Menú

Madres centroamericanas exigen a Comisiones de Búsqueda incluyan a migrantes desaparecidos

Madres centroamericanas exigen a Comisiones de Búsqueda incluyan a migrantes desaparecidos

A su paso por Aguascalientes y Morelia, la XV Caravana de Madres Centroamericanas en búsqueda de sus hijos desaparecidos en México exigió a las Comisiones de Búsqueda (nacional y estatales) incluyan en sus acciones y discursos a los migrantes desaparecidos, ya que hasta ahora éstos están totalmente invisibilizados por las instancias que también están obligadas a buscarlos.

De la misma manera solicitaron a los colectivos de familiares de desaparecidos en México que también éstos se sumen a esta petición, pues ambos casos (mexicanos y migrantes) son desaparecidos por la colusión que tiene el crimen organizado con diversas autoridades federales, estatales y municipales.

Por Darwin Franco / @darwinfranco y Mario Marlo / @MarioMarlo

“Este es un holocausto migrante”, denuncia la señora Ana Celaya, madre de Rafael Alberto Rolín Celaya, quien fue desaparecido en México en 2002.  

Cuando toca hablar frente a los medios o en actos políticos, sus compañeras de búsqueda la eligen porque Anita -como le dicen dentro de la XV Caravana de Madres Centroamericanas en búsqueda de sus hijos desaparecidos en Méxicono sólo tiene facilidad de palabra sino también la valentía para señalar que las autoridades mexicanas no están haciendo absolutamente nada por buscar a los migrantes desaparecidos.

“¿Cuántos migrantes tienen que morir para que las naciones entiendan que tienen que ofrecer condiciones de vida y tránsito digno?”, nos preguntó a todos los presentes en la rueda de prensa que se organizó a las afueras de La Casa Migrante Camino a la Vida, ubicada en Aguascalientes. Hasta ahí llegaron las madres buscando pistas de sus seres queridos a quienes la violencia que azota México, los desapareció cuando pretendían llegar a través de nuestro país a los Estados Unidos.

Ana Celaya quien esta Caravana representó al Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos, El Salvador (COFAMIDE) no titubeó al señalar que en México tanto los nacionales como los migrantes se convierten en mercancía del crimen organizado, pues ella sabe muy bien que no hay maquinaria del mal que opere sin mano de obra: “Esto que se vive acá hace mucho que dejó de ser un negocio de los polleros, ahora es un negocio del crimen organizado“, contestó de manera contundente a los periodistas que forzosamente querían saber: “¿Cuántos desaparecidos habían en Centroamérica?, ¿A cuántos habían ya encontrado en México? ¿A los que encuentran sin vida en qué condiciones los hallan?”.

Antes de darles lo que querían, Ana insistió: “Estamos aquí las madres porque esta es una ruta de muerte; sin embargo, lo que nosotros priorizamos es la búsqueda en vida porque así es como nuestros hijos se fueron de casa esa última vez que los abrazamos antes de que ellos se vinieran para acá”, lo cual dijo antes de informar que en el caso de COFAMIDE, desde su creación en 2006, han registrado a más de 365 salvadoreños desaparecidos en México y que de éstos, lamentablemente, habían logrado recuperar a 49 sin vida.

Con este objetivo de buscar con vida, la Caravana de Madres Centroamericanas ha realizado en este año: cinco reencuentros; con éstos son 315 reunificaciones familiares las que ya han logrado desde que la Caravana iniciara en el 2004.

La participación de Ana terminó con un contundente mensaje: “El joven ya estorba en el mundo; por ello, alguien se está llevando a nuestros hijos”, lo dicho por la madre salvadoreña es potente porque, al igual que como sostienen diversos teóricos como Carolina Robledo, Rossana Reguillo o Camilo Ovalle, ella también reconoce que la maquinaria económica detrás del crimen organizado tiene su sustento en múltiples dispositivos que se articulan alrededor de la violencia, pero esto no le roba ni el aliento ni la esperanza porque no dejará de luchar hasta que su hijo, Rafael Alberto Rolín Celaya, pueda darle aquel abrazo que han postergado por más de 17 años.

Lidia Marilo López también tomó la palabra y lo hizo de manera aguerrida: “Yo lo que estoy buscando es justicia”, una justicia que pueda explicarle qué pasó con su madre, Alicia López, a quien desaparecieron en Motozintla de Mendoza, Chiapas, cuando ésta salió de su casa con su pequeña hija a la tienda y ya no regresó: 

“Tengo tantos años sin saber de ella, ésta simplemente salió a comprar y ya no regresó… al gobierno no le importamos mucho, incluso, ahora también veo que tampoco al gobierno mexicano le importan sus ciudadanos (…) yo no le tengo miedo a nadie y sé muy bien que quienes cometieron este crimen no podrán escapar del castigo de Dios… ya basta de los crímenes que se cometen en este país”.

La hija de Alicia sí apareció luego de unos días de búsqueda; sin embargo, ella difícilmente puede contar qué les pasó y a dónde las llevaron; por ello, Lidia no claudicará en su lucha de buscar a su madre.

Ana Celaya al micrófono en rueda de prensa en Aguascalientes (Foto: Darwin Franco).

¿Por qué están dejando fuera a nuestros migrantes desaparecidos?

“En todos lados al hablar de desaparecidos únicamente se contempla únicamente a los mexicanos, pero no a todos los migrantes desaparecidos, incluso, en los informes o estadísticas oficiales éstos no aparecen; por ello, les exigimos a la Comisión Nacional de Búsqueda y las diversas Comisiones Estatales de Búsqueda que también incluyan a los nuestros”, enfatizó Martha Sánchez, directora de Movimiento Migrante Mesoamericano y una de las impulsoras de la Caravana desde su fundación en 2004.

“Cuando hablan de búsquedas sólo se habla de los desaparecidos en México y esto es sumamente importante, pero qué hay de las hijas e hijas de estas madres, a ellos también deberían de estarlos buscando porque todos desaparecieron en iguales situaciones; por ello, estamos exigiendo que se les incluya en las búsquedas porque a las y los migrantes -al igual que con el resto de los desaparecidos- se les debe buscar en campo no en oficinas… por eso las comisiones de búsqueda, incluso, deben tener un área especial para la búsqueda de los migrantes”.

En los más de 15 años de experiencia en la realización de la Caravana de Madres, Martha Sánchez aseguró, en las instalaciones del Poder Legislativo de Aguascalientes, que las autoridades mexicanas trabajan muy poco para encontrar a los migrantes y, por ello, resulta muy complicado el saber cuántas mujeres y hombres migrantes han desaparecido en México: “la Comisión Nacional de Búsqueda, ahí tiene un primer reto con nosotros”.

Donde tampoco tienen ningún de respuesta es en la Fiscalía General de la República, lugar donde en 2015 y 2016 se presentaron diversas denuncias por la desaparición de sus hijas e hijos; sin embargo, es fecha que no reciben ningún tipo de avance en sus investigaciones, pese a que en esos años les prometieron ir al fondo de cada caso; por ello, Martha Sánchez insistió: “las comisiones de búsqueda deben buscar a los migrantes desaparecidos”.

Martha Sánchez del Movimiento Migrante Mesoamericano (Foto: Darwin Franco).

No están solas

Madres de los colectivos de mujeres y hombres desaparecidos en Michoacán, ya esperaban a la Caravana de Madres en la Casa Jurídica de Morelia; ahí señalaron que no dejarían a las madres solas en su búsqueda y que, desde ahora, buscarían también a sus hijos en territorio michoacano, ya que acá también saben lo que es la migración y, por ello, entiende de qué y por qué seguramente huyeron sus familiares de Centroamérica. 

Los colectivos presentes fueron Familiares en Búsqueda y Hasta Encontrarlos, ambos se propusieron a buscar a los migrantes desaparecidos en las dos caravanas anuales que organizan para buscar a los suyos por todo el estado de Michoacán; Patty López quien busca a su hijo Pablo Sánchez López desde el 16 de marzo de 2013, fue de las primeras en ofrecer su ayuda porque ella sabe que alguno de estos migrantes pudiera estar en alguno de las cárceles que visitan como parte de sus búsquedas; aunque saben que en este momento en los centros de readaptación social no se reporta la detención de algún migrante.

Ana Celaya, les agradeció el gesto:

“Esto que nos dicen ahora son las acciones que necesitamos para que el muro, pues el muro sólo caerá cuando nos encontremos, como ahora, en colectivo”. 

Patty López quien busca a su hijo Pablo Sánchez López desde el 16 de marzo de 2013 (Foto: María Fernanda Lattuada).

La Caravana continuará su recorrido por México en la Ciudad de México donde tendrá encuentro con otros colectivos de familiares de desaparecidos, así como con las nuevas autoridades federales, a las cuales también exigirán que le den la misma prioridad a la búsqueda de migrantes desaparecidos.

La XV Caravana de Madres Centroamericanas en búsqueda de sus hijos desaparecidos en México concluirá el próximo 3 de diciembre.

***

Galería fotográfica de la Caravana de Madres en su paso por Aguascalientes y Morelia.

Fotos de María Fernanda Lattuada y Mario Marlo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Únete a nuestra “Campaña de Fondeo”.

Datos para realizar donaciones.

Instagram

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram access token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Tweets recientes