Menú

Ocupar espacios públicos con paridad, una opción para combatir el acoso y el hostigamiento sexual

Ocupar espacios públicos con paridad, una opción para combatir el acoso y el hostigamiento sexual

“No es lo que te dijo, es lo que sentiste cuando te lo dijo” fueron parte de las reflexiones que se llevaron a cabo en la charla“ Acoso Sexual Callejero” impartido por la Colectiva Calle Sin Acoso GDL, el Laboratorio Visiones de Paz de CALAS y el grupo promotor de la instalación de “Zapatos Rojos” de Elina Chauve.

Por Ana Sofía Ávila y Nahomy Dafne Cante

Rumbo al #8M, la Colectiva Calle Sin Acoso GDL entabló un diálogo con estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara para reflexionar y conversar acerca de la necesidad de que las mujeres se apropien con paridad de los espacios públicos, ya que es ahí -precisaron las colectivas feministas- donde más se manifiesta acoso y hostigamiento sexual.

Para las coordinadoras de Calle Sin Acoso GDL, Romina Bonora y Claudia Custodio, lo que se busca con esta apropiación es también romper la dicotomía predeterminada para el sexo femenino entre el espacio público versus el espacio privado, siendo éste último lugar el que socialmente se le ha asignado a la mujer.

La actividad realizada en el CUCSH, campus Belenes, consistió en una charla entre mujeres en la que se compartieron las experiencias que, lamentablemente, les ha tocado vivir relación al acoso sexual y el hostigamiento en las calles de la ciudad.

Esto implicó también hablar sobre la transformación de sus rutinas diarias, ya que para evitar ser acosadas, las estudiantes deben de cambiar de ruta y horarios, además de aprender mecanismos de defensa personal. 

“Yo tengo una falda que me encanta, pero sé que ponérmela es sinónimo de acoso”

“Si veo que un tipo se acerca demasiado a mi en el transporte público, lo que hago es quitarme el suéter o chamarra que traiga y enseñar los pelos de mis axilas para así parecerle menos atractiva o darle asco y que se aleje de mí”

Estos fueron un par de testimonios de quienes señalaron lo que dejan de hacer o hacen para evitar se acosadas. Al respecto, las representantes de las colectivas convocantes recordaron que no es culpa de cómo vas vestida ni de la hora a la que sales, pues esta conducta no discrimina horarios ni apariencias; la culpa es del acosador, no de la víctima. 

Para el final de la charla, las representantes de Calle sin Acoso GDL recomendaron proceder conforme a su lema de Evalúa y Actúa”, que no es más que contemplar qué puede ser una situación de riesgo y cómo se debe actuar para no exponerse a uno mayor.

Las participantes de la charla agradecieron a las colectivas por abrir estos espacios y visibilizar la problemática que las aflige, pues la violencia machista se ejerce desde un chiflido, y no, no esto un piropo: ES ACOSO. 

El acoso es una situación grave, pues 8 de cada 10 mujeres han sufrido acoso en la Zona Metropolitana de Guadalajara; así lo precisó el Estudio-Diagnóstico Acoso Sexual y Otras Formas de Violencia Sexual en el Espacio Público en Guadalajara que elaboraron ONU Mujeres, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Ayuntamiento de Guadalajara

Para la Colectiva Calle Sin Acoso GDL identificar dichas prácticas de acoso sexual y hostigamiento perpetuadas por los hombres, es el primer paso para tener calles sin acoso; por ello, ofrecieron a las participantes estos consejos:

¿Cómo identificar el acoso sexual callejero?

  • Es el acto verbal o físico que tiene una intención explícita.
  • No hay consentimiento.
  • Es cobarde.
  • No es con sentido. 
  • Se lleva a cabo en el espacio público.
  • Aparece desde que te sientes incomoda (por lo que hay que confiar en el instinto).

¿Cómo identificar el hostigamiento?

  • Se presencia en un contexto de subordinación para la mujer.
  • Se desarrolla en espacios como el trabajo o la escuela por los jefes o los profesores. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *