Menú

El buen pastor

El buen pastor

Columna AMEDI

Por Esteban Garaiz /@EGaraiz

Amedi Jalisco / @AmediJalisco

El buen pastor cuida con esmero a sus ovejas y las conduce a buenos pastos. Para poder tranquilarlas y, tarde o temprano, comérselas al igual que a sus corderos. 

El buen vaquero cuida igualmente a sus vacas, mantiene limpio el establo y las alimenta bien. Las ordeña todas las madrugadas y vende su leche; a veces produce quesos, que se venden a buen precio. 

El buen avicultor trata bien a sus gallinas y les da alimentos balanceados. Les quita sus huevos; Su plato favorito es el pollo rostizado. Naturalmente, su mejor almuerzo son los huevos al gusto.

El buen caballero lava con cuidado a sus caballos y les consigue buena pastura: avena de preferencia. Para montarlos a gusto.

El buen empresario trata bien, como seres humanos, a sus trabajadores, congéneres suyos de la misma especie. Procuran que se capaciten para que mejore su productividad. Mínimo les paga el salario mínimo; y les respetan su descanso dominical y sus vacaciones pagadas. Procura en todo que haya seguridad e higiene en su empresa.

Otra cosa muy distinta es la voracidad de quienes quieren a toda costa apropiarse de los recursos naturales de otras naciones. Como ha sido durante siglos, y sigue siendo, el caso de la plata, el cobre, el estaño, el salitre, el hierro, el petróleo; y ahora, con enorme codicia, el litio, cuyo precio actual, por gramo, es superior al del oro. 

El litio es el metal conductor indispensable para los autos eléctricos, para las computadoras y los teléfonos celulares. Crece continuamente su demanda mundial. 

Ocurre que el litio es un mineral muy escaso en el planeta. Y ocurre también que el mayor yacimiento del mundo se encuentra en el Salar de Uyuni en el Altiplano Boliviano, al sur de su territorio muy cerca del Trifinio, o sea: el limite fronterizo con Chile y Argentina. 

Hace 10 años el gobierno de Evo Morales desarrolló la empresa pública, de propiedad nacional, para la extracción y metalización del preciado litio, que yace debajo de la costra de sal.

Es, hasta hoy, una fuente de ingresos públicos, que respaldan por qué Bolivia, con el gobierno del MAS (Movimiento al Socialismo) ha podido ser en estos años el país de América ( junto con Panamá) de mayor crecimiento del PIB, y haya podido abatir la mortalidad infantil, la desnutrición, el analfabetismo y mejorar esencialmente la estructura educativa de salud (con la cooperación internacional de 725 médicos cubanos, que ahora han regresado a su país).

El gobierno, ahora de puesto, del presidente Evo Morales firmó hace poco un convenio con el de la República Popular China para la explotación y exportación del litio a ese país por un monto de mil millones de dólares.

China, como se sabe mantiene con Estados Unidos una llamada “ guerra comercial” ocasionada por un aumento drástico de los aranceles a las importaciones norteamericanas desde China. En el conflicto ha jugado un papel central la producción de los celulares de marca Huawei.

El pueblo boliviano sufre, en términos reales, un verdadero trauma nacional, ocasionado por el despojo despiadado que sufrió la nación boliviana durante todo el siglo XX por el saqueo del estaño, que salió integro en piedra mineral sin el mínimo proceso, ocasionado por el famoso Trio: Aramayo, Patiño y Hoschild. “Dejando sólo agujeros en los montes y en los pulmones de los trabajadores mineros bolivianos” 

Así se lo hizo saber el presidente Evo Morales en su visita a Nicholas Sarkozy, entonces presidente de Francia, quien lo recibió en compañía del empresario francés Vincent Bolloré, que le ofreció poner una fundición en Bolivia además de transferir la tecnología y capacitación a lo bolivianos. 

La empresa publica que hoy procesa el litio en el Altiplano genera trascendentales ingresos a la nación boliviana. Hasta hoy. 

Imaginable es la irritación del, también hasta hoy, presidente de los Estados Unidos de América. Que, además, sufre la rabia y la decepción de que Huawei ha suplido sin ninguna dificultad los chips que aportaban empresas gringas en el proceso de producción de sus aparatos, hoy más vendidos que nunca. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Únete a nuestra “Campaña de Donación”.

¡Tu apoyo será fundamental!

#ZonaDocsFIL cobertura en Steller

Tweets recientes