Cladem denuncia casos de acoso sexual y hostigamiento laboral en instituciones públicas de Jalisco

El Comité de Latinoamérica y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer​ (Cladem) en Jalisco denunció los casos de seis mujeres que en Jalisco han vivido acoso sexual y/u hostigamiento en sus áreas de trabajo. Entre los organismos públicos y privados donde ellas laboran o laboraron están: la Universidad de Guadalajara, Hospital Civil, Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, Secretaría de Salud y Grupo Milenio.

La impunidad y la búsqueda de justicia en todos los casos es persistente, en algunos, incluso, las mujeres han soportado distintos tipos de agresiones desde hace más de 10 años y no han conseguido librarse de sus agresores dentro de los espacios laborales.

Asimismo, advirtió Cladem Jalisco en rueda de prensa, ninguna de las mujeres que denunciaron alguna forma de hostigamiento y acoso, mencionan tener acceso o conocimiento sobre un protocolo de atención sobre violencia de género en sus instancias.

Por Leslie Zepeda / @lesszep2

El Comité de Latinoamérica y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer​ (Cladem) en Jalisco expuso este lunes 18 de octubre en rueda de prensa los testimonios de seis mujeres que han sufrido de acoso sexual y hostigamiento laboral dentro de instancias públicas y privadas. Sobre ello, la activista feminista y académica Guadalupe Ramos, expresó que en estos y otros casos hay un vacío evidente en las cifras, ya que son inexistentes y el Gobierno del estado no se ha esforzado por generar.

El acoso sexual y el hostigamiento laboral significan grandes violaciones a los derechos humanos de las personas que los sufren; pueden ocasionar afectaciones físicas, psicológicas, laborales y sociales que, en estos casos, ocurren en las instancias que deberían luchar por garantizarlos.

De acuerdo con los testimonios de estas seis mujeres la Universidad de Guadalajara, Hospital Civil, Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, Secretaría de Salud y Grupo Milenio son dependencias que, además de incentivar espacios hostiles donde son hostigadas y/o acosadas sexualmente, también permiten que las agresiones se repitan y sus agresores continúen laborando mientras ellas luchan por defender su integridad:

“Algunas de las características que advertimos en todos estos casos es que no se tratan de conductas aisladas, sino más bien repetidas con regularidad o con sistematicidad. La existencia de relaciones de poder desiguales, las partes siempre se encuentran en relaciones jerárquicas asimétricas, la existencia de una o varias víctimas, este tipo de acoso siempre produce víctimas, la existencia de efectos postraumáticos, psicológicos o físicos, el carácter abierto o encubierto de las acciones, fomentando así un contexto de impunidad ante los casos de acoso sexual y laboral”.

“En México el tipo de acoso laboral más extendido es el congelamiento, ignorar y hacerle el vacío a la víctima. En los casos de hostigamiento laboral que hoy denunciamos y ante los cuales exigimos justicia, esta es una práctica frecuente e indignante que ocurre incluso en la propia Comisión Estatal de Derechos Humanos, que tendría que ser el organismo protector de los mismos y que por el contrario al interior de su dependencia genera estas violaciones a los derechos humanos,” añadieron las integrantes de Cladem Jalisco.

Declaran que para las víctimas de esta violencia es complejo denunciar a sus agresores, tanto dentro de sus dependencias como en instituciones de justicia externas por el temor de perder sus puestos de trabajo. Con ello, señalaron que las compañeras y compañeros alrededor de quien sufre acoso sexual u hostigamiento laboral y/o sexual comúnmente guardan silencio por el mismo temor.

En cuanto a los casos que se relacionan con la Universidad de Guadalajara, esta institución pública educativa se ha deslindado por completo de las denuncias y quejas de acoso sexual que han sido expuestos; sobre estos la Defensoría de los Derechos Universitarios dijo no haber identificado una relación asimétrica de poder en las denuncias.

Desde Cladem Jalisco expusieron que hay dos casos particulares de acoso sexual que le ocurrieron a trabajadoras de la Universidad de Guadalajara. En el primero los agresores fueron alumnos y en el segundo el agresor fue un profesor; ambos denunciados por profesoras de la misma dependencia. Cabe recalcar que la universidad ha declarado tener conocimiento de los mismos, sin embargo, advirtió que “no existió una relación desigual entre el agresor y la víctima”, argumento que replica la posición de la defensoría. Al respecto las activistas opinaron:

“Como si el ser hombre en sociedad patriarcal, machista y misógina no constituyera en sí misma una posición de privilegio frente a las violencias que se ejercen.”

Por otro lado, también mencionaron que los medios de comunicación no generan ni comparten protocolos de atención ante los casos de acoso sexual que se presentan dentro de sus empresas. Pero, sobre todo, hicieron hincapié sobre lo que reconocen es “una doble ética en las empresas informativas”, quienes contradictoriamente publican información donde exponen casos de acoso sexual y hostigamiento laboral en distintos ámbitos, mientras que, son incapaces de atender los que ocurren dentro de sus oficinas:

“Por un lado no tienen empacho en difundir los casos de acoso sexual mediáticos, pero no son capaces de atender adecuadamente las situaciones de acoso y hostigamiento laboral que existen en sus propios medios” puntualizaron.

Hostigamiento laboral en la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco

Mara Andrea Guzmán López, bajo el cargo de Auxiliar de Visitaduría A, licenciada en derecho y trabajadora en la comisión desde hace 18 años denunció haber vivido hostigamiento laboral por parte de Kristyan Felype Luis Navarro, Segundo visitador General de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) y el Titular del Órgano Interno de Control, Pedro Jesús Brizuela Villegas.

Mara Guzmán decidió denunciar ante su dependencia los actos de hostigamiento, sin embargo, hasta el momento no han generado una resolución en su caso. Además, refiere que otras personas de la misma instancia han protegido a su agresor. Por ahora a ella la han mantenido en “congelamiento” pues no se le asignan actividades para desempeñar.

“Para mí es indignante que la Comisión Estatal de Derechos Humanos no dimensione el peligro que corre mi vida con esta situación” manifestó.

Acoso sexual en la Universidad de Guadalajara

Montserrat Barrón, académica de una preparatoria de la Universidad de Guadalajara, fue acosada sexualmente y agredida verbalmente por un compañero de trabajo, también profesor del mismo departamento. Mediante redes sociales el hombre escribió y envió los mensajes violentos. Después de hacer una denuncia virtual y posteriormente física ante la Defensoría de los Derechos Universitarios no obtuvo respuesta alguna.

Dado el silencio de la universidad y gracias al asesoramiento de la activista Guadalupe Ramos, también integrante deCladem Jalisco, fue que decidió interponer una denuncia ante el Centro de Justicia para las Mujeres, donde fue revictimizada. Luego de más de cuatro meses no ha sido llamada siquiera para aplicarle un dictamen psicológico.

“Me sigo sintiendo insegura, desesperada, con miedo y sobre todo con mucho coraje pues lo he visto en la prepa justo en el mismo momento en que yo estoy ahí. Cabe resaltar que durante los trámites que he realizado siento que las medidas administrativas, el trato de algunos servidores públicos del Centro de Justicia para las Mujeres y el sistema de protección de las mujeres al interior de la Universidad de Guadalajara no son los adecuados, que cumplen con una función administrativa a regañadientes y no en búsqueda de verdadera justicia y atención a los casos” denunció.

Hostigamiento laboral en el Antiguo Hospital Civil de Guadalajara

Alida Araceli Arreola Dueñas es Médica Especialista “C” y laboraba en la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del mismo Hospital Civil de Guadalajara. Después de 27 años de trabajar en la institución y tras exponer una denuncia por hostigamiento laboral fue removida al área de Anestesiología. Ella se ha especializado en temas como: medicina homeopática, clínica del dolor y cuidados paliativos, acupuntura, medicina indígena, herbolaria, entre otras.

La médica denuncia haber sido víctima de Gerardo Salvador Rodríguez Aceves desde el año 2008 mediante agresiones verbales, quien además ha generado al interior de la Clínica del Dolor un ambiente sexista, misógino e, incluso, homofóbico del que asegura no ser la única víctima.

Después de años de hostigamiento laboral el hombre llegó a agredirla físicamente y junto con otros sujetos que apoyan a Rodríguez Aceves recibió una amenaza de muerte en contra de ella y sus hijas, esto la llevó a denunciar. El área de recursos humanos no interpuso ninguna acción en contra del agresor, simplemente decidieron cambiarla a ella y a él de áreas de trabajo.

“Hasta el momento ha pasado un año y cuatro meses desde mi denuncia y no he sido valorada por un psicólogo, un psiquiatra, pero sí juzgada por la mayoría de la comunidad médica”.

Hostigamiento laboral en la Secretaría de Salud Jalisco

Natalia Ortiz Navarro, Médica General desde hace 8 años a cargo del servicio de Urgencias de la Unidad Especializada en atención obstétrica y neonatal del Hospital Materno Infantil de San Miguel el Alto, denunció haber sufrido presión psicológica, ofensas, obstrucción laboral y exceso de trabajo desde hace 2 años por parte de Mario Cuellar Rodríguez, médico y director del mismo hospital.

“Todo esto que he vivido solamente da una inseguridad laboral, es un maltrato sutil hacia mi trabajo y hacia mi persona Yo tengo una demanda ante derechos humanos, desde febrero de este año, pero curiosamente hay cuatro demandas más en contra de este director, el doctor Mario Cuellar y todas son demandas entabladas por mujeres”.

María Guadalupe Flores García, médica especialista en Ginecología y Obstetricia en el mismo Hospital Materno Infantil de San Miguel el Alto, advirtió que, al igual que su compañera Natalia Ortiz, vivió hostigamiento laboral desde el año 2019 por parte del mismo directivo. En su caso ha vivido un trato hostil por parte del médico, quien la ha excluido del trabajo y ha generado espacios donde otros médicos suman a las agresiones verbales.

Acoso sexual en Grupo Milenio

La periodista María Ramírez, fue acosada sexualmente en 2020 por su entonces jefe de información en Canal 6. En su caso las agresiones también comenzaron mediante mensajes a través de redes sociales y llamadas supuestamente laborales. Los comentarios lascivos fueron escalando hasta que un día, en las instalaciones de la redacción del medio de comunicación, su jefe le planteó mantener relaciones sexuales con él.

La respuesta del medio de comunicación donde ella trabajaba fue desestimar su denuncia y tomarlo como una broma por parte del agresor. Después de ello el hostigamiento laboral se hizo presente pues sus compañeros le hacían comentarios donde insinuaban que ella era la responsable o quien incitaba las acciones de su agresor. Después de la nula atención María Ramírez decidió denunciarlo ante el Centro de Justicia para las Mujeres. Finalmente, la periodista fue despedida, pese a que el caso no ha sido resuelto.

Exigencias

  1. Al gobernador del estado, atención pronta e inmediata a cada uno de los casos por las autoridades señaladas como responsables. Se solicita una solución de fondo, que se facilite el acceso a la justicia y se brinde atención médica, psicológica y jurídica para cada una de las víctimas. Además, requieren que se implemente de manera inmediata y adecuada los Protocolos CERO para prevenir, atender, sancionar y erradicar el acoso y hostigamiento sexual en la administración pública del Estado.
  2. A la Secretaría de Salud Jalisco, al Hospital Civil de Guadalajara, a la Universidad de Guadalajara, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco y a los medios de comunicación, que se comprometan a la atención y solución de cada uno de los casos denunciados de acuerdo a los estándares más altos en derechos humanos, con perspectiva de género y, por supuesto, que se sancione a los responsables de estos delitos.
  3. A la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres del estado de Jalisco el compromiso de atender y dar seguimiento a cada uno de los casos denunciados y se brinde el acompañamiento psicológico, médico y jurídico que corresponda a cada una de las víctimas.
  4. A la Fiscalía del Estado de Jalisco la atención y conclusión inmediata de cada uno se los casos de acoso sexual y hostigamiento.
  5. A la Universidad de Guadalajara que atienda y resuelva los casos de acoso y hostigamiento sexual que se han interpuesto ante la Defensoría de los Derechos Universitarios y han sido enviados a las comisiones de responsabilidades. Que revise los protocolos de atención y prevención del acoso sexual y se realicen las adecuaciones pertinentes para hacerlos efectivos. Que atienda y resuelva los casos denunciados, incluyendo los que hoy se hacen públicos.
  6. A la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) le solicitamos la inclusión de todos los casos aquí denunciados en la Mesa Técnica de Acceso a la Justicia recién instalada en el Gobierno de Jalisco.
  7. A las empresas de los medios de comunicación: establecer procesos para la prevención, atención, sanción de casos de hostigamiento sexual que incluyan tiempos de respuesta a quejas y denuncias. Generar un programa de quejas que garantice la confidencialidad de los casos. Crear una instancia colegiada que redima los asuntos relacionados con el hostigamiento y el acoso sexual. Implementar, en su caso, el protocolo de actuación frente a los casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual dirigido a las empresas de la República Mexicana publicado por el Gobierno Mexicano a través de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social.
  8. A la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco que atienda y resuelva el caso aquí denunciado y reciba personalmente a la víctima para terminar con el ciclo de violencia institucional a la cual ha sido sometida y se sancione a los responsables. Que establezca medida de no repetición y se garantice la protección de sus derechos humanos, terminando de inmediato con el acoso y el hostigamiento laboral al que ha sido expuesta, incluyendo el aislamiento y el congelamiento laboral.

Comparte

Leslie Zepeda
Periodista y fotógrafa feminista. Forma parte de CUCiénega Fem.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer