Persiste epidemia de dengue en Jalisco: ¿Qué podemos hacer?

19 octubre, 2019

En ZonaDocs no queremos que más personas continúen enfermando de dengue; por ello, te compartimos algunas recomendaciones y consejos que te pueden ser útiles para saber cómo identificar al mosquito en todas sus etapas; qué hacer para limitar su reproducción y proliferación; cómo reaccionar en caso de que ya te hayas infectado; y qué cuidados debes tener antes y después de una picadura. Hasta ahora en el estado se han detectado de manera oficial 6 mil 434 infecciones por dengue.

Dalia Souza / @DalhiaSouza

Desde el mes de junio, Jalisco cuenta con un “Aviso Epidemiológico por dengue” que el Comité Estatal de Vigilancia Epidemiológica (CEVE), hizo público frente al aumento de casos por la picadura de este mosquito dentro de cuatro Jurisdicciones Sanitarias en el estado: Guadalajara; Zapopan; Tonalá; y Tlaquepaque. Hasta ahora, Jalisco es el segundo estado en el país con mayor número de casos de dengue; 6 mil 434 hasta los primeros días del mes de octubre; esto de acuerdo a los datos que también ha generado al Secretaría de Salud a nivel federal.

El país, el mosquito portador del dengue ha infectado 25 mil 023 personas y ha cobrado la vida de al menos 89; 20 de ellas originarias de Jalisco, aunque hay 48 decesos más que están siendo investigados por la federación para confirmar o descartar el origen de la muerte por la picadura del mosquito.

Los casos aumentan todos los días al igual que la incidencia, según ha confirmado el Secretario de Salud estatal, Fernando Petersen, hasta ahora, el Área Metropolitana de Guadalajara es la que concentra el 69% de los casos, mientras que, la ciudad de Guadalajara incorpora el 38% del total de las personas infectadas por dengue.

Hasta el último reporte de la Secretaría de Salud Jalisco, son 23 colonias en la zona centro del estado, las que concentran mayor incidencia en el número de casos de dengue; entre ellas las colonias: Atlas; Lomas del Paraíso Primera Sección;  Jalisco y la Constitución.

Si bien, las labores de fumigación se están realizando de forma continua en las colonias más afectadas y en algunas zonas al interior del estado, es importante desarrollar acciones por cuenta propia para tratar de disminuir, en lo posible, la picadura de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus; portadores del virus del dengue, zika y chikungunya.

A continuación se presentan los datos emitidos por la Secretaría de Salud  a nivel federal, instancia que semanalmente ha estado actualizado el “Panorama Epidemiológico de Dengue en 2019“; la información corresponde a la semana 41 (actualizada hasta el 14 de octubre de 2019):

Frida Flores, médica general y voluntaria de la Unidad de Investigación Social Epidemiológica y de Servicios de Salud (UISESS) del Centro Médico de Occidente,  proporcionó a ZonaDocs esta información.

¿Cómo lo identifico al mosquito?

Aedes aegyptio popularmente conocido como el “mosquito del dengue”, es el portador de este virus. La hembra de esta especie es la que se alimenta de la sangre de las personas y, por tanto, es la que transmite la enfermedad; si bien, el macho puede llegar a “picar” éste no conseguirá contagiarte, aunque que sí es el responsable de la proliferación porque es el que ayuda a fecundar los huevos.

Para poder identificarlo es necesario utilizar un microscopio; sin embargo, el insecto cuenta con algunos rasgos identificables a simple vista, principalmente, si lo observamos contra paredes de color blanco:

Mosquito hembra portador del virus del dengue: tiene en sus patas rayas blancas delgadas horizontales; antenas con pequeñas “plumas” –menos abundantes que el macho-; su tamaño es más grande respecto al macho.

Mosquito macho no portador del virus del dengue:patas con rayas blancas horizontales y delgadas; tiene antenas con “plumas” –más abundantes que la hembra-; y es más pequeño en comparación con la hembra; se encarga de fecundar los huevos.

¿Cuánto puede sobrevivir el huevo del mosquito y en qué condiciones se gestan?

El huevo del mosquito puede sobrevivir hasta un año o más, advierte la médica general, Frida Flores, incluso puede hacerlo a través del invierno. Es un huevo que requiere agua para eclosionar y comenzar con su desarrollo; esta agua debe ser agua limpia, con oxígeno y no sucia o estancada como podemos llegar a creer. Bajo estas condiciones, en un periodo de tres a cinco días el huevo logra eclosionar para dar lugar a la larva o “maromero”, como suele llamársele coloquialmente, después con el paso de un par de días continúa creciendo hasta desarrollarse una “pupa”, que es más grande que la larva y tiene forma de un punto y coma; finalmente esta pupa se convierte en un mosquito adulto que sale del agua. Este ciclo puede durar entre semana y semana y media.

¿Dónde podemos encontrar a estos mosquitos?

El mosquito del dengue pone sus huevos en recipientes con agua, específicamente en las paredes, justo en el borde del agua, por esto es importante lavarlos y no sólo vaciarlos, pues los huevos puedes sobrevivir por largos periodos de tiempo.

Por ello, en temporada de lluvias es importante cuidar que no queden posibles criaderos a la intemperie: llantas, autopartes, tambos, botes, ollas, plásticos, etc. También hay que vigilar platos de agua de mascotas, floreros y baños dentro de las casas.

De aquí la urgencia porque las personas participen en la tarea de eliminar el mayor número de criaderos posibles, lavando con jabón y cepillo cualquier recipiente o contenedor que exista en casa; tapando y volteando todo objeto que en el interior o exterior de la casa pueda contener agua; y/o tirando aquellos que ya no sean útiles y que cumplan con esta función, ya que explica la doctora Flores, “las fumigaciones sólo acaban con los mosquitos adultos”.

Al mosquito le gusta descansar en zonas oscuras y frescas, como: terrazas, la parte de abajo de los lavaderos, cocheras, clósets, casas de mascotas, debajo de escritorios, mesas y camas.

Si no conseguimos evitar al mosquito y hemos sido contagiados: ¿Cuáles son los síntomas del dengue?

El dengue comienza como cualquier otra enfermedad febril, explica la doctora Flores, inicia con fiebre, con malestar general, incluso, puede comenzar con una gripa, pero conforme va avanzando comienza a presentarse una fiebre muy alta, pueden llegar a registrarse temperaturas por arriba de los 38.5 °C; malestar muscular, cansancio, dolor en las articulaciones y dolor de cabeza, particularmente en la zona “detrás de los ojos”.

En una exploración física puede encontrarse crecimiento del hígado, aunque no podemos percibirlo.

Al ir al médico

De acuerdo con la especialista, los doctores pueden inferir el padecimiento con la sintomatología antes descrita y con ello, es posible realizar un diagnóstico; no obstante, será necesario realizar una biometría hemática para evaluar el número de plaquetas -pues este virus las afecta y disminuye su número con el paso de los días-; también, para confirmarlo debe realizarse una prueba de antígeno contra dengue, éste nos indicará si es positivo o negativo. Incluso, pueden realizarse pruebas de función hepática para saber si el hígado está un poco más grande de lo normal y si está siendo afectado.

Otro elemento que podemos tomar en cuenta, señala Frida Flores, es reconocer que en los lugares o espacios donde desarrollamos nuestras actividades y/o hemos estado, hay una o varias personas que hayan padecido dengue, éste añade “es un signo de alarma para confirmar las sospechas”, pues quiere decir que ahí pueden habitar mosquitos portadores.

El número de plaquetas en un rango normal es de 150 a 400 mil, explica la médica; sin embargo, en los casos de dengue, podemos encontrar una disminución por debajo de las 130 mil. En estos casos habrá que realizar pruebas diariamente para monitorear el conteo plaquetario.

Tiempo en el que se presenta la enfermedad

De tres a cinco días tarda en presentarse la enfermedad luego de la picadura del mosquito.

Tipos de dengue, sus síntomas y características

Según explica la doctora Frida Flores, es importante advertir que cualquiera de los tipos siempre inicia con la sintomatología del dengue leve –antes descrita-.

Aunado a ello, es vital tomar en cuenta que en nuestra región el más común ha sido el dengue tipo dos o serotipo 2 del virus del dengue, dicho serotipo ha propiciado que las personas contagiadas padezcan cuadros y sintomatologías más graves y agresivas que en años anteriores. Las mujeres embarazadas, personas que tienen enfermedades metabólicas, como: diabetes, hígado graso, hipertensión arterial y obesidad, corren mayor riesgo.

Dengue severo (síntomas)

Mucho vómito, fiebre arriba de 40°C que no sede al tratamiento y dolor abdominal muy fuerte. Es necesario acudir a un servicio de urgencias para recibir un monitoreo médico.

Choque por dengue y dengue hemorrágico (síntomas)

Sucede cuando se tiene una segunda infección por un segundo tipo de dengue. Las plaquetas bajan demasiado y se tiene riesgo de presentar una hemorragia espontanea: puede empezar con sangrado de las encías, de la nariz o, incluso, algún sangrado en órganos. Con la transfusión de plaquetas y monitoreo constante en un centro médico u hospital es posible recuperarse.

Y después del dengue, ¿qué sigue?

El dengue es una enfermedad que tiene que mantenerse controlada. En el caso del dengue leve, el tratamiento es paracetamol, pues es un medicamento que sirve para el dolor, para el malestar general y para disminuir la fiebre.

Aun así, no olvides acudir al médico al presentar cualquiera de los síntomas antes mencionados y no automedicarte. Hidrátate, descansa, toma el medicamento que te recomiende el doctor y en diez días comenzarás de a poco a sentirse mejor. Acude al hospital más cercano si presentas una sintomatología más grave.

Recuerda, una vez que hemos sido infectados por algún tipo de dengue, ya no podremos presentar la misma cepa, aunque sí cualquier otra de sus formas. 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dalia Souza

Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

Quizás también te interese leer