Cinco mitos de la menstruación que excluyen y limitan la libertad de las mujeres y personas menstruantes

10 diciembre, 2020

A pesar de que la menstruación tiene presencia mayúscula en la vida de quienes atraviesan por este proceso fisiológico, los mitos alrededor de ésta existen en la mayoría de las culturas. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el problema con las creencias falsas sobre el tema es que provoca exclusión y limitan la libertad de mujeres y personas menstruantes.

En la “Semana lunar” la colectiva feminista de Guadalajara, Brujas Sufragistas, organizó una charla para desenmascarar algunos de esos mitos. Aquí presentamos la verdad sobre cinco de ellos.

Por Ximena Torres / @ximena_tra

Ilustración de portada por @manumontoyae

Considerando que el sangrado menstrual se presenta entre dos y siete días cada mes, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) calcula que las mujeres y personas menstruantes tienen la regla durante siete años completos de su vida.

No cabe duda de que la presencia de la menstruación es mayúscula en la vida de niñas, mujeres y personas menstruantes, y muchos de sus derechos dependen de su gestión digna. Entre ellos, los sexuales y reproductivos, el derecho a la salud, la educación, el trabajo y otros. Sin embargo, los mitos y tabúes alrededor de la menstruación existen en la mayoría de las culturas.

Se presentan en prácticas como el Chapudi en Nepal, que obliga a las mujeres a segregarse, dormir fuera de su casa y evitar la convivencia con hombres y animales durante su menstruación, debido a la creencia de que la sangre es peligrosa o sucia.

Y también están entre las instituciones científicas y sus miembros -en su mayoría hombres-. Cuando Sally Ride se convirtió en la primera mujer estadounidense en ir al espacio en 1983, la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) le preguntó si 100 tampones serían suficientes para seis días de viaje. La anécdota, incluso, se ha vuelto tendencia la red social TikTok con el hashtag “#100Tampons” por la canción que la comediante Marcia Belsky hizo sobre ella.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) explica en su publicación “La menstruación y derechos humanos – Preguntas frecuentes”, que el problema con el desconocimiento y los mitos es que excluyen a mujeres y niñas en todo tipo de funciones y entornos, desde posiciones de liderazgo hasta viajes espaciales.

La UNICEF agrega que el desconocimiento que muchas veces tienen las mujeres sobre su propio ciclo menstrual puede causar confusión, preocupación y perjuicios en su salud. Menstruación Digna México explica, por ejemplo, que 5 de cada 10 mujeres padecen dismenorrea (dolores excesivos durante la menstruación) pero no saben que pueden ser signo de otras complicaciones de salud.

Por estas razones la colectiva feminista de Guadalajara Brujas Sufragistas realizó la charla virtual “Realidades de la menstruación” el pasado 8 de diciembre. La conversación se llevó a cabo en el marco de la “Semana Lunar. Hablando y aprendiendo de la menstruación” organizada por la misma colectiva entre el 7 y el 11 de diciembre.

Desde su experiencia, las participantes hablaron de los mitos y realidad que conocen sobre la menstruación. Además, explicaron lo que ésta implica:

“La menstruación es el proceso por el cual se deprende el revestimiento del útero y los restos de óvulos no fertilizados en forma de sangre y tejido a través de la vagina. […] La menstruación es parte del ciclo menstrual, un ciclo de cambios biológicos que tienen lugar en el sistema reproductivo de una mujer o de una niña para preparar su cuerpo para un posible embarazo. Los cambios son desencadenados por las hormonas, que son sustancias químicas naturales en el cuerpo”, explica el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

También hablaron de la aparición de la primera menstruación, o la menarquía, que usualmente se presenta entre los 10 y 16 años; del término de la menstruación o menopausia entre lo 40 y 50 años; y de síntomas y consejos para sobrellevar el síndrome premenstrual (SPM), un conjunto de malestares físicos y emocionales que se presentan días antes del periodo de sangrado.

Ilustración por Paula de la Cruz

MITOS Y REALIDADES DE LA MENSTRUACIÓN

1.

La menstruación es sucia o peligrosa

El UNFPA explica que a lo largo de la historia en muchas comunidades han pensado que la menstruación puede causar desgracias o impureza.

“En la década de 1930, científicos occidentales elaboraron la hipótesis de que los cuerpos de las mujeres que menstrúan producen «menotoxinas», una especie de veneno” señalan en “La menstruación y derechos humanos – Preguntas frecuentes”.

Sin embargo, explican que la menstruación está compuesta por tejido y sangre normales, sin propiedades especiales o peligrosas. La UNICEF agrega que es un signo de salud y desarrollo normal, y que la sangre generalmente es estéril.

Es importante desenmascarar este mito porque a menudo se usa para excluir a las mujeres de eventos sociales y religiosos, dice la agencia de las Naciones Unidas.  

2.

La menstruación indica que las niñas están listas para el matrimonio, las relaciones sexuales y el embarazo

En muchos lugares del mundo la menarquía o primera menstruación de una niña se considera señal de que está lista para el matrimonio, la actividad sexual y el parto. Esto provoca que las niñas sean más vulnerables a abusos, como el matrimonio y embarazo infantil u adolescente.

“Si bien la menstruación es señal de fertilidad biológica, no significa que las niñas hayan alcanzado la madurez mental, emocional, psicológica o física. En casos raros la menarquia puede tener lugar antes de que una niña alcance los 7 u 8 años. Incluso las adolescentes mayores pueden no ser suficientemente maduras para hacer elecciones informadas sobre el matrimonio, la actividad sexual o la maternidad” explica la UNFPA.

3.

Es imposible embarazarse durante la menstruación

El “Manual sobre salud e higiene menstrual para facilitadoras y facilitadores” de le UNICEF indica que es posible que las mujeres y personas menstruantes queden embarazadas aun cuando están en su periodo.

Si bien, es cierto que los días del ciclo menstrual en los que un embarazo es más probable son aquellos en los que uno de los ovarios libera un óvulo (alrededor del día 14 de un ciclo regular de 28 días) y este viaja por las trompas de Falopio hacia el útero (entre los días 15 y 24), a veces la ovulación ocurre durante o a los pocos días del sangrado.

En esos casos, si hay espermatozoides en el útero (pueden permanecer ahí hasta cinco días) es posible que el óvulo liberado se fertilice y de paso a un embarazo.

Además, en algunas ocasiones, las mujeres experimentan sangrado leve durante la ovulación que pueden confundir con la menstruación, aunque no lo es. Si se tienen relaciones sexuales sin protección durante este tiempo, es posible que haya un embarazo.

4.

La menstruación siempre es signo de ovulación

Aunque la menstruación es el resultado del desprendimiento del revestimiento uterino (endometrio) y los restos de óvulos no fertilizados, algunas veces las mujeres y personas menstruantes tienen “ciclos anovulares”. La revista médica española Reproducción Asistida ORG explica que el termino se refiere los ciclos menstruales caracterizados por la ausencia de ovulación.

Usualmente este fenómeno se debe a desequilibrios hormonales y puede ser circunstancial o crónico. Cuando es circunstancial, pasa desapercibido porque la menstruación sigue su curso regular, pero cuando los síntomas como el periodo irregular y los sangrados anormales se vuelven frecuentes, es necesario acudir al médico o médica porque puede ser signo de otros padecimientos.

5.

Algunas mujeres menstrúan durante el embarazo

Al inicio del embarazo algunas mujeres experimentan un pequeño sangrado. Sin embargo, eso no significa que sigan menstruando o que haya algún problema médico. El sitio web de la Mayo Clinic en Estados Unidos explica que el sangrado de implantación es “un manchado o un sangrado leve que se presenta de 10 a 14 días después de la fecundación y es normal”.

Este sangrado ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero. Es mucho más leve que la menstruación y no requiere tratamiento.

Durante el diálogo “Realidades de la menstruación” las ponentes de la colectiva Brujas Sufragistas también recordaron que el cuerpo de cada mujer y persona menstruante es diferente. Así como, algunos ciclos menstruales pueden durar más o menos de 28 días, aunque las explicaciones dadas durante la charla pueden no aplicar para todas las experiencias. Por eso, es muy importante acudir con un especialista al notar cualquier signo de alarma en la menstruación.

 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ximena Torres

Estudiante de periodismo, fotógrafa y reportera feminista trabajando por hacer el periodismo en el que creo. Interesada en temas como justicia para las mujeres, salud, movilidad e interculturalidad. Ganadora del Premio Jalisco de Periodismo 2019.

Quizás también te interese leer