su vez, un conjunto de obras nuevas.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Foto portada: Aletse Torres

Aníbal Delgado, es un pintor “inadaptado”, quien tiene más de 40 años de experiencia en el gremio artístico; su trabajo ha sido clasificado como abstracto, no obstante, el artista tapatío expresa que el se deja guiar por los materiales con los que trabaja y cada una de sus obras funciona de forma individual y no en conjunto.

“Claro que tengo una formación del periodo de abstracción, pero cada pieza que realizo, cuenta una historia, es única, y por lo mismo no puede ser abstracto” señaló el pintor en entrevista con ZonaDocs .

Delgado no siempre quiso ser artista, primero estudió Ingeniería en la Universidad de Guadalajara (UdeG). Sin embargo, en 1970 comenzó a estudiar la carrera de Artes Plásticas en la Universidad de Guadalajara y en 1978 en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM.

En su trayectoria ha expuesto de manera individual en diversos espacios culturales y galerías del país y el extranjero, entre los que destacan la Galería La Mala Leche (2011), Galería Metropolitana (2010), Museo El Eco (2008), y el Centro Cultural San Ángel (1991), todas ubicadas en la Ciudad de México; además en el Instituto Mexicano de Cultura de Washington, EUA (2002).

También ha participado en exposiciones colectivas en ciudades como Oaxaca, Ottawa, Zacatecas, San Antonio y Bruselas. En 2007 obtuvo la beca de la Fundación Pollock-Krasner. De igual forma, impartió clases en tres escuelas, la última de ellas fue la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Foto: Museo Cabañas.

Lo nuevo y lo “viejo” junto en una exposición

Su más reciente trabajo es la exposición titulada “De cuando la Tierra era plana y los diamantes brillan”, esta se encuentra en las salas de la 9 a 12 del Sur del Museo Cabañas, desde el mes de agosto.

Delgado, manifestó que el hilo conductor de la exhibición de arte es lo que llamó Schopenhauer – filósofo alemán – “principio de individuación”, este designa aquello que condiciona y posibilita la individualidad y concreción de cada ente y que explica la pluralidad y diferenciación de los individuos, que se abstrae especialmente frente a la concepción del mundo, la realidad o el universo como un todo.

Es decir, para el pintor es “importantísimo” saber (si es posible hacerlo), cómo es que la forma se construye a través de la percepción de cada individuo, generando piezas únicas e irrepetibles.

“No tengo formación de filósofo, pero he decido ver la forma, la figura, pero no la forma “ideal”, trato de ver más allá de lo estético” .

La muestra se integra por 43 piezas que comparten la característica de estar pintadas sobre paneles de madera con un tamaño estándar. El pintor explica que el uso de la madera y la pintura, su su época “estaba muy de moda”, pero lo que le interesaba era trabajar con los límites de los mismos, ahí empezó su “gusto”.

Foto: Aletse Torres.

Aníbal Delgado parte de esta limitante para empezar a construir con pintura, grapas, papeles y lápices, esta serie que a primera vista parecería una muestra de gestualidad y automatismo, pero al ser vista con detenimiento aparece en cambio una técnica minuciosa y a conciencia.

Ninguna de las piezas estuvieron pensadas para el Cabañas, puntualiza que entre las obras hay trabajo “viejo” y nuevo. Si bien, algunas de las obras fueron más guerreras que otras, se siente satisfecho con su trabajo y cada una es su favorita, por esa unicidad que las distingue.

Para el pintor exponer en el Cabañas, lugar donde las y los “más grandes” han mostrado su trabajo es todo un honor; el propio lugar cuenta con su historia y “colorear” una pequeña parte de ella ha sido un logro. Finalmente, espera que cada persona que decida “echarse una vuelta” por su trabajo, lo disfrute y encuentre su propio significado.

La muestra ya está en exposición en el circuito Sur en las salas 9 a la 12 del Museo Cabañas, y podrás visitarla hasta el 28 de noviembre del 2021.

Comparte

Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer