Menú

San Pedro Tlanixco: La siembra en tiempos del coronavirus.

San Pedro Tlanixco: La siembra en tiempos del coronavirus.

Por Cristian Leyva/@fotografocristianleyva

La importancia del trabajo de los campesinos e indígenas en el ámbito de la agricultura es más visible hoy, ante la pandemia del COVID-19.

Basta imaginar que pasaría si, bajo estas circunstancias, esta labor es golpeada por la pandemia. Posiblemente, entraríamos en una situación muy grave de desabastecimiento alimenticio, sobre todo por las condiciones de salud y rezago económico en la que se encuentran muchas comunidades rurales e indígenas.

Además de ser el sustento de muchas familias mexicanas, esta actividad proporciona alimentos básicos a mercados públicos, tianguis y supermercados; de ahí a las familias que hoy no pueden salir de casa como medida para afrentar la contingencia.

La “mayordomía de la siembra” de la comunidad indígena nahua de San Pedro Tlanixco, perteneciente al municipio Tenango del Valle en el Estado de México, me invitó a registrar este proceso de siembra de maíz en sus terrenos del santo patrón San Pedro que con yuntas y sembradoras, los campesinos abonaron y sembraron.

Estas tierras y sus productos, están dedicadas a San Pedro, patrono de la comunidad, y forma parte de las tradiciones vivas de este pueblo. Pese a la pandemia del coronavirus, necesitan salir a trabajar el campo, pues de no hacerlo, la tierra y la temporada no esperan, y perderían la oportunidad de siembra. Toman algunas medidas sanitarias; sin embargo, es casi imposible que logren quedarse en casa, si abandonan el campo pierden su cosecha que, posteriormente, utilizarán para gastos internos de la comunidad.

“Si nosotros paramos, el tiempo y el temporal no nos favorecerán. Si nosotros sembráramos ya cuando se levante la restricción sanitaria del coronavirus, el tiempo se nos pasaría, y como las heladas aquí son pronto, el maíz no se desarrollaría; por eso no podemos detener la siembra pese al coronavirus, porque no tendríamos nada de cosecha”, nos dice Don Rosario Peralta.

En San Pedro Tlanixco no se para porque no es posible y por necesidad; y eso sucede así en un estado donde la falta de información y la desigualdad suman para convertirlo en la segunda entidad con más contagios a nivel nacional hasta el momento.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *