PIN PARENTAL: Los conservadores pierden en Nuevo León

Por Jesús González Ramírez, Nuevo León, México.

Defensor de Derechos Humanos y autor del libro “Primavera Regía Pospuesta”.

Ilustración Daniel Rusell

En Aguascalientes lograron que se modificara la ley y se insertara el llamado PIN PARENTAL promovido por los antiderechos, pero en Nuevo León encontraron una férrea resistencia descarriló la votación y fue rechazado; ahí viene Chihuahua y sus modificaciones, así que debemos andar con cuidado.

El PIN PARENTAL es básicamente la creencia de grupos conservadores y antiderechos de que los padres pueden decidir la currícula de la educación primaria y secundaria de sus hijos para bloquear el derecho de niñas, niños y adolescentes a recibir educación laica y científica, lo que particularmente les molesta a los antiderechos es que niñez y adolescencia sea informada de educación sexual y equidad de género.

De manera peligrosa, los grupos conservadores han comenzado a tergiversar los tratados internacionales que México ha firmado en materia de Derechos Humanos para lograr un retroceso social que conserve el poder de los hombres sobre las mujeres, niñez y adolescencia, animales y medio ambiente en general así como economía. No creen en los Derechos Humanos, pero se han dado cuenta que son nuestra arma legal más poderosa y deciden reinterpretarlos. Dicen en sus propuestas que México debe respetar el inciso 3 del artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU que dice:

  • 3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos

Piensan que eso les da un derecho absoluto sobre otros seres humanos, en este caso sus hijos, para bloquear sus derechos; sin embargo, es tan fácil derribar este argumento como que los padres tienen el derecho y obligación de definir el tipo de educación de sus hijos, es decir, pública o privada o bien con actividades extraescolares o no, complementada con un oficio o deporte o no; pero donde no se pueden meter los padres de familia es en el contenido curricular de la educación que es facultad exclusiva del Estado Mexicano.

En el caso de Nuevo León, un estado que fue altamente conservador en lo político y en lo social durante décadas, pero que ha iniciado un proceso de maduración cívica desde 2010, se detectó que la propuesta de PIN PARENTAL se introdujo en las modificaciones constitucionales que buscaban armonizar la Reforma Educativa reciente a las leyes locales lo que es una obligación de cada Congreso estatal, pues bien, aprovechando ese proceso legislativo se intentó introducir la medida antiderechos, pero el sistema de defensa de derechos, pulido en estos últimos años por organizaciones, activistas, diputados aliados: lo frenó en seco.

La estrategia de defensa fue enorme y con movilidad en todas las áreas políticas del Congreso, del estado y en los últimos días en todo el país, se tuvieron pronunciamientos de organizaciones nacionales como la Red por los Derechos de la Infancia y Adolescencia que es el referente mexicano en defensa de tales derechos, se pronunció de manera muy dura el Sindicato de Trabajadores de la Educación con una idea categórica: “en Educación nada por encima de la Constitución”.

En dos semanas los diputados de PT, PRI, PAN, 2 de MORENA y 2 de MC intentaron lograr la votación necesaria de dos terceras partes del total (28 de 42 votos), pero no lo lograron, cada día pensaban que sería un trámite pero la resistencia en las afueras del Congreso, en los medios, en las redes y ya en los últimos días, incluso, con un comunicado de la Secretaría de Gobernación indicando que tal reforma sería inconstitucional los frenó, de un martes la pasaron a un jueves, de un jueves de nuevo al siguiente martes y luego al siguiente jueves y ya en una medida de desesperación subieron la propuesta a pleno por sorpresa el viernes pasado para forzar a los diputados indecisos, fracasaron y ganó la niñez.

Es importante que todas y todos estemos atentos a toda esta serie de medidas antiderechos que intentan introducir en el país grupos conservadores ligados a la iglesia católica, a iglesias cristianas, a grupos económicos pro patriarcado como los que defendieron al pederasta Marcial Maciel en Nuevo León y el país, por ahora seguirán intentando meter el PIN PARENTAL en otros estados del país, ya anunciaron su propuesta en Chihuahua, pero no son las únicas medidas, intentarán criminalizar a las mujeres y su derecho a decidir sobre su propio cuerpo, impedirán el derecho al matrimonio igualitario y lo que se les ocurra.

Ni un paso atrás.

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer