Menú

Rap, migración y resistencia

Rap, migración y resistencia

Los unieron el rap y la resistencia. Son la rapera zapoteca Mare Advertencia Lirika y los raperos Waikil —mapuche—, Una Isu —mixteco— y Pat Boy —maya—. El 1 de diciembre y como parte del Tercer Encuentro de Literatura en Lenguas Originarias, organizado durante la Feria Internacional del Libro, compartieron escenario en el Conjunto de Artes Escénicas, Zapopan, donde soltaron sus mejores rimas.

Cada uno proviene de un contexto distinto pero, además del rap y el castellano, tienen otras cosas en común: pertenecen a pueblos originarios y, también, son migrantes. Han enfrentado diversos obstáculos por venir de donde vienen.

De ello trata su rap.

La actriz Ofelia Medina dirigió una ceremonia inaugural en la que, tomados de las manos, la rapera y los raperos subieron al escenario, pronunciaron algunas palabras en sus lenguas originarias y luego dieron gracias a los cuatro puntos cardinales. Tras una sorpresiva y enérgica participación, Medina cedió el micrófono a Mare, encargada de conducir el espectáculo.

La zapoteca comenzó con un par de canciones. Luego presentó a Jaime Cuyanao, «Waikil». Proveniente de Wallmapu, el MC interpretó algunos temas en mapudungun —la lengua mapuche— y en español. Su intervención estuvo llena de newen —«fuerza» en mapudungun— y recordó a Camilo Catrillanca, comunero mapuche asesinado por carabineros —la policía chilena— en noviembre pasado.

En el encuentro estuvieron presentes los cuatro pilares del movimiento cultural conocido como hip-hop: mezclas de DJ, rap, breakdance y grafiti. Agrupaciones de bailarinas y bailarines de breakdance alternaron con los raperos en lenguas originarias, quienes también dieron espacio a talento local, como Mentes Urbanas y Diseño.

Al mismo tiempo, el artista Sinuhee Rodríguez realizó un mural estilo grafiti a un costado del escenario.

Una Isu rapeó en tres lenguas: mixteco, español e inglés, y cerró su participación con el tema «Soñadores», dedicado a los migrantes que, como él, dejaron su lugar de origen y se fueron a Estados Unidos.

Por su parte, ya con el sol poniéndose, Pat Boy junto con ADN Maya presentaron sus ritmos divertidos y rimas en maya. Las y los asistentes, aunque no rebasaron la centena, saltaron animados.

Tocó el turno a Mare cuando el frío ya arreciaba. Entonces lució sus potentes versos: «no es suficiente con su discurso incluyente / cuando es obvio el miedo que se tiene a lo diferente» o «compas creemos, machitos no sabemos / porque es normal que los lobos vistan piel de cordero».

Proveniente de la ciudad de Oaxaca, Mare Advertencia Lirika conversó con ZonaDocs sobre las dificultades de hacer rap, su relación con el feminismo y las migraciones.

Miguel Villegas Ventura, «Una Isu», dejó su natal Juxtlahuaca, Oaxaca, cuando tenía siete años y solo hablaba mixteco. Emigró a California, Estados Unidos, donde aprendió inglés y español. Nos habló sobre su experiencia como migrante y rapero indígena.

Waikil explicó la situación que viven los mapuches en Chile donde, al igual que pueblos originarios de otros países, ven amenazado su territorio por grandes empresas y, además, son criminalizados por defenderlo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *