Menú

Hacienda prevé obtener 100 mil mdp por impuestos a plataformas digitales

Hacienda prevé obtener 100 mil mdp por impuestos a plataformas digitales

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, explicó que no se trata de un nuevo impuesto, sino que se está mejorando el modo en que se cobra. El objetivo, dijo, es “modernizar y alinear el sistema tributario a una nueva realidad”, siguiendo un principio de equidad. Por  la mañana, el SAT anunció que irá sobre defraudadores fiscales

Texto: Daniela Pastrana

Foto: Presidencia

El cobro de Impuestos Sobre la Renta (ISR) y al Valor Agregado (IVA) a plataformas digitales que dan servicios de transporte, entretenimiento, hospedaje o aprendizaje podría dejar ingresos a la Hacienda Pública por 100 mil millones de pesos, indicó el secretario Arturo Herrera.

“Apenas estamos empezando a trabajar en el tema de impuestos digitales. Pero para tener una idea de magnitud de lo que debería ser: una vez que llegáramos a un mecanismo estable (de recaudación) esto debería estar representando más de 100 mil millones de pesos, que no necesariamente van a ver desglosado así, porque está incluido en el IVA e ISR”, dijo Herrera durante la conferencia diaria de programas para la reactivación económica en Palacio Nacional.

Aclaró que no se trata de recursos adicionales a lo que está contemplado (en la Ley de Ingresos de la Federación 2020, la cual establece que, a partir del 1 de junio, las plataformas digitales, como Netflix, Uber, DiDi, o Aribnb deberán pagar ISR e IVA).

“Lo que estábamos estimando estaba en la propia meta, no son recursos adicionales”, insistió.

A pregunta de Pie de Página dijo que el aumento en los ingresos por el cobro de impuestos a plataformas digitales se dará en la medida en que se logre un acuerdo internacional, que originalmente estaba pensado para 2020, pero con la pandemia la conversación sobre el tema bajó en el rango de prioridades del gobierno.

El objetivo es la equidad y la modernización

El secretario de Hacienda enfatizó que no se trata de un impuesto nuevo, sino que “sólo se está mejorando el modo en que se cobra”.

En su exposición, explicó que el comercio digital ha crecido aceleradamente en los últimos años y  “durante el periodo de aislamiento ha tenido un crecimiento altísimo”.

Estas medidas, dijo, buscan aumentar la recaudación, pero sobre todo, “modernizar y alinear el sistema tributario mexicano a una nueva realidad, donde una parte muy alta del consumo de servicios se hace de manera digital».

Hay otra razón: la equidad. Porque hay un sector muy grande que está creciendo de manera muy rápida, que “quizá hace 10 años representaba una parte minúscula de la economía, y por lo tanto, los impuestos no asociados a ellos eran muy marginales”. Pero ahora, de las 10 empresas más grandes del mundo, por nivel de capitalización, cuatro son empresas digitales, cada vez mas altos los recursos de este sector.

«En foros como el G-20 se está buscando el mecanismo adecuado para gravar a la economía digital. En España y Francia, donde sí se cobra un impuesto digital, se decía que era por razones de equidad, pues no podía ser posible que algunas de las empresas más ricas del mundo no estén pagando impuestos», explicó Herrera.

En México, el comercio de las plataformas digitales representa entre el 5 y 6 por ciento del PIB, (unos 1.3 billones de pesos). Eso es equivalente a lo que representa la industria de la construcción y mayor a la industria alimentaria, de tabaco y bebidas. Y su crecimiento se duplicó del 3 por ciento en 2013 al 6 por ciento en 2019.  Por ello era necesario encontrar una forma adecuada para gravar a la economía digital, dijo el funcionario.

“Parte del debate es que no se sabe con exactitud donde se realiza la transacción”, explicó.

El nuevo marco cubre cuatro vertientes del modelo de negocio:

-La descarga o acceso a imágenes, películas, texto, información, video, audio, música y juegos, incluyendo los de azar. Categoría en la que entran plataformas de streaming como Netflix.

Las descargas o acceso a libros, periódicos y revistas no está incluida en el modelo.

-Los de intermediación entre terceros que ofrecen bienes o servicios a los demandantes de estos, en cuyo caso entran empresas como Uber y Amazon.

-Clubes en línea y páginas de citas.

-La enseñanza a distancia.

“Se acabó la fiesta”: SAT

La recaudación del comercio digital forma parte de una intención mayor del gobierno federal por ordenar el fisco. Por la mañana, en la conferencia presidencial, la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostró, explicó cómo funciona la red de “factureros” que han defraudado a la hacienda pública desde 2010. El esquema funciona con empresas que dan servicios ilegales a otras compañías para aumentar con gastos falsos sus gastos reales, y así disminuir sus utilidades y el pago de impuestos.

“El esquema ´facturero´ se basa en vendedores y compradores de dichos documentos. Muchas se utilizan para mantener empresas ficticias, principalmente basadas en construcción, manufactureras y de servicios”, dijo Buenrostro.

Las empresas “factureras” presentaron operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos, por lo que se dejaron de pagar 24 mil 583 millones de pesos de ISR y de 11 mil 396 millones de pesos en IVA. Además, pagaron nómina (por concepto de “salarios asimilados”) pero no pagaron al SAT la retención de ISR por 19 mil 146 millones de pesos.

En total, el fraude de estas empresas implicaría una pérdida para la hacienda pública de 55 mil 125 millones de pesos. La titular del SAT indicó que se presentará un primer paquete de denuncias en las que se ubican a 43 factureras, las cuales se relacionan entre sí y comparten asimilados, representantes legales y accionistas.

Por su parte, el procurador fiscal, Carlos Romero, anunció que también se presentarán siete querellas contra quienes ofrecen facturas bajo este esquema, las cuales serán presentadas como defraudación fiscal y lavado de dinero, para equiparar este delito a delincuencia organizada.

“Aquí es donde vemos el cambio verdadero: en la parte fiscal”, aseguró el procurador, tras referirse a la reforma constitucional con la que se prohíbe la condonación de impuestos y permite equiparar la defraudación fiscal con la delincuencia organizada.

“El mensaje que queremos dar es que se acabó la fiesta. Todos tenemos que pagar impuestos y tenemos que cumplir debidamente con nuestras obligaciones fiscales”, concluyó el funcionario.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *