Menú

Autoridades de Colima negaron acceso a fosas a familiares de desaparecidos

Autoridades de Colima negaron acceso a fosas a familiares de desaparecidos

La agrupación de familiares Desaparecidos en Colima ha documentado la desaparición de por lo menos 60 personas en los últimos dos años. Manifiestan que, tras el hallazgo de 49 fosas clandestinas en la comunidad de Santa Rosa en Tecomán, Colima, el contexto de violencia y desapariciones ha quedado expuesto, aún y cuando las autoridades estatales han intentado invisibilizar la gravedad de la problemática que aqueja a la población. Con ello y dadas las condiciones de hermetismo, las familias no fueron notificadas del hallazgo hasta terminadas las primeras labores periciales y de exhumación de los cuerpos. Según advierten, la autoridad continúa realizando acciones de búsqueda en el terreno, por lo que, las familias demandan que se les permita participar de éstas.

Por Dalia Souza / @Dalhia Souza

La Fiscalía General del Estado de Colima confirmó, a través de un boletín de prensa, el hallazgo de 69 cuerpos localizados en 49 fosas clandestinas en un predio de la comunidad de Santa Rosa, municipio de Tecomán. De acuerdo con esta información, el pasado domingo 3 de febrero fue ejecutada una orden de cateo para un terreno ubicado en la frontera entre los municipios de Tecomán y Armería, en dicho sitio habrían sido localizados los primeros 19 cuerpos en 11 fosas clandestinas y en uno contiguo, dentro de 38 fosas más, los 50 cuerpos restantes.

Sobre este hecho, la Fiscalía agregó que la orden de cateo que, permitió la localización de las fosas, se dio luego de que un juez vinculó a proceso a sujetos por el secuestro de dos personas en el municipio de Tecomán.

Al respecto, la agrupación de familiares Desaparecidos en Colima, advierten que, aunque fueron notificados por la autoridad estatal del hallazgo, el aviso se les dio cuando habían sido localizados 46 de los 69 cuerpos; es decir, cuando las labores periciales ya estaban avanzadas, por lo menos, hasta el último reporte oficial. Asimismo, manifiestan que no han conseguido participar de las diligencias en estas fosas, aún y cuando, desde octubre del año 2018, los familiares realizan búsquedas en campo acompañadas de autoridades estatales y federales.

 Es importante precisar que, de acuerdo con el artículo 21 de la Ley General de Víctimas:

“Los familiares de las víctimas tienen el derecho a estar presentes en las exhumaciones, por sí y/o a través de sus asesores jurídicos; a ser informadas sobre los protocolos y procedimientos que serán aplicados; y a designar peritos independientes, acreditados ante organismo nacional o internacional de protección a los derechos humanos, que contribuyan al mejor desarrollo de las mismas”.

Con ello, señalan que a la par del hallazgo de las fosas se suma la localización de dos cuerpos más en el municipio de Manzanillo, se trata de una mujer y un hombre que, advierten, han sido entregados a sus familiares. 

Reunión entre integrantes de la Comisión Nacional de Búsqueda, la Secretaría de Gobernación y personal de la Fiscalía General de Colima.

Precisan, además, que por el acompañamiento recibido por familiares de desaparecidos de Jalisco, además de la presencia en el lugar de la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, y el subsecretario de de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, fue que consiguieron acudir al predio de Santa Rosa; sin embargo, lo que encontraron fue un terreno acordonado y la excusas de una autoridad que les dijo que no podían entrar porque “perjudicaban la evidencia”.

En tanto, se les ha dicho que la identificación de los cuerpos podría demorar en algunos casos entre seis meses y un año, ya que los restos localizados en las fosas han permanecido inhumados durante el mismo periodo de tiempo, incluso, se encontraron osamentas que permanecieron en estos entierros clandestinos desde hace cinco años o más. Tampoco han conseguido conocer las características de identificación mínimas de los cuerpos, por ejemplo, si se trata de hombres o mujeres; cuál es su edad aproximada o si llevaban consigo pertenencias. 

Por otro lado, gracias a la información que han conseguido recabar estos familiares, se sabe que este predio ha permanecido abandonado durante largo tiempo luego de haber sido arrasado por un río desbordado, por lo que, muy pocas personas acuden a éste.

La señora Carmen, madre de Carlos Donaldo Campos Sepúlveda -desaparecido a los 23 años el día 22 de agosto de 2018 en el municipio de Villa de Álvarez, Colima-, relata que aunque no los dejaron ver más allá, sí observaron que en el lugar permanecen aún algunos toldos. Actualmente, la zona se encuentra acordonada por los diversos trabajos forenses, además de que se respira un olor nauseabundo.

La información que han recibido hasta ahora de parte de las autoridades es que las diligencias continuarán, puesto que, el terreno es bastante amplio y podrían localizar más de estos entierros clandestinos.

Quienes integran la agrupación Desaparecidos en Colima, exigen a las autoridades que éstas permanezcan abiertas y transparentado la información que se obtenga de los hallazgos; asimismo, que se garantice la presencia de las familias en las acciones de búsqueda en campo, tanto de este lugar como de otros que ya se tengan ubicados. También, hacen un llamado a las autoridades a que reconozcan la crisis en materia de desapariciones y violencia que azota al estado de Colima.

La labor de la agrupación Desaparecidos en Colima

Desaparecidos en Colima es una agrupación de familias de personas desaparecidas en el estado de Colima; con un registro de al menos 60 personas en esta situación y con una cifra negra aún incalculable, han dedicado sus acciones a la visibilización y difusión de los casos, el acompañamiento a familiares y al rastreo de fosas clandestinas en este estado.

Sus primeras búsquedas comenzaron en octubre de 2018, luego de exigir a la Fiscalía General del Estado de Colima y a su titular, Gabriel Verduzco Rodríguez, acciones que verdaderamente ayuden a la localización de sus seres queridos. Desde aquel momento y hasta la fecha, han conseguido identificar varios puntos donde presuntamente personas han permanecido enterradas clandestinamente; en estos lugares de muerte han encontrado algunas prendas y pertenencias.

A principios del mes de febrero, a la par del hallazgo de las 49 fosas, lograron localizar los cuerpos de un hombre y una mujer en el municipio de Manzanillo. Estas labores de rastreo se realizan con el acompañamiento de elementos de la Policía Federal y Judicial, quienes resguardan la seguridad de los familiares.

Colima un estado donde dice la autoridad que “no pasa nada”

Desde la experiencia de los y las integrantes de Desaparecidos en Colima, han pasado tres años ya desde que comenzaron a experimentar las consecuencias de la violencia en la entidad, mismo periodo de tiempo en el que, las autoridades han intentado evadir esta realidad argumentando que en “Colima no pasa nada” o incluso, que “Colima es un lugar seguro”.

 De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante los primeros seis meses del año 2018, Colima conservó el primer lugar en incidencia de homicidios dolosos a nivel nacional. Fueron 359 asesinatos en seis meses con un promedio de dos muertes violentas por día. Asimismo, según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas y Desaparecidas, el estado tiene un registro de 593 personas desaparecidas según el último corte del mes de agosto de 2018.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Autoridades de Colima niegan acceso a fosas a familiares de desaparecidos - […] Dalia Souza | Zona Docs […]

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *