Menú

Giovanni aún vive

Giovanni aún vive

Columna La Consigna

Por Federico Gómez /@FedericoGomezMx

Hago política desde que nació el 132. 

Allá “no son blanquitos”, allá “no se manifiestan como los tapatíos”, allá allá allá. Eso, poco importó. Éramos más de 20 mil personas las que inundamos Juárez y Alcalde “¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!”. El crimen organizado coludido con autoridades desaparecieron a 43 estudiantes. Algunos tapatíos viajaban a la CDMX para marchar con los padres de los normalistas, a recordarle al país que ninguna diferencia geográfica o cultural puede separarnos. Podríamos nunca habernos parado en la sierra de Guerrero, nunca tener un conocido en común, no había necesidad, lo importante era sabernos acompañados.

Comenzamos a romper las barreras de desigualdad en nuestra cotidianidad.

La exigencia al cese de la violencia ha sido constante y de todos lados se ha minimizado. En los últimos días el Presidente Andrés Manuel López Obrador insinuó que no había ingenuidad en los ambientalistas que arriesgan su vida. De la misma forma, en Casa Jalisco se repite la mentira que niega la legitimidad de la protesta de los jaliscienses que son víctimas de la violencia. No señores, no son sus contrincantes quienes les reclaman, no hay que desviar la atención de lo que les compete.

México es el sexto lugar más peligroso del mundo para los activistas ambientales, han asesinado a 30 en lo que va del actual sexenio. Mientras Jalisco es primer lugar a nivel nacional en desapariciones forzadas. Tlajomulco, el municipio que presidió el actual gobernador es el más peligroso del estado.

Hay familias que siguen buscando a sus hijxs y hay quien ha señalado a la Policía de la Fiscalía como responsable. No olvidamos el caso de los estudiantes del CAAV, como no olvidaremos el terror que se vivió el fin de semana pasado en el que desaparecieron a decenas de jóvenes por exigir justicia para Giovanni. Afortunadamente localizados.

¿Cómo habría sido otra realidad?

En un universo alterno, el gobernador no se habría enfrascado en una competencia contra la instancia federal. En esa realidad alterna, habría pesado más la sensatez de quien ve primero por las personas, que por una candidatura presidencial. Habría colaborado de forma conjunta con Hugo López Gatell para superar la pandemia y no habría optado por las medidas ineficientes que ponen en riesgo a las personas frente al criterio de las policías municipales. 

En este universo alterno, no habrían actuado de forma represora en las manifestaciones, no habría violencia, ni detenciones. Porque todos sabemos que entre las personas presentes en una manifestación alguien podría ser amiga de sus hijas o uno de sus sobrinos. Que no somos unos y otros; que no somos chairos, ni fifís: somos personas. En esta realidad alterna, por fin se abandonó el discurso polarizador que nos divide; observamos que nos necesitamos unidos; frente a la ola de violencia y crisis económica que hoy golpea. 

Alfaro logra dejar la desidia, él mismo insinuó que el crimen organizado había infiltrado a sus mandos policiales. Como buen jalisciense despidió a su fiscal y reconoció que es necesario una Fiscalía que sirva, sin importar el costo que eso conlleva, porque hay responsabilidad y primero están las personas. Nos recordó que en Jalisco nadie se raja, y menos cuando se trata de ver por los nuestros. Vaya universo alterno, donde recupera la confianza de quienes en algún momento votaron por él. Se vale soñar con mundos alternos.

Como es nuestra realidad

Alrededor de todo el estado, policías municipales se han aprovechado de las medidas “sanitarias” para extorsionar, golpear, acosar, reprimir, asesinar. La molestia es generalizada en el estado, por eso se pegó el grito al cielo, por eso se salió a las calles. 

Pero se estigmatizó a toda la protesta por un par de imágenes vergonzosas donde queman a un policía. Se hicieron detenciones arbitrarias a quienes se manifestaron de forma pacífica por exigir justicia para Giovanni. Oh mira, no eran “de fuera”, eran del Iteso, de la Udg, eran jaliscienses, eran mexicanos, ciudadanos de este planeta, sin vínculos con el gobierno federal.

Así como Felipe Calderón no volverá a pisar el Tec de Monterrey por criminalizar a sus estudiantes, el Gobernador de Jalisco se está volviendo rápidamente repudiado en su propia alma mater por hacer lo mismo. Esperemos que reaccione. Estos políticos tienen tantos errores, pero cuando alguien se los señala siempre dicen que es porque su rival lo motivó. Meten a nuestro estado en medio de sus disputas políticas.

Y a pesar de lo antes mencionado, a Enrique se le vuelve a dar la posibilidad de reivindicarse, otra oportunidad, con una petición: el fiscal se tiene que ir. Me queda claro, que esa exigencia podría estar dirigida a la persona(s) que lo puso ahí y se niega(n) a quitarlo. Una disculpa al pueblo de Jalisco con un error de esta magnitud no es suficiente porque no caben los egos ni los proyectos electorales cuando la vida de las personas está de por medio.  

En Tlajomulco, en Jalisco, en todo México; nadie nos hará desistir de nuestros espacios, porque sabemos que en un universo alterno: Giovanni aún vive. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *