“Nosotros lo único que pedimos es que nos los devuelvan con bien”

Afortunadamente, la familia nos reporta que ambos ya fueron localizados con vida y ya están en casa.

***

Han pasado cinco días desde que Martín Aurelio y Martín Bonifacio, padre e hijo, fueron desaparecidos por un grupo de hombres que de manera violenta irrumpieron en su domicilio en la colonia General Real, en Guadalajara.

Mónica, esposa y madre; así como Selene, esposa de Martín Bonifacio, y toda la familia no han dejado de buscarlos. Nadie está buscando ningún tipo de represalia, lo único que quieren es que los regresen sanos y salvos; por eso solicitan la atención del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien creen que puede ayudarnos porque se ha mostrado preocupado por la seguridad del personal de salud y por las personas desaparecidas.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

“Mi esposo y mi hijo son personas que no tienen problemas con nadie, son personas que siempre ayudan a los demás; por eso lo único que pedimos es que nos los devuelvan con bien, no estamos buscando nada más que su regreso”, expresó Mónica González, esposa de Martín Aurelio Montes, de 52 años, y madre de Martín Bonifacio Montes, de 30.

Alrededor de las 5:40 horas del 23 de abril, la tranquilidad de la familia Montes González fue abruptamente interrumpida por la violencia que ejercieron un grupo de hombres que entraron a su casa para llevarse a padre e hijo en la colonia General Real en Guadalajara, Jalisco.

Mónica no se explica por qué pudo suceder esto, pues tanto su esposo como hijo son gente trabajadora que no buscan ni tienen problemas con nadie; Martín Aurelio es enfermero y labora en la Cruz Verde Planetario; en tanto que Martín Bonifacio es médico veterinario. Ambos, desde sus profesiones, se caracterizan por ayudar a sus vecinos cuando se presenta algún tipo de emergencia o solicitud.

La denuncia por el hecho violento que hoy los tiene desaparecidos fue interpuesta en la Fiscalía Especializada en Personas Desaparicidas de la Fiscalía del Estado de Jalisco; sin embargo, la búsqueda la han encabezado desde la familia acudiendo a preguntar a diversas dependencias si acaso no están en la lista de personas detenidas; visitando algunos hospitales para conocer si no han sido ingresados e, incluso, han tenido que acudir al Servicio Médico Forense. En ninguno de estos lugares se tiene conocimiento de ellos.

“Los hemos buscado en todos lados, hemos preguntado si no están detenidos, no porque hayan cometido algún delito, no… pero sabemos que tenemos que buscarlos en todos lados; la demanda la puso mi nuera y a ella es a la que le han dado información, pero a mí lo que me gustaría decirles a quienes pudieron haber visto algo es que nos avisen, que nos digan, pero que al hacerlo no jueguen con nuestros sentimientos y esperanzas”.

Esto lo precisa Mónica porque han recibido falsas llamadas que les aseguran que su esposo e hijo están bien y que están en tal lugar; sin embargo, nada ha sido cierto:

“Si deberás saben de ellos, que nos digan… pero si es una mentira o un juego, mejor que no nos digan nada porque vivir esto es bien dolorosos… yo le pido a Dios que a las personas que hacen esto nunca les llegue a pasar lo que estamos viviendo porque es una gran desesperación y ansiedad; por ello, sólo les pido que nos ayuden sin engaños o falsas esperanzas”.

A Francisco González, hermano de Mónica, le gustaría que por la gravedad del caso interviniera el gobernador, Enrique Alfaro, pues su cuñado forma parte del sector salud y de las instancias médicas municipales:

“Son ya bastantes días y por la preocupación que éste ha mostrado por el personal de salud en la pandemia creemos que debe atendernos, aunque ahora mi cuñado no está trabajando directamente en la atención de las personas enfermas por padecer diabetes, siempre ha trabajado por la salud de las personas”.

Mónica, al respecto, también señala:

“Lo único que le pedimos al señor gobernador Alfaro es que nos ayude porque mi marido es una persona desaparecida de su medio, de su gobierno… por eso le pedimos que nos apoye; mi marido ha dedicado toda su vida al medio de la salud… por eso que nos eche una mano… yo puedo ir hasta donde él quiera con tal de que nos ayude y apoye”; sobre su hijo, agregó, que éste también ha enfocado su vida en ayudar a las personas para que sus mascotas siempre estén sanas. Los dos hombres de bien, son gente buena y trabajadora; por ello, los queremos de vuelta en casa, los queremos de vuelta con nosotros”, concluyó Mónica.

Por su parte, Selene López, esposa de Martín Bonifacio, publicó en sus redes sociales:

“Siguen pasando las horas y no tenemos respuestas, ya es la cuarta noche que estoy sin ti mi amor, no he dejado de buscarte, de luchar, porque se que te voy a encontrar y también a mí suegro. Toda la familia está junta y seguiremos así sólo faltan ustedes. Los amo demasiado”.

Martín Aurelio Montes, de 52 años, y Martín Bonifacio Montes, de 30, fueron desaparecidos el 23 de abril en la colonia General Real en Guadalajara, Jalisco. Toda información sobre su paradero es de vital importancia para sus familias.

Su desaparición ocurre en el marco de la solicitud expresa que familiares de desaparecidos agrupados en el colectivo Por Amor a Ellxs realizaron al gobernador Enrique Alfaro para que declare como actividad esencial durante la pandemia de COVID-19, la investigación y búsqueda de personas desaparecidas, pues lamentablemente la comisión de este delito no se ha disminuido, pero sí la atención y el personal que debería hacerse cargo de ello.

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer