El cambio global producto de la crisis climática significa: “una degradación de las condiciones aptas para la sobrevivencia humana”

Dentro de la discusión sobre cómo la crisis climática puede tener consecuencias similares y aún más graves que la contingencia por el COVID-19, Fridays For Future UNAM llevó a cabo una serie de conferencias con académicas y académicos investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para explicar cómo esto es posible.

Melanie Kolb, investigadora del Instituto de Geografía UNAM y especialista en bosques, sistemas acuáticos y cambio climático, participó en éstas y habló acerca de cómo el mundo sufre afectaciones ambientales, incluso, “si no existiera el cambio climático”; además, expuso la serie de factores que intervienen en la insuficiencia de los servicios ecosistémicos.

Por Eric Sandoval / @eric20san

“El cambio global no va a pasar solito”, esa fue una de las frases con la que la experta Melanie Kolb, abrió su presentación en el panel “Límites Planetarios ¿Quién decide sobre el futuro del planeta?” organizado por Fridays For Future UNAM como parte de su seminario en línea. De acuerdo con Kolb, el cambio climático es sólo un componente del cambio global en el que interviene la sociedad como factor principal de la insuficiencia de los servicios ecosistémicos.

“Procesos de cambio a escala global, como un producto de la globalización”, así definió Melanie Kolb al “cambio global” en su participación; pues según advirtió, la globalización como proceso de integración internacional sufrirá cambios debido a que este fenómeno se encuentra en sus últimas fases.

¿Cómo hemos llegado hasta donde estamos?: Cambio climático, cambio de uso de suelo e inequidad social, son las tres claves para entender la degradación ambiental de la vida en el planeta:

“el cambio global como está ocurriendo significa una degradación de condiciones aptas para la sobrevivencia humana”, precisó la especialista en el tema.

A la par, hizo hincapié en los servicios ecosistémicos y en cómo la sociedad tiene un impacto directo en ellos. La pérdida de hábitat; la agricultura, la acuicultura y la forestería no sustentable; la pesca; la contaminación; y los humanos como especie invasora, son elementos que abonan a que los servicios ecosistémicos, como contribuciones de la naturaleza para los humanos, sean insuficientes para el bienestar de los mismos.

“El problema central es que cada vez somos más los humanos que demandamos más recursos y la cantidad disponible de recursos es igual o puede disminuir”, señaló Melanie Kolb, cuestionando a las y los asistentes cómo el crecimiento de la población humana es uno de los factores que determina la degradación de la naturaleza.

¿Qué son los escenarios?

“Es una representación plausible de un futuro, aunque un escenario no es un pronóstico”, define la experta en cambio climático; de acuerdo con sus reflexiones, estos escenarios podrían ayudarnos a comprender qué caminos pueden llevarnos a diferentes futuros o no, ya que señala: “son importantes como herramientas para la toma de decisiones”.

Explica además, que los escenarios actúan como una narrativa de supuestos, donde, por ejemplo, el cambio climático podría entenderse como un caso “fácil” o predecible, ya que se cuenta con antecedentes cuantitativos y cualitativos, (como las estadísticas del impacto ambiental y el accionar colectivo e individual en los ecosistemas), que nos advierten que: “vamos por el peor que pudiéramos imaginar”, advirtió Melanie Kolb.

En ese sentido, hizo un señalamiento final para advertir cómo el cambio climático tendrá un efecto en la capacidad económica y en la pérdida de biodiversidad.Como ejemplo de ello, sugirió lo siguientes escenarios posibles:

  • Cambio climático: Inundaciones, sequías, heladas, problemas de salud, etc.
  • Pérdida de biodiversidad: insuficiencia de servicios ecosistémicos.
  • Pandemias: Limitación de la actividad humana por riesgo de contagio.

Finalmente, precisó que: “es tiempo de salir de esos caminos al escenario menos favorable, ya no sé qué mensaje hace falta dar para entender que no va por ahí” e invitó a “poner de moda el activismo” medioambiental.

***

Melanie Kolb posee un doctorado en Geografía por Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México y otro por el Laboratorio GEODE, Universidad de Toulouse Le Mirail, Toulouse, Francia.

Líneas de Investigación:

Sistemas socio-ecológicos con un enfoque de servicios ecosistémicos: Hidrogeografía y ecohidrología

Vulnerabilidad de ecosistemas al cambio global y planeación sistemática de la conservación, usando indicadores de biodiversidad

Comparte

Eric Sandoval
Más tapatío que la torta ahogada. Serio y comprometido con las distintas luchas sociales y con su labor periodística. Cubre conflictos ambientales, movimientos urbanos y personas desaparecidas. Ganador del Premio Jalisco de Periodismo 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer