Menú

Desmontando el espejismo: Chalacatepec

Desmontando el espejismo: Chalacatepec

Damián Carmona Moreno, sociólogo / @DamianCarmona_

Sin duda, uno de los proyectos más ambiciosos del gobernador Enrique Alfaro es aquel al que llama El nuevo Cancún, refiriéndose a un desarrollo turístico en Chalacatepec. El proyecto no es nuevo y no hace más que revivir el estigma creciente en una parte de la opinión pública: este es un gran sexenio para ser Emilio González Márquez.

Hace dos años, el 8 de junio del 2016, Carlos Martínez Macías escribía en Milenio una columna a la que llamaba El espejismo de Chalacatepec. En esta columna recupera el primer esbozo de Manifestación de Impacto Ambiental que, indica, se presentó en septiembre del 2012 a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales con el expediente 14JA2012T0012 bajo el nombre de Desarrollo Vistas. Martínez indica que, dentro del documento, que consta de 1, 506 cuartillas, se incluía una tabla de impactos ambientales del desarrollo en la etapa de preparación, construcción y operación y mantenimiento; «la primera parte contemplaba 15 impactos positivos por 37 negativos; en la segunda 17 positivos por 38 negativos y en la tercera 15 positivos y 27 negativos (…) Es decir, 47 interacciones con impactos positivos por 102 negativas en Chalacatepec»

En 2018, se publicó el artículo El nuevo Cancún en Jalisco; ¿se repiten las falsas expectativas locales? Donde los Doctores Rafael Villanueva Sánchez, Carlos Rogelio Virgen Aguilar y María de los Ángeles Huízar Sánchez hacían uso de entrevistas semi estructuradas, captura de imágenes, visitas de campo, consulta de gabinete, notas y el inventario de los recursos susceptibles de aprovechamiento con fines turísticos. Dentro de los productos que arrojó este trabajo se encuentra un Inventario de recursos Naturales y Culturales,el cual se muestra a continuación:

Dentro de las conclusiones, los Doctores señalan el riesgo en el que se encuentra el patrimonio de la región ante los impactos negativos, que a su vez se manifestarían en  «pérdida de biodiversidad, alteración de ciclos biológicos, la estética del territorio, el cambio en la cultura agropecuaria como fuente primaria de ingresos, la remoción de centros ceremoniales prehispánicos» También alertan que ya se manifiesta un cambio en la vida de la población local con el cambio a usos de suelo, pues ahora les es impedido el acceso a lo que antes era el sitio de sustentos para sus familias.

Visto ya algunos puntos sobre este desarrollo, quedaría por preguntarnos, y ver a fondo, qué podría significar un nuevo Cancún.

Cancún fue un complejo turístico pensado y desarrollado a inicios de los años setenta. En sus inicios, este destino recibió alrededor de 100 mil turistas (Fonatur, 1975), tan sólo en 2017 fueron 4 millones 733 mil 540 los turistas que visitaron este destino (Sedetur, 2018).

Otro cambio en el municipio es que, de contar con una población de 441 personas, según el censo de 1970, pasó, según datos del INEGI a 2015, a contar con una población 743, 626.

El crecimiento exponencial, o mejor dicho la falta de planeación, de Cancún empieza a demostrar situaciones un tanto problemáticas como lo es la movilidad. En 1980 los automóviles registrados eran tan sólo 2, 030; en 2016 son 244, 495 los automóviles registrados. (INEGI) Por otro lado, en 1980 eran 24 los camiones de pasajeros en circulación; en 2016 son 1, 779 los registrados. (INEGI)

Una manera de apreciar el drástico crecimiento de Cancún es a través de este mapa interactivo creado por el Diario Novedades Quintana Roo: https://bit.ly/2Y3aJ00

Por otra parte, en 2016, la subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) arrojó un dato lapidario sobre Quintana Roo: cinco son los municipios con mayor número de carencias por calidad y espacios en la vivienda, siendo el municipio de Benito Juárez (Cancún) el líder con 113, 466 personas viviendo en esta situación.

En resumen, podríamos decir que es un gran destino turístico, pero el gobierno municipal y estatal se ven rebasadas por las carencias sociales que existen; el informe ONU Habitat lo precisa de la siguiente manera:

  • Infraestructura en Desarrollo:El informe indica que el desarrollo de infraestructura es bajo para proporcionar servicios de necesarios para la población y economía.
  • Sostenibilidad Ambiental:También el informe indica que el desempeño del municipio en este rubro es bajo, recomendando la conversación de activos ambientales.
  • Entre los indicadores más bajosque el informe encuentra en el municipio se encuentran los siguientes:
    • Producto urbano per cápita: Cancún tiene una gran cantidad y diversidad de actividades económicas, pero estas podrían generar un valor bajo, o ser de carácter informal.
    • Longitud del transporte masivo: Ante la ausencia de un transporte masivo, se prevén problemas de accesibilidad y movilidad para los habitantes.
    • Número de estaciones de monitoreo: Se indica que no hay estaciones de medición o insuficiente número de estaciones, lo cual tiene un impacto directo en identificar enfermedades respiratorias y regulaciones las fuentes contaminantes.

A continuación, algunas gráficas del informe que delinean la realidad social de Benito Juárez (municipio) y Cancún (aglomeración urbana):

Después de haber hecho este recorrido por los antecedentes de Chalacatepec y situar en contexto de qué es Cancún, en números, para su población más que para una derrama económica, las preguntas son claras.

  • Primero habría que preguntarnos si Cancún es de verdad un ejemplo de algo más allá de la exclusión social, las carencias de infraestructura, entre otras cosas.
  • Si se sigue el ejemplo de Cancún, queda claro que no es la forma de crear ciudades para y por sus habitantes, sino que termina siendo el negocio de unos cuantos y la marginación de los otros. ¿Será Chalacatepec otro negocio inmobiliario del gobernador?
  • Por último, me parece necesario que también retomemos la variable ecológica. El gobierno del estado ha mostrado, con el ejemplo del Río Santiago, que el camino de mitigar la contaminación con la prevención es algo que realmente no les agrada y han preferido que la contaminación sea un privilegio para quienes puedan cargar con su multa. ¿Esta será la pauta dominante de la protección ambiental en Chalacatepec?

Las preguntas quedan abiertas, igual que las dudas sobre el proyecto. Por el momento el proyecto pareciera ser más un capricho por crear oportunidades de inversión-extracción de capital para grandes empresarios, que un proyecto de desarrollo económico para los habitantes de la región.

Bibliografía:

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *