Menú

#IngridEscamilla: sororidad y solidaridad digital frente a la barbarie y la sin razón del morbo tras su feminicidio

#IngridEscamilla: sororidad y solidaridad digital frente a la barbarie y la sin razón del morbo tras su feminicidio

La filtración y la publicación de las fotografías del feminicidio de Ingrid Escamilla no sólo generaron indignación por la manera indolente en que autoridades y medios de comunicación atentaron contra la dignidad y la memoria de la joven que fue asesinada por su pareja, el pasado 9 de febrero en la Ciudad de México, sino también crearon una sororidad y una solidaridad digital que quebró el algoritmo de búsqueda que arrojaba como primera referencia dichas imágenes.

Ahora al colocar su nombre lo que observamos son retratos, ilustraciones y fotografías que miles de usuarias y usuarios colocaron en sus redes sociales, principalmente Twitter, para recordarla desde otros sentidos y sentires, no es la muerte lo que ahora arrojan los buscadores sino la vida expresada en la estructuración de una memoria digital que la recuerda desde la belleza y desde el reclamo de justicia que no cesará hasta que la violencia feminicida acabe.

Por Darwin Franco/@darwinfranco

Ilustración de portada: @sofiaweidner

Los algoritmos en los motores de búsqueda son potentes herramientas para facilitar aquello que queremos encontrar en Internet, pero también son poderosos dispositivos para conocer qué es lo que de manera colectiva estamos buscando; desde que los medios de comunicación publicaron las fotografías que fueron filtradas sobre el feminicidio de Ingrid Escamilla, miles de usuarios comenzaron a buscarlas a través de Google, esto provocó que en pocas horas el nombre de la joven de 25 años al ser buscada en Internet automáticamente fuera asociado a estas atroces imágenes.

Es cierto que los programas automatizados llamados “bots”, “arañas” o “spiders” que se utilizan en una estructura web de enlaces para “rastrear” el contenido relevante, no tienen criterios éticos al momento de concatenar la información, pero quienes sí los poseen son los usuarios que movidos por la narrativa del horror y la violencia incrementaron no sólo las búsquedas sino también el posicionamiento de muchos medios y páginas que sin ética mostraron el cuerpo vulnerable de Ingrid.

En un acto de “pura inteligencia colectiva” -como lo calificó Rossana Reguillo, investigadora del ITESO y directora de SignaLab-, miles de usuarias y usuarios buscaron quebrar el sentido impuesto desde el morbo y la narrativa de la violencia que el Estado colocó cuando decidió filtrar las fotografías a los medios, lo cual hicieron al decidir que el nombre de Ingrid Escamilla debía de estar acompañado de fotografías, imágenes e ilustraciones de belleza, amor y solidaridad.

Se trató de una acción de sororidad y solidaridad colectiva donde el objetivo, como también precisó Reguillo, fue apagar el horror intercambiando la narrativa de la revictmización por aquella que nos recuerda que Ingrid Escamilla y todas las víctimas de feminicidio en el país no son cuerpos para mostrar, sino vidas y biografías que fueron apagadas por la violencia machista que, en 2019, asesinó a 10 mujeres al día.

Por ello desde sus redes sociales, miles de usuarias y usuarios comenzaron a postear miles de imágenes donde la vida rodeó y reconfiguró las búsquedas en torno a Ingrid Escamilla; aquí algunos ejemplos:

Las redes sociales, dentro y fuera de internet, están tejidas por hombres y mujeres que decidimos a través de nuestras acciones los enmarcamientos con los que queremos mirar la realidad; es cierto también que las violencias estructurales que padecemos han instaurado en nosotros narrativas y gramáticas de la violencia que nos han hecho naturalizar  y normalizar todo aquello que jamás debió suceder, pero frente a ello está siempre la posibilidad de quebrar el sentido impuesto por el horror, tal y como miles de usuarias y usuarios en Internet hicieron de forma maravillosa al posicionar el nombre Ingrid Escamilla a través de la vida para jamás recodarla mediante la muerte que nunca debió sucederle.

***

Aquí una serie de  ilustraciones que usuarias y usuarios de Twitter crearon para recordar y honrar la memoria de Ingrid Escamilla.

@giovannnatommmasi

@danielbarretoes

@Diafla

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *