Menú

Por escasez de recursos Casa del Migrante no recibirá más Caravanas

Por escasez de recursos Casa del Migrante no recibirá más Caravanas

El Refugio Casa del Migrante, ubicado en San Pedro Tlaquepaque, ha anunciado que no recibirá más contingentes de la Caravana Migrante, la razón: se encuentran rebasados humana, económica e institucionalmente. Advierten que seguirán atendiendo a los migrantes en tránsito, sin embargo, no será así para los grupos más numerosos. Ante el anuncio, esperan que las autoridades logren coordinarse para atender a los grupos de personas que planean llegar al estado de Jalisco en los próximos días.

Por Dalia Souza / @DalhiaSouza

“No podemos ofrecer algo que no tenemos”, aseguró Sarahí Ruiz coordinadora de El Refugio Casa del Migrante.

Los integrantes de este espacio que ofrece ayuda humanitaria: alimentación, vestido, estancia y asistencias jurídica a todas aquellas personas que migran y que han elegido la ruta de occidente como vía para llegar a su destino en los Estados Unidos, han anunciado que se encuentran en una situación crítica en materia de recursos humanos, económicos e infraestructurales, que les impedirá continuar recibiendo a más contingentes de las llamadas Caravanas Migrantes.

No obstante, han asegurado que permanecerán ofreciendo atención al flujo de personas que de manera continua recorre México en busca de una mejor vida:   

“No podemos recibir a las personas si no vamos a cubrir sus necesidades básicas. Creemos que es lo mejor y esperamos que la gente entienda la decisión del albergue. Aun así, el albergue sigue abierto para las personas de tránsito, lo que es el transito común, aunque ya no es tan común”.

Según ha advertido Sarahí Ruiz, tras la llegada a Jalisco del primer éxodo migrante en diciembre de 2018 y hasta el mes de enero de 2019, recibieron diariamente un estimado de 50 a 60 personas, sin embargo, la cifra se ha duplicado en las últimas semanas; de acuerdo con sus registros, han asistido a un promedio de 80 a 100 personas todos los días. A éstas, se suman algunas familias que llevan sus procesos de solicitud de refugio y que permanecen instaladas de forma permanente en las instalaciones.

 “Estamos teniendo entre 80 y 100 personas diarias. Eso también nos pone en una situación crítica, donde decimos: si atiendes a la caravana, atiendes al albergue y si somos 7 personas, no podemos dividirnos para atender a 700 u 800 personas que tienen una demanda cada una”.

Durante esta semana, contabilizan que recibieron a cerca de 400 personas, todas y todos integrantes de uno de los tantos contingentes que componen la Caravana Migrante. El último grupo que salió el día miércoles estaba integrado por 320 personas y se les ha informado que otro contingente de 700 personas está por arribar a Jalisco.

Si bien, reconoce Ruiz, que esta es una labor que el albergue ha asumido, manifiesta que ha sido complicado llevar a cabo la tarea de forma integral para subsanar las necesidades de las personas.

Señaló además, que la casa del migrante se sostiene con la ayuda de las personas de la comunidad, de las donaciones que realiza la sociedad en general y de la asistencia social que les ofrece Caritas Diocesana de Guadalajara; no obstante, no ha sido suficiente para atender la demanda que requieren estos grupos numerosos.

Familia centroamericana, integrantes de la Caravana 2018, en la explanada de El Refugio Casa del Migrante. 

Por su parte, el padre Alberto Ruiz, fundador y director de El Refugio Casa del Migrante, insistió en que ha sido una decisión difícil. Aunque reconoce que, desde el año 2014 han recibido a diversas caravanas, identifica que, las que han arribado al estado desde inicios del 2019, tienen características diferentes que impiden, por ejemplo, prever con tiempo su llegada o saber con certeza si arribarán o no; incluso, han identificado que existe cierta falta de organización y coordinación, lo que limita que la asistencia que se les ofrece pueda llegar a ser operativa y eficiente.

“Ahora se vienen una oleada de caravanas que no sabes cuándo llegan, antes había coordinación con los líderes, ahora los lideres no nos conocen y no hay esa coordinación. Tenemos que estar varios días a la expectativa, de pronto llegan y no podemos atenderlos”

Aseguró, además, que las caravanas se están volviendo algo ordinario en las migraciones.

Finalmente, dijo que, si bien, ellos han sido los anfitriones durante todas las movilizaciones anteriores, esta vez esperan cambiar su papel a ser colaboradores y que, sean ahora los gobiernos estatal y municipal quienes se sumen a la tarea de acoger a las personas migrantes.

Señaló que, si el Gobierno Federal está proporcionando las vías de entrada para las personas que vienen desde Centroamérica huyendo de la violencia y buscando mejores oportunidades de vida para su familia y para sí mismos en México, tendrá que coordinarse con los otros niveles de gobierno para recibirlos.

“Tanto en las caravanas anteriores como esta, nosotros hemos sido los anfitriones, ahora queremos cambiar de posición, nosotros queremos ser colaboradores y que ellos sean los anfitriones. Porque, independientemente de las administraciones y los partidos, sabemos que la asistencia humanitaria que nosotros brindamos, no se compara con lo que ellos pueden hacer. Espero que ellos lo asuman, ahora que nosotros decimos que no recibimos más caravanas. El estado debe tener políticas para atenderlos y recibirlos, porque si el Gobierno Federal está dejando que entren, que se pongan de acuerdo entre gobiernos para atenderlos.

Yo creo que no tenemos la infraestructura y yo espero que ellos se coordinen y que puedan atender porque finalmente ellos son la autoridad”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Únete a nuestra “Campaña de Donación”.

¡Tu apoyo será fundamental!

#ZonaDocsFIL cobertura en Steller

Tweets recientes