Periodistas de Jalisco exigen justicia por sus cinco compañeros asesinados

En el marco de la Segunda Acción Nacional #PeriodismoEnRiesgo, periodistas de Jalisco protestaron para exigir justicia por los cinco colegas asesinados en este año; además hicieron un llamado para que desde los gobiernos se deje de atacar a las y los trabajadores de los medios, pues eso sólo genera mayores riesgos.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

Fotos: Christian Cantero / @ChristianChMalv

José Luis Gamboa Arenas: “JUSTICIA”; Margarito Martínez Esquivel: “JUSTICIA”; Lourdes Maldonado López: “JUSTICIA”; Roberto Toledo Barrera: “JUSTICIA”; Heber López Vásquez: “JUSTICIA”, gritaron con fuerza periodistas jaliscienses que se reunieron en el kiosko central de Plaza de Armas en Guadalajara, Jalisco, para exigir que los asesinatos de sus compañeros no queden impunes y que las autoridades responsables de sus casos no dejen de lado el trabajo periodístico que realizaban antes de que les asesinaran.

Esta segunda acción se realizó luego de que el pasado 10 de febrero se confirmara el asesinato de Heber López Vásquez en Salina Cruz, Oaxaca. Con él, suman ya cinco periodistas asesinados en México en lo que va de año. Y, lamentablemente, también se llegó a la cifra de 150 periodistas asesinados en el país desde el año 2000.

El espacio memorial que se creó para exigir justicia incluyó cada uno de los gafetes de prensa de las y los colegas asesinados y desaparecidos; así como una serie de mensajes en las que se hizo evidente su molestia porque al Estado Mexicano parece no importarle la violencia contra el gremio.

En la lectura del pronunciamiento, mismo que se leyó de igual manera en todo el país, se hizo hincapié en que “el gremio periodístico de México atraviesa por la crisis más violenta en el país desde el 2017, cuando aún gobernaba el régimen neoliberal”, pues en estos primeros 42 días del 2022, cinco colegas fueron asesinados.

El nombre de las y los periodistas asesinados son:

  1. José Luis Gamboa Arenas, 10 de enero, Veracruz, Veracruz.
  2. Margarito Martínez Esquivel, 17 de enero, Tijuana, Baja California.
  3. Lourdes Maldonado López, 23 de enero, Tijuana, Baja California.
  4. Roberto Toledo Barrera, 31 de enero, Zitácuaro, Michoacán.
  5. Heber López Vásquez, 10 de febrero, Salina Cruz, Oaxaca.

Así mismo señalaron que a partir de estos asesinatos han comenzado a organizarse porque esa será la única manera de exigir un alto a la violencia contra la prensa, pero también mejoras en sus condiciones labores, pues trabajar de manera precaria también es violencia.

“Las y los trabajadores de los medios laboramos durante largas jornadas por salarios miserables, sufrimos acoso laboral y sexual, tememos por nuestra seguridad y aun así no tenemos garantizada una vejez digna, en caso de que lleguemos a la vejez.

La gran mayoría de las y los trabajadores de los medios laboramos en varios medios al mismo tiempo para completar nuestro salario, trabajamos jornadas de hasta 12 horas, no tenemos acceso a descansos dignos y nuestra salud mental se ve seriamente afectada”.

En México, conforme UNESCO, la mayoría de los periodistas tienen dos o más trabajos, pues es la única manera de garantizar un ingreso digno para ellos y sus familias.

Concluyeron su mensaje señalando que desde el poder cese la violencia contra la prensa, “misma que el presidente Andrés Manuel López Obrador y otros gobernantes en el país promueven a través de su discurso de odio hacia los medios y sus trabajadores”.

“No somos enemigos del Estado y exigimos garantías para ejercer nuestra labor sin temer por nuestras vidas.”

La voz y las exigencias también se hicieron sentir a lo largo del país

En el país se realizaron una decena de protestas más, todas con el objetivo de exigir justicia para José Luis, Margarito, Lourdes, Roberto y Heber; aquí un recuento de cada una de estas acciones.

Chihuahua,Chihuahua.

Mérida, Yucatán.

Ciudad de México.

Cuernavaca, Morelos.

Chilpancingo, Guerrero.

Campeche (Fotos de Lucio Blanco).

Oaxaca, Oaxaca.

Comparte

Darwin Franco
Darwin Franco
Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer