Menú

La protección animal en tiempos de COVID y la nueva normalidad

La protección animal en tiempos de COVID y la nueva normalidad

Columna Justicia y Dignidad Animal A.C.

Por Mariajosé Lozano, Vocera de Justicia y Dignidad Animal, A.C. @JyDAnimal

Durante esta pandemia los animales no dejaron de necesitar ayuda de las personas. Tal vez, hasta aumentó el número de animales en situación de abandono, dentro y fuera de casas, debido a la mala información, los rumores y los malos entendidos que se generaron en torno a la capacidad de los animales de enfermarse de COVID, y por la ausencia de pruebas de su transmisión a los humanos. 

A esto tenemos que sumar, los casos de animales que se quedaron a la deriva después de perder a su familia por COVID, a nivel mundial suman cientos y en México no se cuenta con una estrategia para apoyarlos de forma sistemática y ordenada.

¿A qué me refiero? A que nadie puede entrar a propiedad privada sin que el habitante lo permita o se tenga una orden judicial para hacerlo, aún cuando se esté tratando de ayudar al animal. En algunos casos algún familiar permite la entrada de los rescatistas que están apoyando en la alimentación y cuidado de los animales mientras su cuidador se encuentra hospitalizado, y muchas veces también lo hace si la persona lamentablemente fallece. 

Pero en muchos casos, las personas no tienen a un familiar que abra las puertas de sus casas y son intubados con el pendiente de que pasará con su o sus animales durante su estancia en la UCI o si no llegaran a despertar nunca. En estos casos lo animales quedan en un limbo legal que los invisibiliza y los vulnera. 

“No puedo ni imaginar lo devastador que debe ser luchar contra el COVID-19 en un hospital sin tener asegurado el destino de un animal que ha sido tu compañía, tu familia, desde hace tiempo. Esto aumenta la angustia que ya vive el paciente y, si la familia no está bien informada y tiene miedo de entrar a la casa vacía para atender al animal, es probable que ni siquiera tenga que comer o beber mientras su cuidador se debate entre la vida y la muerte,” comenta Gabriela García, integrante de Adopta Guadalajara

Esta pandemia pone en realce la urgente necesidad de definir en México procedimientos para actuar a favor de animales abandonados en fincas o propiedades de forma expedita e inmediata, especialmente, en contingencias o desastres naturales.

Mucho tendremos que trabajar en esta nueva normalidad para asegurar que la labor de protección animal en el país no pare, y se transforme en algo positivo para los animales. 

Las adopciones de animales durante la cuarentena

Como siempre, los rescatistas de animales se han flexibilizado y ajustado para seguirlos ayudando. Los procesos de adopción se hicieron a distancia, formularios en línea, entrevistas mediante plataformas virtuales, firmas de contratos de donación digitales, pero inevitablemente sigue habiendo un paso que se debe hacer fisicamente, que es la presentación del animal a la familia. Una foto o un video no bastan, hay que entregar el animal en el domicilio, y eso ha sido un reto. 

Los eventos de adopción se encuentran detenidos, no podemos acudir a espacios con más de 50 personas y los eventos albergan al menos 20 animales, lo que significa 20 personas a su cuidado más organizadores, y eso pensando en eventos pequeños cuando la lista de animales buscan hogar supera los 300 por plataforma. 

¿Qué será de la protección animal en la nueva normalidad? 

Por lo pronto, tenemos que pedirle a todas las personas que quieran ayudar a compartir digitalmente los animales que están buscando hogar, que utilicen sus redes sociales para difundir las adopciones. Adopta Guadalajara pone a su disposición esta nota con algunas formas en que pueden ayudar.

También pedimos su ayuda para no creer ni difundir rumores y apegarse a los hallazgos científicos, recordando que no hay nada que pruebe que un gato o un perro puedan transmitir el COVID-19 a un humano, padezcan o no la enfermedad. 

Y finalmente, hacemos un llamado a las autoridades a considerar un espectro más amplio de los afectados de esta pandemia; es decir, incluir también a los animales. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *