Menú

Lesbianas toman el espacio público en Guadalajara para exigir derechos

Lesbianas toman el espacio público en Guadalajara para exigir derechos

Texto y fotos por Sara Leos /

Colectivos lésbicos de Guadalajara salieron por novena ocasión a la calle para exigir los derechos que les han sido negados, pero también para denunciar que paren las violencias en su contra, las cuales son tanto físicas y sexuales, como psicológicas. 

También manifestaron que cese el acoso y la discriminación en su contra, ya que: “Aún hay chicas que aún las corren de sus casas por ser lesbianas, y muchas no tienen los servicios de salud específicos para mujeres lesbianas”, evidenció Paulina Flores del Colectivo Lésbico Tapatío; aunado a ello agregó que los derechos que necesitan reivindicar urgentemente son: la tipificación de “los crímenes de odio por lesbofobia, ya que no tenemos idea de cuántos son porque están invisibles; y la homologación de los códigos civiles para que dejen de ser heteronormativos los servicios de salud para las mujeres lesbianas”.

La IX Marcha Lésbica, expresó Paulina Flores, “la hacemos específicamente para mujeres lesbianas porque creemos que los otros espacios que se les llaman diversos, de lo ELGBT, se caracterizan por ser sumamente machistas y sumamente clasistas; entonces nosotras no nos sentimos identificadas con ello, y por eso cada año, desde hace nueve, salimos con una marcha política y lesbo-feminista”.

El paso de las mujeres que salieron a marchar el sábado 30 de marzo de 2019 fue marcado por los garrafones usados por la batucada como tambores, y por la consigna: “¡Alerta, Alerta!. Alerta el que camina, lesbianas feministas por América Latina”, y “Tiemblen y tiemblen, y tiemblen los machistas, que América Latina será Lesbo-Feminista”. 

Con rosas y girasoles en las manos, las mujeres abrazadas y gritando muy fuerte para exigir sus derechos, recorrieron Avenida Juárez rumbo a Plaza Liberación, esto en el centro de Guadalajara, Jalisco.

Al frente de la marcha, las mujeres cargaban una gran pancarta que decía “IX Marcha Lésbica. ¡La tierra nunca fue tan lesbiana!”.

Los pañuelos verdes por la despenalización del aborto también estuvieron presentes en varias de las asistentes; así como varias banderas multicolor (naranja, amarillo, blanco, verde, azul, rosa) que fueron ondeadas por diversas chicas para visibilizar a la comunidad que aún es muy violentada y discriminada en Guadalajara.  

Paulina Flores dijo que la ciudad es: “muy violenta todavía, hay mucha violencia, pareciera que no, porque somos grupos más visibles cada vez, pero aún siguen siendo  segregados y discriminados”. 

“¡Aplaudan, aplaudan! que el pinche machismo se tiene que morir”, fue otra de las consignas que fueron utilizadas durante el recorrido; así como la de “el que no brinque es macho, el que no brinque es macho”.

De esta manera, las mujeres tomaron los espacios públicos para gritar, cantar y marchar por “reivindicar la visibilidad y el sentido político de los que significa ser lesbiana en la ciudad”.

Paulina Flores del Colectivo Lésbico Tapatíodijo también que necesitan “que la sociedad sepa que hay  lesbianas en todas partes, y que no solamente es una orientación, sino que es un movimiento político, ya que tiene que ver con cómo nos vemos reflejadas en la calle”.

Por su parte, América, asistente a la marcha, dijo sentirse liberada, y contó que tuvo una buena experiencia cuando decidió asumirse como lesbiana: “primero me lo negué, pero después conocí a más personas, y hablaron conmigo, lo cual me hizo entender que no estoy mal, estoy en lo correcto, porque es lo que siento, y pues mis papas me aceptaron y todo bien, me fue bien”.

América asistió a la marcha para luchar por la justicia hacía la mujer y porque acabe la discriminación, pide respeto en la calle, porque: “si ven a dos mujeres besándose en la calle, se alarman por ello, cuando debería ser normal”; además agregó que una de las limitaciones que más padecen las lesbianas son: la discriminación laboral, la negación al matrimonio igualitario y el derecho a la adopción.

Otro de los objetivos de laIX Marcha Lésbica. es que se deje de monopolizar el movimiento LGBT, ya que “los hombres gays están protegidos por el sistema hetero-patriarcal; en cambio, las mujeres están invisibilizadas, por eso creemos que esa es la gran diferencia, la violencia hacía las mujeres suele ser sistemática y hacía los hombres no”, señaló Paulina.  

Las mujeres que asistieron a la marcha estuvieron acompañadas por amigues y familiares; en su andar mostraron su inconformidad por los cánones sociales en los que aún se rige la ciudad de Guadalajara; así que como un acto de rebeldía tomaron las calles del primer cuadro de la ciudad para vivir y amar a quienes ellas decidan y para mostrar que están acompañadas en esta lucha contra el machismo que: “solo con nuestra lucha lograremos desdibujar”, manifestó el Colectivo Lésbico Tapatío.

Para tomar nota.

Entre 2012 y marzo de 2018, el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discrimnación (Conapred) analizó un total de 1,031 presuntos actos de discriminación hacia personas de la diversidad sexual, de género y de características sexuales. Del total, 77% consistió en quejas contra particulares y el resto en quejas contra personas del servicio público; el principal motivo de discriminación fue la orientación sexual, que originó tres cuartas partes de los casos. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *