Menú

Construir puentes de diálogo para derribar muros

Construir puentes de diálogo para derribar muros

“Los puentes son sinónimo de diálogo, de encuentro, de acuerdos. Los muros son separación, son distancia, diferencia, es miedo, eso significa muro”, comentó en entrevista, el padre Alejandro Solalinde, reconocido defensor de los derechos humanos de las personas migrantes que acudió sólo como oyente al panel “Construyendo puentes en épocas de muros”, realizado en la edición 33 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Por Samanta Paredes / @Samanta PL y Jorge Arturo Yuen / @YuenArturo.

Estudiantes de la licenciatura en periodismo del Centro Universitario de los Lagos, CULagos, sede San Juan de los Lagos. 

En este diálogo participaron diferentes personalidades: el presidente y director de AltaMed Health Services Corporation, Cástulo de la Rocha; la periodista María Elena Salinas; el ex alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa; la directora del Instituto BILLA, Dina SIege Vann; el embajador Carlos García de Alba Zepeda; el director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, Roberto Valdovinos Alba; y el presidente de Mercury Public Affairs, Fabián Núñez, quien fungió como moderador.

Fue Dina Siegel Vann quien comentó y profundizó sobre su experiencia como mujer mexicoamericana, inmigrante y judía que encontró refugio en América del Norte. Pues ella, como millones de personas en el mundo, ve a los Estados Unidos como la tierra de los refugiados. Situación que no es así para los gobernantes de dicha nación, quienes en los últimos años, y por medio de diversas medidas legales, han ido construyendo lo que Dina llamó “el muro invisible”.

En el panel se remarcó la relevancia de la comunidad hispanohablante en la vida pública norteamericana. Antonio Villaraigosa exhortó a los chicanos a salir a votar y demostrar su importancia en la política, sobre todo para regresar la tranquilidad a millones de inmigrantes que, como también mencionó María Elena Salinas, “vivieron verdaderos momentos de miedo e incertidumbre cuando se anunció la victoria de Donald Trump”.

Otro tema abordado fue la barrera cultural que se ha formado entre la comunidad mexicoamericana y los mexicanos, ya que, desde su visión, los chicanos -estadounidenses de ascendencia mexicana que radican en Estados Unidos- tienen que lidiar con un ambiente de rechazo y exclusión de un lado y del otro de la frontera.

La participación del público nutrió la discusión sobre políticas migratorias entre México y Estados Unidos. Se habló sobre la relación entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, propiciando la reflexión acerca del papel que se esperaría del mandatario mexicano para responder con respuestas más enérgicas a los dichos del estadounidense. Sin embargo, reconocieron que ello implicaría un elevado costo político que ni el pueblo ni el gobierno federal están dispuestos a pagar.

A su vez, fueron señaladas como inapropiadas las políticas que el Gobierno Federal ha adoptado en contra de los migrantes centroamericanos y se invitó al ejecutivo a reflexionar sobre esta situación para no repetir los errores que se comenten en EU con los connacionales mexicanos.

Como parte del análisis final, los participantes del panel “Construyendo puentes en épocas de muros” coincidieron en que se debe buscar a toda costa el reconocimiento de la comunidad mexicoamericana en ambos lados de la frontera, pues sin ellos, afirmaron, la economía de ambos países no podría sostenerse.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *