Presenta Gobierno de Jalisco estrategia para reforzar la búsqueda de personas desaparecidas, inicia borrando 3 mil 549 casos

#HastaEncontrarles

Aunque el primer punto del Programa #EstamosBuscando es “hablar con la verdad”, la nueva estrategia para reforzar la búsqueda de todas las personas desaparecidas de Jalisco inició borrando, sin ninguna explicación, a 3 mil 549 personas reportadas como desaparecidas y que sí aparecen como tales en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas.

Esto porque de acuerdo con el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, en Jalisco sólo existen 13 mil 186 personas desaparecidas (11 mil 405 con denuncia y mil 781 sólo con reporte), y no las 14 mil 954 que su gobierno reporta a la federación; esa diferencia, asegura, sucede porque en su administración se han localizado a 10 mil 675 personas. Lo que no señaló el mandatario es que durante su administración fueron desaparecidas 6 mil 377 personas, el 42 de todas las personas desaparecidas que hay en el estado.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

Foto portada: Mario Marlo / @MarioMarlo

El primer logro del Programa #EstamosBuscando, el cual busca reforzar la Estrategia Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas 2022-2024, es el haber desaparecido de los registros estatales de desaparición a 3 mil 549 personas, pues en su presentación, realizada sin la presencia de las familias o colectivos de búsqueda, se aseguró que en el estado sólo existen 13 mil 186 personas desaparecidas (11 mil 405 con denuncia y mil 781 sólo con reporte), y no las 14 mil 954 que aparecen en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, plataforma que se alimenta de los datos de denuncias por desaparición que le otorga la Fiscalía del Estado de Jalisco.

Que las desapariciones hayan bajado, aseguró el gobernador, Enrique Alfaro, es producto de las labores de búsqueda que realizan de manera exhaustiva desde el inicio de su administración y que, de acuerdo con sus datos estadísticos, ha permitido la localización de 10 mil 675 personas. Lo que significa que, en promedio, localizan a ocho personas al día.

Un dato que, sin duda contrasta, con los testimonios de las familias de personas desaparecidas que aseguran que sus ministerios públicos no les presentan avances ni realizan acciones concretas de búsqueda para encontrar a sus seres queridos.

Si se toman como referencia los mil 264 días que lleva la administración de Enrique Alfaro Ramírez, durante este tiempo fueron presentadas 12 mil 916 denuncias por la desaparición de una o más personas. En promedio, 10 denuncias por día.

Esta cantidad de denuncias representan el 54.57% de todas las denuncias por desaparición que se han presentado en Jalisco desde 1960. Esto significa, apelando a la verdad, que las desapariciones no son un problema de pasadas administraciones como aseguró Alfaro Ramírez en la presentación del Programa #EstamosBuscando, sino un delito que se ha incrementado de manera persistente bajo su gobierno.

Pese a ello, el gobernador aseguró:

“Esto no inició el primer día de este gobierno, es una problemática que viene creciendo con el paso de los años ante la negligencia de quienes estuvieron aquí antes que nosotros”.

De todas estas denuncias presentadas, el número de personas que siguen desaparecidas es de 14 mil 954, esto conforme al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas; de éstas, 6 mil 377 personas fueron desaparecidas durante la gestión de Alfaro Ramírez, lo que significa que su gobierno concentra el 42.6% de todos los casos de desaparición en la historia del estado.

Incluso, si se toma que hoy el Gobierno de Jalisco sólo reconoce como desaparecidas a 13 mil 186 personas, la incidencia delictiva durante su mandato aumenta al 48%.

Incidencia que, se aseguró, se ha combatido de frente y con la verdad, pero también con una atención plena e integral hacia las familias de las personas desaparecidas; por ello, resaltó que en el evento político no estuviera presente, al menos, una las 106 mil 723 familiares y víctimas que han sido atendidas por las dependencias de Gobierno de Jalisco.

Esto contraviene uno de los tres principios básicos de la estrategia de búsqueda del Gobierno de Jalisco que es “atender a las familias”, pues ninguna fue invitada para escuchar cómo es que van a buscar a sus desaparecidos en los próximos dos años.

Lo que sí fue importante señalar para Alfaro Ramírez fue el aumento presupuestal del 67% que se ha dado para la búsqueda de las personas desaparecidas, pues ahora se cuenta con 573 millones de pesos (mdp), en comparación con los 347 mdp que se tenían en 2019.

Por su parte, la Fiscal Especial en Personas Desaparecidas, Blanca Trujillo, aseguró que el delito de la desaparición descendió un 39.2% de abril de 2019 a abril de 2022; así mismo presumió una alta efectividad que tiene programas de búsqueda como Protocolo Alba (especializado en desaparición de mujeres) y Alerta Amber (focalizado en la desaparición de niñas, niños y adolescentes), pues en el primero aseguró que se localizó al 85.45% de las mujeres denunciadas como desaparecidas; mientras la efectividad en la búsqueda de las y los menores de edad fue del 94.48%.

Esta efectividad puede ser cuestionada si se toma en cuenta que Alerta Amber sólo compartió, mediante fichas de búsqueda, el 22.1% de las denuncias presentadas; mientras que Protocolo Alba sólo publicitó al 2.8% de las niñas y adolescentes reportadas como desaparecidas; así se denunció en la investigación: “Niñez y Adolescencia Desaparecida en Jalisco: una crisis inadvertida”.

Esta amplia localización de personas desaparecidas, desde luego, también contrasta con las denuncias que colectivos como: Por Amor A Ellxs, Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ), Entre Cielo y Tierra y Luz de Esperanza han realizado por la poca o nula atención que reciben tanto de la Fiscal Especial, Blanca Trujillo, como de todo su personal, a quienes han denunciado por dilación de la justicia y por los nulos avances que les dan en sus casos, pero también porque no han tomado en cuenta toda la información que han aportado para localizar a cada uno de sus seres queridos desaparecidos.

Incluso, el Consejo Estatal Ciudadano de Jalisco del Comité Coordinador del Sistema Estatal de Búsqueda de Personas del Estado de Jalisco ha denunciado la poca efectividad que se tiene en la búsqueda de las personas desaparecidas, así como en la investigación que permita dar con las y los responsables de la comisión de este delito de lesa humanidad.

Sobre ello, la Fiscal Especial, Blanca Trujillo, aseguró que durante el mandato se han judicializado a 690 personas, pero sólo han sido vinculadas a proceso a 354, lo que significa que sólo en la mitad de los casos, la Fiscalía ha presentado evidencias contundentes para que estas personas detenidas puedan ser procesadas, lo cual -aclaró la Fiscal- no siempre ocurre por el delito de desaparición o desaparición forzada, sino también por algunos otros delitos conexos, tales como: privación de la libertad, tortura u homicidio.

En la fotografía puede verse que en la presentación del reforzamiento de la búsqueda de personas desaparecidas no estuvo presente ninguna familia o colectivos de búsqueda (Foto: Gobierno de Jalisco).

Impulsar la narrativa de las personas localizadas

Durante toda la presentación del Programa #EstamosBuscando, la mayoría de las y los funcionarios que tomaron la palabra en lugar de referirse a las desapariciones como un delito de lesa humanidad o una grave crisis de derechos humanos, prefirieron usar frases como: “esta agenda de gobierno” o “este tema de seguridad”.

Lo que no dejaron de señalar una y otra vez, es la relevancia que tiene hablar de personas localizadas y no sólo de personas desaparecidas, pues centrarse sólo en lo malo impide ver que el Gobierno de Jalisco, en los últimos tres años, ha localizado a 10 mil 675 personas.

Cifra que no empata con los propios datos de localización de personas que la Fiscalía del Estado de Jalisco ha reportado al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, pues si se analiza esta plataforma, ahí el Gobierno de Jalisco indicó que sólo había localizado a 8 mil 711 personas de 1960 a la fecha; es decir, mil 964 localizaciones menos que las que se presumieron durante la estrategia #EstamosBuscando.

En la propia plataforma nacional, incluso, se señala que durante la administración de Enrique Alfaro sólo se reportó la localización de 6 mil 539 personas desaparecidas; es decir, 4 mil 136 localizaciones menos que las dichas por el gobernador.

Así que no sólo no cuadran lo datos de personas desaparecidas presentadas por el Gobierno de Jalisco, tampoco empatan los datos de personas localizadas que se ofrecen en el Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición (SISOVID) y el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, siendo que ambas tienen las mismas fuentes de información: la Fiscalía del Estado de Jalisco y la Comisión Estatal de Búsqueda.

Pese a estas diferencias, el Gobierno de Jalisco busca que todas sus dependencias hablen más sobre personas localizadas y menos de personas desaparecidas, pues se busca minimizar el impacto social de “esta agenda”. Lo mismo se busca generar en el manejo informativo, así se les hizo saber a algunos directivos de medios locales que acudieron a la reunión convocada por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, la semana pasada.

Finalmente, durante la presentación de esta estrategia de búsqueda se anunció la creación del Centro de Atención Psicosocial de la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas que brindará atenciones individuales, familiares y colectivas a las víctimas directas e indirectas de la desaparición; así como el Centro de Identificación Humana que dependerá del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, y que estará dedicado a la identificación de personas fallecidas de larga data; este centro iniciará su trabajo con la exhumación controlada en el Panteón de Coyula, la cual se realizará de manera conjunta con la Fundación de Antropología Forense de Guatemala y la Comisión Nacional de Búsqueda.

En el Panteón de Coyula se exhumarán los cuerpos de 252 personas fallecidas no identificadas que se inhumaron sin un registro de control y de forma colectiva en gavetas individualizadas.

De acuerdo con información de la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas y la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Jalisco existen 13 mil 186 personas desaparecidas de 1960 a abril de 2022. De éstas, 11 mil 405 cuentan con una denuncia por desaparición y mil 781 sólo con un reporte. Estos son 3 mil 459 casos menos que los que aparecen en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, tomando sólo como referencia aquellos en los que existe una denuncia por desaparición.

Estas estadísticas utilizadas en la presentación del Programa #EstamosBuscando generan diversas dudas sobre cuántas personas desaparecidas hay realmente en Jalisco, pues el 11 de marzo de 2022, en el Registro Nacional se evidenció que el estado había superado las 16 mil desapariciones; dos semanas después se hizo un ajuste jamás explicado por las autoridades para dejar la cifra en 14 mil 595 desapariciones.

Ahora oficialmente sólo se reconocen 13 mil 186.

Comparte

Darwin Franco
Darwin Franco
Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer