Menú

Caravana de Madres Centroamericanas 2019: 15 años buscando vida en caminos de muerte

Caravana de Madres Centroamericanas 2019: 15 años buscando vida en caminos de muerte

El pasado 15 de noviembre salió de Ciudad Hidalgo la XV Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos e hijas migrantes desaparecidos en su tránsito por México. Este año, recorrerán el país bajo el lema #ResistenciaActiva para denunciar las continuas violaciones a los derechos humanos que la política migratoria mexicana ha empleado en contra de quienes acompañan a las personas migrantes en México: sus defensores y defensoras.  Como cada año las madres y familiares salen de sus países en Centroamérica: El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua para buscar a sus hijos e hijas migrantes desaparecidos y, con ello, demandar a las autoridades mexicanas acciones políticas concretas que traigan de regreso a sus amores desaparecidos y detengan la violencia en contra de la población en movilidad humana.  

Visitarán 12 estados del país y algunas de sus ciudades: partieron de Chiapas y pasarán por Veracruz, Querétaro, San Luis Potosí, Nuevo León, Coahuila, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Ciudad de México, Puebla y Tabasco. En su paso por el país estarán realizando acciones de búsqueda en vida en Centros Penitenciarios, Albergues y espacios públicos; también realizarán actividades de convivencia y solidaridad y, por supuesto, de protesta pública “con la confianza de impactar a la sociedad mexicana a la que piden solidaridad con su causa”.

Entre sus planes prevén reuniones con las autoridades mexicanas, pues a decir de Ana Enamorado, madre centroamericana, defensora y buscadora incansable de su hijo Oscar Antonio López Enamorado, no han tenido respuesta de parte del Estado Mexicano sobre las denuncias por desaparición que se interpusieron hace casi cuatro años ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en contra de los Migrantes. Tampoco han existido acciones de parte de la Comisión Nacional de Búsqueda que ofrezcan certeza a las familias de que sus seres queridos están siendo buscados en México.

No te pierdas la cobertura que en ZonaDocs estaremos realizando de la Caravana de Madres los días 26, 27 y 28 de noviembre en los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán y Ciudad de México.   

Por Dalia Souza /@DalhiaSouza

Fotos Movimiento Migrante Mesoamericano / @MMMesoamericano

“Esta lucha no sólo es de las madres centroamericanas, esta es una lucha de todos” afirma desde la experiencia Ana Enamorado, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano, defensora de derechos humanos y, sin lugar a dudas, madre buscadora incansable de su hijo Oscar Antonio López Enamorado, quien desapareció en el año 2010 luego de salir de su natal Honduras en 2008 con el objetivo de llegar a los Estados Unidos.

Si bien, Oscar logró cruzar la frontera y permanecer ahí un par de años, él decidió regresar a casa para ver a su familia, sin embargo, no consiguió hacerlo pues a su regreso fue desaparecido por un grupo de personas que le habían prometido ayudarle. Así, luego de casi diez años de buscarle en todo Jalisco, de Óscar sólo se sabe –con certeza- que se encontraba en San Sebastián del Oeste, Jalisco en la región sur del estado con esas personas de las que la autoridad poco o nada a investigado.

Víctima también de la transgresión a sus derechos humanos, a la justicia y a la verdad, Ana Enamorado ha recorrido sin respuesta y resultados, desde hace casi diez años, las distintas oficinas que el Estado ha dispuesto para la supuesta “búsqueda” de las personas migrantes que han desaparecido en México.

Sin embargo, Ana no se cansa de buscar y desde hace seis años, se sumó al Movimiento Migrante Mesoamericano, impulsor y fundador de la Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos e hijas migrantes desaparecidos. Esta vez, conmemorando 15 años de búsqueda y lucha incansable, Ana platica con nosotros sobre los planes que se tienen previstos para este recorrido; sobre cómo han cambiado las búsquedas, cómo se ha recrudecido la violencia en el tránsito de las personas por las políticas migratorias y, sobre la inacción de las autoridades para desarrollar mecanismos que permitan traer de vuelta quienes están desaparecidos y desaparecidas.

Buscar vida en caminos de muerte    

“Las familias llegan cada año a México para realizar esta búsqueda, emprender una lucha muy fuerte, muy dura, porque sabemos que no es nada fácil a lo que nos tenemos que enfrentar; pero nosotras como madres, como padres, estamos dispuestas a hacer lo que sea por dar con el paradero de nuestros familiares” dice Ana Enamorado.

Y es que, recorrer la ruta migratoria, como algún día lo hicieron sus hijos e hijas luego de salir de sus casas y antes de ser desaparecidos en México, representa el acto más amoroso, valiente y poderoso; así nos lo han enseñado las madres y los padres que año con año caminan a lo largo de esta frontera vertical mexicana en la búsqueda de sus amores.  

Según relata Ana Enamorado, el recrudecimiento de la violencia en el país, sumada a los contextos de impunidad y corrupción que imperan en el sistema de procuración de justicia, les ha llevado a diversificar sus puntos de búsqueda. Si bien, antes las labores de rastreo se realizaban en lugares públicos y albergues, donde quizá alguien había visto a sus hijos o, se había registrado su paso a través de alguna foto o dato; hoy por hoy y desde hace algunos años, han llevado a cabo búsquedas en Centros Penitenciarios o reclusorios, de la misma forma que lo hacen las madres de los desaparecidos en México:

“Siempre buscamos en los centros penitenciarios porque sabemos todo lo que pasa en México, sobre todo con las personas migrantes que son las más vulnerables; entonces muchos de ellos y ellas están en una cárcel o han estado en la cárcel pagando delitos que no cometieron porque eso lo tenemos comprobado nosotros”.

Siempre con la esperanza viva, afirma Ana Enamorado: “las madres buscan vida en caminos de muerte”; lo hacen en las cárceles, en los albergues, en cada rostro que las mira en las calles, en los bares, centros nocturnos y lugares donde saben que muchas mujeres jóvenes centroamericanas han sido llevadas con engaños y en contra de su voluntad para formar parte de la gran red de tráfico de personas, así lo explica Ana:

“También visitamos los bares, esto lo hacemos principalmente en Tapachula, que es una zona fronteriza, igual las muchachas llegan a buscar trabajo, les ofrecen trabajo en un restaurante, pero llegan a estar en otra situación que ellas no se lo esperaban, por esas razones buscamos en esas zonas con la esperanza de encontrar a las personas con vida. Todos estos años nos hemos dedicado a buscar vidas y por eso decimos que: buscamos vidas en caminos de muerte”.

En “Resistencia Activa” #ResistenciaActiva es el lema valiente con el que esta XV Caravana de Madres ha decidido recorrer el país. Esta frase, explica Ana, busca denunciar y rechazar los contextos de violencia, represión y persecución de los que han sido víctimas las y los defensores de personas migrantes en México, producto de las políticas migratorias binacionales que las autoridades mexicanas y estadounidenses han iniciado para frenar la migración centroamericana:
“Nosotros estamos muy molestos. Yo como madre estoy muy molesta por las políticas migratorias que tenemos con este gobierno que no lo esperábamos y sabemos que todas han sido pésimas, pero ahora está peor porque ahora es contra todos. Parece que quisiera que las personas migrantes sigan desapareciendo, las sigan asesinando, las sigan secuestrando, que las mujeres sigan siendo violadas, parece que le apuestan a que esto siga pasando, que siga incrementando”.
En ese sentido, estas políticas de represión y persecución han permitido que incrementen los delitos que se comenten en contra de la población migrante; cada vez son más los casos que organizaciones, colectivos y activistas en Centroamérica reciben, cada vez son más las madres que, lamentablemente, viven la desaparición de un hijo o hija. Así lo señala la también defensora:
“Lo que ha hecho este gobierno sí nos ha afectado muchísimo, porque al cerrar las fronteras, al cerrarles el paso a las personas que quieren pasar por México enviando militares, está generando aún más muertes, más secuestros. Las personas siguen llegando, lo que pasa es que ahora lo hacen por las rutas más peligrosas, como lo hacían antes, como lo han hecho todos los años, la migración no la van a detener. Esto significa que las desapariciones son más fuertes, el número de desapariciones está incrementando de una manera aterradora. Ahora que lleguen las familias de Centroamérica, los defensores, los activistas, los colectivos que trabajan allá con las personas, ellos nos van a platicar de lo que está pasando allá, que está más fuerte la situación, que hay más familias desesperadas acudiendo a estas organizaciones buscando ayuda porque no saben de sus familiares, porque han perdido el rastro de ellos” Ana Enamorado, defensora de derechos humanos, madre buscadora e integrante de Movimiento Migrante Mesoamericano

Según relata, pareciera que, lo que busca el Estado Mexicano es que “dejemos solas a las personas que están en tránsito”, sin embargo, manifiesta “eso es algo muy difícil que lo puedan evitar, pues yo creo que todo lo que hacemos es porque hay algo que nos motiva y no muy fácil lo vamos a dejar, no vamos a dejar a las personas solas de ninguna manera y lo vamos a seguir denunciado de manera nacional e internacional”. Por lo tanto, diversos defensores en Centroamérica, México y Europa, añade Ana, se han unido para visibilizar, denunciar y formar una “gran red de apoyo” para encontrar soluciones a estas situaciones que “terminan en lo más fuerte, en lo más doloroso: en la desaparición de nuestros seres queridos”, explica.
El Estado Mexicano no busca a los migrantes “Sólo tenemos reportes y no denuncias”, aseguró la Comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana a Ana Enamorado, luego de que esta madre buscadora le preguntara -durante una reunión que sostuvieron con la funcionaria en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición- qué había pasado con las denuncias de personas migrantes desaparecidos en el país. Esta respuesta, sumada a los nulos resultados de parte de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en contra de los Migrantes, denuncia Ana Enamorado, evidencia la postura de las autoridades mexicanas sobre el poco o nulo interés que existe sobre la situación y la vida de las personas migrantes en México:
 “En el mes de agosto cuando estaban en una reunión por el día del desaparecido, yo le pregunté a la Comisionada Nacional de Búsqueda Karla Quintana que qué había pasado con las denuncias de las personas migrantes desaparecidos en este país y su respuesta fue: Hay reportes, pero no hay denuncias, entonces no te puedo dar una respuesta. Es algo que me enojo mucho pero también me preocupó, porque quedo claro que a las autoridades no les importan las personas migrantes, no les toman en cuenta, para ellos siguen siendo invisibles, para ellos no valen nada las personas migrantes”. Ana Enamorado, defensora, madre buscadora e integrante de Movimiento Migrante Mesoamericano

Si bien, desde el año 2015 las madres interpusieron una serie de denuncias por la desaparición de sus hijos ante esta fiscalía, los resultados han sido nulos año con año. Por ello, llevarán a cabo una reunión en la Ciudad de México con autoridades de primer nivel para que rindan cuentas sobre lo que están haciendo para encontrar a sus seres queridos y “den la cara a las familias” que enfrentan este problema:
“Por eso es que esta vez es algo de lo primero que se va a hacer en la Ciudad de México; vamos a reunir a todas las personas que vienen de Centroamérica con las autoridades, por lo menos para que den la cara y que vean de frente lo que está sucediendo. Que no es nada que yo me esté inventando, que no es algo que se está inventando el Movimiento, que es algo real que está pasando… y exigirles que tomen acción en esto porque de hoy en adelante no se va a quedar en sólo una denuncia”.
A decir de Ana Enamorado, no esperarán más las respuestas tardías e ineficientes de las autoridades mexicanas. Ahora llevarán a cabo acciones de seguimiento judicial sobre los casos a través de abogados que estarán vigilando el actuar de los funcionarios para que ofrezcan respuestas reales y sepan que las personas migrantes son esperados y buscados por sus familias:
“Los vamos a obligar a que los busquen porque ellos no son invisibles, ellos tienen una familia que los está buscando y que no nos cansaremos de exigir la verdad: qué paso con ellos, qué ha pasado con nuestras personas desaparecidas y con los responsables porque sabemos que alguien los desapareció”

Los reencuentros que ayudan a sanar el corazón y a reactivar la esperanza que resiste

“Los reencuentros son algo que nos motiva para seguir; sabemos que si se hace un trabajo como se debe de hacer, con ganas de encontrar a las personas sí se logra encontrar a las personas con vida” manifiesta Ana contrastando la poca voluntad del Estado, con las labores de búsqueda que realiza el Movimiento Migrante Mesoamericano por medio de su proyecto “Puentes de Esperanza”:  

“Claro que no es nada fácil, esto implica irse al campo, rastrear, investigar. Se va a los lugares más remotos de Centroamérica y se buscar a las familias. Hacemos lo que está a nuestro alcance, pero hay logros”.

El proyecto “Puentes de Esperanza”, “busca reunir a familias que han sido separadas producto de la migración, del desplazamiento forzado por violencia o por falta de condiciones para el bienestar” y como su nombre lo indica “cambia la vida de las familias en Centroamérica que viven con el dolor de no saber de sus hijos e hijas migrantes”.

A través de este proyecto, Movimiento Migrante Mesoamericano ha permitido que decenas de familias consigan reencontrarse luego de años de no saber en dónde y bajo qué condiciones estaban. Si bien, no todas las madres y familiares que asisten a la caravana logran regresar a sus casas reunificadas, estos reencuentros, asegura Ana Enamorado, reactivan la esperanza que les permite seguir resistiendo en la búsqueda de sus amores desaparecidos.

Por ahora, luego de anunciar su llegada el pasado viernes 15 de noviembre, las madres y los familiares han comenzado sus labores de búsqueda en diversos Centros Penitenciarios en Tapachula, Chiapas; ahí permanecerán cinco días hasta partir a su siguiente destino en el estado de Veracruz.  

La invitación es a acompañar físicamente o virtualmente las acciones que llevarán a cabo estas madres, organizaciones, activistas y defensores durante casi 20 días en México, desde el 15 de noviembre y hasta el 3 de diciembre. Para conocer más, sigue al Movimiento Migrante Mesoamericano a través de sus cuentas en Facebook, Twitter y su página web oficial.

Tampoco te pierdas la cobertura que en ZonaDocs estaremos realizando los días 26, 27 y 28 de noviembre en los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán y Ciudad de México.  

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Únete a nuestra “Campaña de Donación”.

¡Tu apoyo será fundamental!

#ZonaDocsFIL cobertura en Steller

Tweets recientes