Menú

No a la criminalización de los defensores y defensoras de personas migrantes

No a la criminalización de los defensores y defensoras de personas migrantes

“Migrants on freight train” John Moore (Front Line Defenders)

A través de la campaña #DefensoresSinMuros (#DefendersBeyondWalls), el Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana (PRAMI) CDMX-Tijuana, Front Line Defenders, y la RedTDT, buscan difundir, promocionar y visibilizar el trabajo que realizan los defensores y defensoras de las personas migrantes, frente a los discursos políticos de odio y criminalización.

La campaña consta de al menos 15 videos con entrevistas a personas, colectivos, organizaciones, activistas y albergues que han dedicado su vida al acompañamiento y defensa de los derechos de la comunidad que migra en Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos. La acción de visibilización incluirá la presentación de un informe en el mes de agosto que busca hacer un llamado a poner fin a los ataques contra las y los defensores.

 Por Dalia Souza /@DalhiaSouza

¿Cómo nace un defensor o defensora de las personas migrantes?, ¿por qué lo hacen?, ¿cuál ha sido su motivación?, ¿cuáles son sus mayores obstáculos? Estas son algunas de las preguntas que Usted podrá develar luego de que conozca la campaña #DefensoresSinMuros (#DefendersBeyondWalls), así lo afirmó en entrevista Monserrat Narro, integrante del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana (PRAMI).

Según nos relata, esta campaña nace con una sola inquietud: hacer frente a la política de detención, deportación y criminalización de la migración que el gobierno del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha desplegado tras su llegada al poder y ante las presiones del país vecino del norte, Estados Unidos. Montserrat nos explica que, estas prácticas violentas y a todas luces xenófobas, no sólo está impactando a las personas en tránsito, sino, además, pone en vulnerabilidad a las personas que les acompañan y defienden.

El caso quizá más reciente y conocido fue el de los defensores Irineo Mujica y Cristóbal Sánchez, quienes, a pesar de ser reconocidos en el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, fueron detenidos arbitrariamente y acusados por el gobierno mexicano de delitos vinculados al tráfico de personas; lo anterior, luego de que ambos realizaran una labor política, pública y de ayuda humanitaria hacia la comunidad migrante en tránsito dentro de las caravanas que surgieron en octubre del 2018. Si bien, Irineo y Cristóbal fueron llevados a juicio en Tapachula, Chiapas, un juez los declaró en libertad porque no existían elementos de prueba sobre los delitos que se les imputaban injustamente.

Casos como éste se repiten en toda la región, insiste Narro:

“Lo que observamos también es que no son solamente son los casos particulares que llegan a un juicio, algo como una situación tan grave como Irineo y Cristóbal, sino que hay muchos defensores y defensoras a nivel regional, incluso, desde Honduras hasta Estados Unidos que, con estas políticas de criminalización de la migración están siendo hostigados, amenazados y criminalizados por su trabajo”

Se trata de una política regional de criminalización, manifiesta, donde defensores y defensores de personas migrantes han sufrido algún tipo de criminalización, hostigamiento, amenazas, vigilancia, agresiones físicas y juicios penales.

Por ello, esta campaña que lanza el PRAMI CDMX-Tijuana, junto con la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) y Front Line Defenders (organización internacional dedica a la defensa de los defensores de derechos humanos), busca visibilizar la labor que realizan personas en todo el continente para acompañar la migración y las situaciones de riesgo que enfrentan día a día debido a una política transnacional de criminalización y persecución.

Son 15 historias plasmadas en video que pretenden difundir el trabajo valioso y solidario que hacen las y los defensores; personas que han decidido reaccionar ante la omisión del Estado, apostado su vida y seguridad para proteger la de otros, advierte Monserrat.

“Más allá de estos imaginarios que nos pinta tanto la comunicación oficial, como los medios de comunicación, lo que estamos viendo es que son personas, hombres y mujeres pertenecientes a comunidades religiosas, laicos, parte de colectivos con identidades de género diferentes que son solidarios, que están preocupados y preocupadas por las otras personas, que les están acompañando frente a situaciones de emergencia humanitaria, que además son una responsabilidad del Estado.”

Algunas historias

De a poco, cada una de las historias de vida de estos defensores y defensoras ha salido a luz a través de las redes sociales de Front Line Defenders @FrontLineHRD; del PRAMI @PRAMI_IBERO; y de la Red TDT @RedTDT. Hasta ahora hemos conocido los casos de Sor Bertha López, misionera del Cristo Resucitado; Scott Warren, integrante del colectivo No More Deaths; Irineo Mujica, director de la organización Pueblo Sin Fronteras; Cristóbal Sánchez fundador de Cultura Migrante; Bartolo Antonio Fuentes, periodista hondureño integrante de la Comunicación Comunitaria; Gabriela Castañeda, directora de la oficina de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos en East El Paso; Nicole Ramos, dirigente del Proyecto de Derechos Fronterizos de Al Otro Lado; y de Margarita Núñez, socia fundadora del Laboratorio de Investigación Social (LIS) Justicia en Movimiento.

Sor Bertha

Sor Bertha López, es misionera del Cristo Resucitado y su trabajo de defensa se ha centrado en Guadalajara, Jalisco; junto con su congregación se han dedicado a trabajar con personas que se han visto afectadas por algún tipo de crisis humanitaria, por lo que, cuando comenzaron a observar el paso de las caravanas por todo el país, decidieron sumarse a ofrecer su ayuda de manera solidaria. Lamentablemente por esta labor Sor Bertha ha sido hostigada por teléfono para que deje de realizar este trabajo humanitario.

Scott Warren

Scott forma parte del colectivo No More Deaths o No Más Muertes, desde hace 10 años, ha dedicado su vida a dejar agua en el desierto de Sonora para que las personas migrantes que lo cruzan no padezcan sed y mueran por deshidratación, además de que ofrece asistencia médica a quienes lo necesitan. Por este trabajo, Scott fue llevado a juicio en Estados Unidos.

Irineo Mujica

Irineo lleva más de 15 años trabajando el tema de la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes y lo hace desde su experiencia personal de vida. Al ser hijo de una familia de personas indígenas originarias de Michoacán que emigraron a Estados Unidos, Irineo ha sido testigo de la discriminación que experimenta este sector tan específico de la población migrante. Según relata en su entrevista, él vio cómo a su padre le negaron asistencia médica en Estados Unidos por ser migrante y por ser indígena, así que decide que esto no puede seguir así y comienza a contribuir en la defensa de los derechos de esta comunidad.

Todas las historias podrás encontrarlas en la página de Front Line Defenders o en redes sociales a través de los hashtag #DefensoresSinMuros  o #DefendersBeyondWall. Después de la campaña, se tiene planeada la publicación de un informe donde se conjuntan todos los casos, tanto los que aparecen documentados en video, como otros nuevos que se sumen, lamentablemente, precisa Monserrat Narro, producto del recrudecimiento de la política de criminalización y persecución.

La invitación es a conocer el trabajo de las y los defensores, ver los videos, compartir la campaña “para que podamos decir con todo el conocimiento de causa: ¡No a la criminalización del trabajo de los defensores y defensoras!, concluyó Montserrat Narro.    

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *