Menú

Gobierno de AMLO reafirma su compromiso de no inundar Temacapulín, Acasico y Palmarejo

Gobierno de AMLO reafirma su compromiso de no inundar Temacapulín, Acasico y Palmarejo

Texto y fotografías: Mario Marlo / @Mariomarlo

Para Blanca Jiménez Cisneros, Directora General de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), los porcentajes manejados en el Acuerdo de Entendimiento firmado, el pasado 29 de junio, por los gobernadores Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y Enrique Alfaro: “No le cuadran”, ya que los datos de disponibilidad de agua con los que cuenta la CONAGUA, no corresponden a los datos manejados en el Acuerdo de Entendimiento firmado por los funcionarios.

Lo anterior fue explicado por la Directora de CONAGUA durante la reunión que sostuvo, el pasado martes 9 de julio, en la Secretaría de Gobernación, el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario y el Colectivo de Abogados de las comunidades; en dicha reunión también estuvo presente Lázaro Cárdenas Batel, jefe de Asesores del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Blanca Jiménez aseguró que, hasta el momento, la CONAGUA se encuentra analizando todas las opciones que van desde construir la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros de altura hasta de desmantelarla; sin embargo, no se ha tomado ninguna decisión.

Respecto a los 500 millones de pesos, destinados dentro del Presupuesto de Egresos Federal 2019, la titular de la CONAGUA señaló que por órdenes de López Obrador, sólo se usaron 270 millones de pesos para realizar trabajos de seguridad en El Zapotillo, tales como instalar unos diques que impidan que ramas, basura, piedras o cualquier otro elemento lleguen a obstruir las compuertas de presas, lo cual podría ocasionar un desastre.

Jiménez Cisneros resaltó que su administración se encuentra enfocada en tener toda la información del proyecto Presa El Zapotillo- Acueducto Zapotillo-León; no obstante, no han revisado toda la documentación que se encontraba en las oficinas de CONAGUA Jalisco y que recientemente ha sido trasladado a sus oficinas en la Ciudad de México.

“Hemos encontrado irregularidades, por lo que ya tenemos la información en la Ciudad de México donde la estamos analizando, pero ha sido un dolor de cabeza analizar el expediente”, precisó.

Respecto a la millonaria demanda de la empresa española Abengoa contra el Gobierno de México por el pago de una indemnización por la inversión que realizó en el proyecto Acueducto Zapotillo-León, Blanca Jiménez resaltó que no pagarán lo que exige la empresa española:

“No lo vamos a pagar: ¿De dónde saldría eso? Esto con los abogados de CONAGUA ya lo estamos judicializando”.

Con el objetivo de solucionar el conflicto que tiene detenida la construcción de la Presa El Zapotillo desde hace 13 años e impedir que los pueblos sean inundados, la CONAGUA, el Gobierno Federal y la representación legal del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, acordaron reunirse a finales del mes de julio para analizar la situación jurídica del caso.

Por su parte, Lázaro Cárdenas Batel se comprometió a agendar una reunión en las próximas semanas con el presidente Andrés Manuel López Obrador y aseguró a las comunidades que Obrador no tomará ninguna decisión “en lo oscurito”.

“No tengan preocupación de que se enteren de la decisión del Gobierno Federal no fue consensuada con ustedes, que no fue platicada o que, simplemente, se tomó en lo oscurito y que ustedes se enteraron por los medios… tengan la absoluta certeza de que eso no va ocurrir”.

Las presas no son la opción

El Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo acompañados del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), el Colectivo de Abogados, y representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas también se reunieron con Víctor Manuel Toledo, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quien al iniciar la reunión recordó el caso de la presa Miguel Alemán, en Oaxaca, que inundó 47 mil hectáreas dejando bajo el agua pueblos, cultura, y tradiciones ancestrales.

“Recuerdo muy bien el caso donde gente mayor mazateca, se suicidó después de ver a su pueblo inundado… porque estaban inundando, su historia y pueblo mazateco.”

Por ello, Víctor Manuel Toledo celebró que a diferencia de los mazatecos: Temacapulín, Acasico y Palmarejo sean un frente de resistencia que se organiza y lucha por defender sus derechos.

“La novedad que yo veo ahora y que me da mucho gusto es que ustedes se organizan, y que tienen 14 años luchando y hasta ahora tienen detenida la presa. Aquí la pregunta es qué tanto un proyecto de escala federal tiene derecho a irrumpir la vida a nivel local y municipal, esto en un modelo de civilización donde prevalece la ciudad y la industria como mecanismos de destrucción y depredación de los pueblos.”

Después de escuchar a las comunidades, el Secretario de la Semarnat, propuso visitar a la comunidad a finales del mes de julio con la intención de conocer el territorio y buscar soluciones para: “la gestión integral del agua” y “la resistencia de las comunidades contra el proyecto Presa El Zapotillo-Acueducto Zapotillo-León”.

A modo de conclusión, Toledo comentó a los pueblos que actualmente: “las presas no son la opción”, y que en el caso de las hidroeléctricas, la solución es mil pequeñas micro-hidroeléctricas, manejadas por la gente de las comunidades o mediante un modelo de cooperativas donde no predomine el gigantismo ni la concentración de energía que imita las prácticas del poder económico y político.

Zapotillo, presa de la corrupción

Desde que fue anunciado el proyecto Presa El Zapotillo-Acueducto Zapotillo-León en el 2005, las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo iniciaron la lucha contra este megaproyecto que amenaza con inundar sus comunidades.

Por años, las comunidades han denunciado y exigido una auditoria a el proyecto, ya que hasta la fecha no se ha transparentado los más de 35 mil millones de pesos que el Gobierno Federal le ha otorgado al proyecto.

Según un estudio realizado por el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), el costo inicial del proyecto El Zapotillo con una cortina a 80 metros y Acueducto El Zapotillo-León era de 7 mil 960 millones de pesos; sin embargo, para el 2019, el costo del proyecto creció a un 350% más, quedando en 35 mil 338 millones de pesos.

Información: Instituto Mexicano Para El Desarrollo Comunitario A.C.

En el estudio IMDEC asegura que el aumento a los costos es irracional, lo cual hace al proyecto totalmente inviable, y esto tan sólo por el costo total del proyecto Presa El Zapotillo-Acueducto Zapotillo-León / El Purgatorio y Sistema de Bombeo El Purgatorio-Arcediano, sería de más de 71 mil 287 millones de pesos.

Información: Instituto Mexicano Para el Desarrollo Comunitario A.C.

Lo anterior se suma a las denuncias que han realizado tanco IMDEC como las comunidades respeto a las irregularidades del Estudio de Impacto Ambiental (MIA) que se presentó en 2016 y en cuya segunda hoja del documento se asegura que: “Todos los afectados, están de acuerdo en la construcción de las obras propuestas (presa y acueducto)”, esta afirmación no es cierta, ya que por la resistencia que ha emprendido las comunidades, la presa El Zapotillo, ésta se encuentra detenida desde hace ya cinco años.

Otra de las irregularidades que el IMDEC explica sobre el MIA, es que el área de influencia del estudio se limita al área del embalse y no incluye medidas de mitigación, compensación o resarcimiento de daños sino apenas buenas prácticas ordinarias, tampoco se cuenta con un plan de abandono del proyecto para implementarse cuando termine la vida útil de la presa, esto en caso de que se culmine la construcción de la obra.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *