Menú

La esperanza fue lo que me trajo a Jalisco

La esperanza fue lo que me trajo a Jalisco

Perfil Hasta Encontrarlos

Ángel Jaret Ramos Mayo fue desaparecido el 13 de octubre de 2016 en Coatzacoalcos, Veracruz. Su madre, María del Pilar Ramos, viajó hasta Jalisco para participar en la Búsqueda Nacional en Vida por Nuestros Desaparecidos, pues tiene la esperanza de localizar alguna pista que lo lleve a su paradero, ya que las autoridades veracruzanas no han querido buscarlo.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

“Yo le quiero pedir a la sociedad que nos apoyen y que nos presten sus ojos porque lo que ellos puedan ver serán esperanzas para nosotras, ya que nuestros hogares están incompletos”, fue lo que María del Pilar Ramos Mayo explicó a su llegada a Jalisco, estado donde durante 15 días formará parte de la Búsqueda Nacional en Vida por Nuestros Desaparecidos.

Ella tiene más de tres años buscando a su hijo, Ángel Jaret Ramos Mayo, a quienes se lo llevaron el 13 de octubre de 2016 en Coatzacoalcos, Veracruz. El joven de 24 años, asegura su madre, no ha sido realmente buscado por la Fiscalía del Estado de Veracruz; por ello, ella se ha unido a diversas caravanas de búsqueda, pues si ella no sale a buscarlo sabe que nadie más lo hará.

“De las autoridades en verdad ha existido poca respuesta; por ejemplo, mi carpeta de investigación ni siquiera la conozco y cuando lo hice me di cuenta de que nos hay gran cosa. Cuando uno anda en esto se da uno cuenta, sin ser un gran investigador, que no hay avance o que si lo hay ésta es tardía”.

Veracruz, dentro del Informe de Fosas Clandestinas y de Personas Desaparecidas, aparece entre los estados con mayor número de desapariciones con 2 mil 231 casos, pero también es uno de los lugares con más fosas clandestinas con 108. En estas condiciones, María del Pilar sabe que la autoridad siempre tendrá excusas para no hacer lo que está obligada: buscar a su hijo; detener e investigar a quienes lo desaparecieron.

“¿Qué me gustaría pedirle a las autoridades? Pues que trabajen, que hagan algo o, al menos, que se pongan en nuestros zapatos y que se den cuenta de que nuestros hogares no son los mismos desde que uno de nosotros no están en casa”.

Desde hace más de un año, María del Pilar decidió integrarse a la Búsqueda Nacional en Vida por Nuestros Desaparecidos, pues la esperanza nunca debe morir; por ello, busca a su hijo, pero también es la encargada de llevar los rostros de todos aquellos jóvenes que, como Ángel Jaret, fueron desaparecidos en Coatzacoalcos

“Para mí estar aquí es muy emocionante porque le da a uno fuerzas; yo, por ejemplo, busco a mi hijo en vida y para mí salir a otros lugares a buscarlo es muy importante porque uno no sabe si alguien te va decir: Yo sé algo o  yo lo vi”.

La brigada se llevará a cabo del 8 al 22 de marzo en ocho municipios del estado: Guadalajara, Zapopan, Chapala, Ocotlán, Magdalena, Tlaquepaque, Ciudad Guzmán y Tequila; si bien, se había previsto un recorrido en San Juan de los Lagos y Lagos de Moreno, las familiares advirtieron que esto no será posible dado el contexto de violencia que impera en esta región alteña.   

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *