Menú

Bajo esquemas de explotación laboral la contratación del trabajo doméstico en Guadajalara y Zapopan

Bajo esquemas de explotación laboral la contratación del trabajo doméstico en Guadajalara y Zapopan

Organizaciones para la defensa de los derechos laborales de las personas trabajadoras domésticas en Jalisco y en México, han documentado que el 85% de la población de clase media alta o alta en Guadalajara y Zapopan estarían dispuestos a contratar a trabajadoras del hogar bajo esquemas de explotación.

Con el objetivo de visibilizar la problemática y con ello, concientizar a la población sobre los derechos de las trabajadoras, se han sumado para emprender la campaña #EmpleoJustoEnCasa

Por Dalia Souza /  @DalhiaSouza

En México, más de dos millones de mujeres que se emplean como trabajadoras del hogar experimentan condiciones de discriminación en sus relaciones laborales; tan sólo en la ZMG, el 95% de las personas que realizan este trabajo son mujeres.

Se busca muchacha de rancho: la normalización de la explotación laboral de trabajadoras del hogar en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), es un estudio realizado por la organización Parvada Estrategias Comunitarias A.C (Parvada) que documenta los escenarios de violencia, explotación laboral y discriminación a las que se encuentran expuestas las personas trabajadoras domésticas –principalmente mujeres- en el centro del estado de Jalisco.    

El estudio, consistió en la difusión de publicidad de una agencia de colocación ficticia, la cual, ofrecía al posible empleador la contratación de trabajadoras domésticas bajo condiciones laborales que incurren en violaciones tanto a la Ley Federal del Trabajo, como a los derechos humanos de las personas.

Entre estas condiciones destacan: emplear a menores de edad; no remunerar las horas extras laboradas; salarios bajos – 150 pesos por ocho horas de trabajo-; la posibilidad de revisar “cachear” a las trabajadoras a la entrada y salida; prohibir el uso de cubiertos y vajillas de la familia; no ofrecer alimentación; entre otras.        

Aun así, el 85% de las personas que respondieron a la publicidad ficticia, precisa este informe, estuvieron de acuerdo con las condiciones laborales ofrecidas para las trabajadoras; mientras que, sólo el 4% dijo estar en desacuerdo argumentando que se trataba de explotación laboral.

Destaca con ello, que el 97% de las personas que llamaron a requerir informes sobre estos servicios, viven en colonias de clase media alta y alta; es decir, “tienen los recursos económicos para pagar mejores sueldos”, no obstante, “se mostraron dispuestos a contratar el servicio a bajo costo”, precisa el documento.

Preocupa a las organizaciones que, en la práctica, “hay empleadores que a pesar de que tienen la posibilidad de remunerar adecuadamente estas labores, están dispuestos a pagar montos incluso por debajo del salario mínimo”.

Con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) proporcionados por la organización, el 42% de las trabajadoras del hogar recibe entre uno y dos salarios mínimos, sólo el 25% recibe aguinaldo; el 10% tiene vacaciones con goce de sueldo y el 97% no tiene acceso a servicios de salud o seguro médico.

Asimismo, de acuerdo con el estudio Condiciones laborales de las trabajadoras domésticas, realizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y la Secretaria de Gobernación en el año 2014, en Guadalajara el 9.5% de las mujeres que son población económicamente activa se emplean como trabajadoras del hogar; el promedio de edad de estas mujeres es de 39 años, sin embargo, el estudio revela que el 36% de las mujeres precisaron que iniciaron su vida laboral siendo menores de edad.

En Guadalajara, el 7% de las trabajadoras domésticas son indígenas, mientras que el 79% son originarias de Jalisco.

#EmpleoJustoEnCasa 

“Empleo Justo en Casa” una campaña que el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), Parvada y otras organizaciones civiles en la defensa de los derechos humanos y laborales de las mujeres, han emprendido apropósito de este contexto de violencias y discriminación que enfrentan las trabajadoras y trabajadores domésticos en México y Jalisco.

Con este proyecto buscan dimensionar y visibilizar la problemática, así como, concientizar a la población de empleadores sobre los derechos de las trabajadoras y el papel que éstos desempeñan como agentes activos: “para promover la justicia social”.

La campaña cuenta con una plataforma en línea donde las y los empleadores pueden consultar toda aquella información referente a los derechos que las trabajadoras tienen; temas sobre el salario, prestaciones, aguinaldo, vacaciones, contrato y seguridad social.

Esta campaña emerge en medio de la decisión que toma la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en diciembre de 2018, donde determina como obligación que los empleadores otorguen seguridad social a las personas trabajadoras del hogar, siendo hasta ahora una acción inconstitucional que lo hagan de manera voluntaria.

Esta determinación implica la derogación del artículo 13 de la Ley del Seguro Social en el que se prevé que las y los trabajadores domésticos podrán ser asegurados “voluntariamente”. De esta manera el próximo 31 de marzo se presentará públicamente el programa piloto: Incorporación de las personas trabajadoras del hogar con el cual se busca incorporarles al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *