Menú

No queremos más un país cementerio, por eso avalé liberación del hijo de El Chapo, justifica AMLO

No queremos más un país cementerio, por eso avalé liberación del hijo de El Chapo, justifica AMLO

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue para proteger la vida de las personas ante la reacción violenta de la delincuencia organizada en Culiacán, Sinaloa.

Y agregó que su gobierno tiene que enfrentar a dos mafias: “La delincuencia de cuello blanco, también dañina, que se arraigó y la estamos combatiendo, y las bandas de la delincuencia llamada organizada, eso es lo que enfrentamos pero con rectitud, honestidad, con justicia, vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en el país”.

Respecto a los hechos de Sinaloa, AMLO reconoció que “lo de ayer fue un hecho lamentable que se presentó, pero, de  ninguna manera, se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia, eso es lo que quieren los conservadores, andan buscando que fracasemos, fíjense qué se nos atribuye y lo asumo, tengo otros datos”.

Afirmó que fue el gabinete de Seguridad quienes “tomaron decisiones que yo respaldo, que yo avalo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos. Y se decidió proteger la vida de las personas. Esta decisión se tomó para proteger a los ciudadanos, no se puede apagar el fuego con el fuego”.

En clara alusión al gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, dijo que esta “es la diferencia de esta estrategia a lo que han hecho anteriores gobiernos”. 

Nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra, eso les cuesta trabajo entenderlo a muchos, pero la estrategia que se estaba aplicando anteriormente convirtió al país en un cementerio y eso ya no lo queremos”, afirmó aquí en la conferencia mañanera.

Reiteró que quienes tomaron la decisión de liberar al hijo de “El Chapo” fueron los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) Luis Crescencio Sandoval González; de la Secretaría de Marina (Semar), José Rafael Ojeda Durán; y de Seguridad Pública (SSP), Alfonso Durazo Montaño y “yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, ya eso ya se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas”.

Los hecho ocurrieron alrededor de las tres de la tarde de este jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, pero se negó a revelar más datos, sobre cuántas muertes, heridos porque eso lo va a dar a conocer el gabinete de seguridad.

Solo se limitó a decir que: se trató de un operativo que llevó a cabo el Ejército a partir de una orden de aprehensión con fines de extradición de un presunto delincuente. 

Y se tomó esta decisión -como ya lo expliqué- por una reacción muy violenta que ponía en riesgo la vida de la gente”.

Consideró que esta decisión no debilita a su gobierno, además rechazó que esta decisión fortalezca al narco o que el Estado mexicano haya sido rebasado.

Explicó que “la decisión la tomó el gabinete de manera conjunta, colegiada, los secretarios de la Defensa, de Marina y Seguridad Pública. Yo respaldé esa postura porque considero que lo más importante es la protección de las personas, que no haya muertos, que haya paz”.

Agregó que “acerca de que si se demostró debilidad del Estado, es más que nada una conjetura de los expertos, sobre todo de nuestros adversarios. Los conservadores no van a estar contentos con nada y van siempre a cuestionarnos. Nosotros no tenemos duda acerca de que fue la mejor decisión”.

Soportó su argumento al manifestar que “el poder no es prepotencia, no es violencia, el poder es humildad, el poder solo tiene sentido cuando se pone al servicio de los demás y yo encabezo un gobierno civilista, no es dictadura militar o un gobierno civil con afanes autoritarios”.

Cuesta trabajo que esto se entienda pero poco a poco los hechos van a demostrar que esta es la mejor vía, además ya se probó todo eso que estás planteando y resultó un rotundo fracaso y no solo eso, esa política autoritaria de la razón de Estado causó miles de muertos, más de un millón de víctimas. 

Nosotros no vamos a seguir con eso, no queremos la guerra, pero bueno son visiones, puntos de vista, yo desde hace mucho he sostenido que la paz es fruto de la justicia”, puntualizó”.

A la pregunta que hizo el reportero del periódico Reforma de que si los hechos de Sinaloa significan que su estrategia ha fracasado, López Obrador dijo que “vamos muy bien en nuestra estrategia. 

Pero esta muy difícil que el Reforma acepte, reconozca que vamos bien porque el Reforma es periódico de la oposición, es periódico conservador, como han existido los medios conservadores todo el tiempo. 

Ya basta de estar aparentando de que se es independiente cuando se representa a grupos de intereses creados”, reprochó.

E insistió en que “se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia, eso es lo que quieren los conservadores, andan buscando que fracasemos, fíjense qué se nos atribuye y lo asumo, tengo otros datos”.

Y comparó: “No es lo mismo, cómo va a comparar el gobierno de Calderón y otros gobiernos donde la política que se siguió fue una política de exterminio, se declaró la guerra, periódicos como el Reforma apoyaron esta estrategia, la convalidaron, nosotros no vamos a continuar con lo mismo”.

Rechazó que se vaya a fortalecer el narco con esta acción porque es “una circunstancia especial que se presenta. Cómo son estos procesos, son de una vez en definitiva, son de aniquilamiento, esa es la mentalidad autoritaria es barrer, eso no da resultados ni es humano”.

Y pregunto: “¿Cómo se va a fortalecer una organización que utiliza la violencia, quien no tiene la razón y usa la fuerza no tiene autoridad moral, puede ser que en una circunstancia se impongan, era lo que pasaba en nuestro país, se imponían con el fraude electoral, el uso de la fuerza, el control casi absoluto de la medios de comunicación hasta que la gente dijo basta y se acabó”.

Insistió en que “el uso de la fuerza, de la violencia, las masacres, ya sabemos que eso no da resultados; sin embargo, nuestros adversarios quisieran que continuáramos con lo mismo, no vamos a cambiar nuestra política y yo estoy seguro que vamos a seguir contando con el apoyo de la gente”.

Respecto a las publicaciones dijo que “va a estar muy difícil que cambien de parecer nuestros adversarios, pues ellos son los que apuntalaron la política del terror, de la corrupción, cómo van a ver con buenos ojos lo que hacemos, seria ilógico por completo. Además ellos quieren que se mantuviese el mismo régimen de corrupción, de privilegios”.

Finalmente pidió al “pueblo de México que tenga confianza, que no hay impunidad porque no hay contubernio entre delincuencia y autoridades, está bien pintada la raya, la frontera entre delincuencia y autoridades.

Lo de ayer fue producto de una circunstancia donde se valoró que había que proteger la vida de los seres humanos. Entonces no existe asociación delictuosa entre autoridad y delincuencia, en el caso que estamos tratando. Se pensó que eso era lo más conveniente y se actuó de esa forma. Creo que hicieron bien los mandos que tomaron esa decisión”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *