Menú

En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBTTTIQ+, la propuesta es: la apertura a un “futuro diverso”.

En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBTTTIQ+, la propuesta es: la apertura a un “futuro diverso”.

En el marco del mes del orgullo 2020, el grupo de acción política LGBTTTIQ+ Futuro Diverso, perteneciente al recién conformado partido político Futuro. Por lo que, bajo la consigna “Viviendo nuestra diversidad”, organizaron dos paneles para reflexionar sobre las orientaciones y las identidades diversas.

Futuro Diverso nace hace un año, justo en el mes del Orgullo LGBTTTIQ+, está conformado por un grupo de personas que concuerdan en que éste es el mejor momento para que la política en Jalisco y en el país sea diversa y sexodiversa.

Las preguntas desarrolladas por las y los ponentes en ambos paneles fueron las siguientes:

  • En qué momento se dan cuenta que salen de la heteronormatividad (si es que existió un momento)
  • ¿Qué momentos son los que los motivan a seguir luchando?
  • ¿Se sienten identificados con la comunidad LGBTTTIQ+?
  • ¿Qué pendientes existen en la agenda respecto a la comunidad en Jalisco y en el país?

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Yo decido a quien amar

“Tenía muchísimo miedo en el proceso de descubrimiento, no podía ponerle un nombre o una etiqueta, parte del conflicto era no saber cómo definirme, no deseaba incomodar o sentir el rechazo” explicó Regina Arauz, licenciada en relaciones internacionales y derecho, actualmente coordinadora de Asuntos Internacionales de la Red Mexicana para el Servicio Público, ponente del primer panel: “Orientaciones diversas”.

Junto con ella, Daniela Sánchez, estudiante de derecho y la columnista de opinión más joven de grupo Reforma en México; además de Alberto Macías, estudiante de Urbanística en Medio Ambiente e integrante de Futuro Diverso, reflexionaron desde sus experiencias personales, cómo se viven la diversidad.  

En opinión de Daniela, no existe como tal un “suceso exacto” que te permita identificar que saliste de la “heteronorma”, pues señala que: “la sexualidad es fluida y poco a poco aprendes a percibir, a sentir”. No se trata de algo “fijo” dice, por el contrario, es algo continuo. Por ejemplo, “salir del closet” implica más que sólo “cambiar de comunidad”, es una pelea interna y de aceptación, donde existen momentos que hacen más claro el motivo por el cual se lucha todos los días.  

Para Daniela y Alberto, no son instantes felices aquellos que les recuerdan el transcurso de reconocerse como parte de esta comunidad diversa, incluso, advierten que ha sido “más difícil” que para otros y otras. En el proceso, confiesan, han experimentado sentimientos de soledad, tristeza y rechazo por sus seres queridos; sin embargo, aseguran que, tener presente esta situación es lo que les da fuerza para continuar ofreciendo su ayuda y para que “ya nadie pase por una situación semejante” a la vivida por cada uno. Regina reconoce que estos momentos de los que también ha sido participe, los encuentra cuando alguien más es valiente por ella, cuando la apoyan y acompañan o la ayudan a levantar su propia voz.  

Aunque los tres participantes son parte de la comunidad LGBTTTIQ+, no siempre se han identificado con ella, particularmente, señalan, cuando se trata de “poseer una sigla” y o identificarse con “una nueva marca”. En el caso de Regina, dice que el sentirse o no identificada no implica que no pertenezca a ella, puesto que, en su opinión, no se deberían de cambiar de cadenas o etiquetas, ya que solamente se quiere “sentir libre de poder amar a quien quiera”.

En esto concuerda Daniela y Alberto, juntos precisan que el espectro va más allá de ser blanco y negro, es irrelevante en su experiencia, reducirse a estas etiquetas, pues, “todos los humanos son mucha más que lo que se espera que seamos con éstas”; así lo comparte Alberto quien expresa cómo vive su orientación:

“En la comunidad gay están pasivo o activo, me molesta esta idea de que tengamos que escoger qué rol cumplir, existen intermedios y creo que todos lo somos”.

Ciertamente, en México y en el mundo han surgido cambios revolucionarios respecto a la comunidad LLGBTTTIQ+ dentro de la sociedad, pero aún existen varios pendientes advierte Daniela, quien considera que el primero de ellos es: apropiarse del movimiento y generar soluciones que respondan a los diferentes obstáculos que se enfrentan en cada uno de los países del mundo.

A decir de Regina, se trata de “pasar la batuta” y que “ya no sólo le toque a las minorías ser valientes”, ahora, asegura, le toca ser valiente a aquellos que tienen el poder, a aquellos y aquellas que pueden ayudarles; puesto que, refiere Regina, el objetivo es “voltear la valentía”, para que, “en lugar de amar con valentía, se defienda desde ésta”.  

Finalmente, Alberto piensa que no es momento de ser tibios, sino de apoyarnos entre nosotras y nosotros, reconociendo a todas las personas diversas que existen y existieron, para así, crear una comunidad como resistencia y no como un corset unificador.

LAS IDENTIDADES NO DEBEN SER CUESTIONADAS

El segundo panel titulado “Identidades Diversas”, estuvo conformado por: Edrey Castillo, estudiante de la carrera de Relaciones Internacionales en el ITESO, quien se ha dedicado a la práctica y enseñanza del debate competitivo; Ciro Montenegro, actor y productor de Arte por la inclusión: Colectivo sin límites; Candy Chávez, activista en derechos humanos, relacionista pública con tres diplomados en derechos LGBTTTIQ+, y ex Secretaria General de la Red de Mujeres Trans; y Morganna Love, cantante de ópera internacional, actriz  y embajadora de la campaña para la igualdad Free & Equal.

Durante su participación, Morganna Love habló sobre el momento en el que comenzó a sentir conflictos con su cuerpo; recuerda que fue a los 4 años de edad y no podía entender lo que tenía entre sus piernas. Con ese sentir tuvo que quedarse por 24 años hasta que un día se dio cuenta de quién era: una mujer trans.

Igualmente, Edrey recuerda que en su primera infancia notó que era diferente, “no encajaba dentro de la norma”,advierte. Aunque vivió el rechazo en más de un ámbito en su vida y desarrollo, encontró la empatía y el respeto en el debate; y asegura, le tomó 20 años darse cuenta de todo lo que se estaba perdiendo, de amarse y poder aceptarse por miedo a los prejuicios

Como Morganna y Edrey, la historia de Ciro Montenegro comenzó también en la infancia, relata, viviendo en un “doble closet” como le nombra, no sólo por su identidad, sino por la discapacidad progresiva que padece y el rechazo de sus padres, quienes, dice, no aceptaban que él era diferente:

“Desde niño exprese quién era, yo admiraba mucho a mi hermano, quería ser como él, me encantaba andar en las tierras de mis abuelos y hacer las cosas que normalmente hacen los niños. Además, yo vivo con una discapacidad progresiva, distrofia muscular, entonces fue como vivir en un doble closet, donde mis papás no querían aceptar que su hijo era diferente”.

Por su parte, Candy comparte que desde que tenía 5 años se había identificado como mujer y, por ello, jamás se sintió identificada con todo lo que implicaba “ser un hombre”.

En su época, explica, la palabra transgénero era asociada a personas “enfermas”, hecho que le hizo ir creando poco a poco su identidad; ahora, ella junto con sus compañeras de lucha han tenido que pelear desde sus espacios y actualmente residen en Londres defendiendo sus convicciones en la distancia.  

En esta lucha tan dura, donde además resisten para defender quienes son, implica un trabajo colectivo, de cobijo y motivación donde cada una y uno se apoyan para seguir adelante sin importar el panorama.  Por ejemplo, refiere Ciro, el “no” le ha servido de empuje, mientras que, su gran motor, son las niñas y los niños con los que trabaja, “ser un referente” para ellas y ellos ha sido su mayor inspiración.

Asimismo, Edrey dice que su motivación está en las experiencias de rechazo social, miedo, e, incluso, en el mismo odio que experimentó y que espera “nadie más deba pasar por eso sin compañía”.

Las activistas Morganna y Candy son motivadas por el maltrato que han sufrido ellas mismas y sus compañeras, la discriminación, la violencia y hasta el asesinato de sus amigas, situaciones adversas que les impulsan a levantar la voz para que sean reconocidas y se garanticen sus derechos.

Si bien, hoy es posible festejar el Mes del Orgullo LGBTTTIQ+ por las personas que no se quedaron calladas en su tiempo; en la actualidad, señalaron las y los panelistas, en la misma comunidad se encuentran barreras que parecen imposibles brincar.

Por un lado, Ciro comenta sentirse apartado a la comunidad que no engloba la sigla “T”, lo mismo le pasa a Morganna que se siente relegada por parte de la comunidad y expresa que la mayor parte de la visibilidad se la han llevado los gays, excluyendo a cualquiera que no entre en ella.

En esto concuerda Edrey, quien, aunque se identifica con la comunidad, no coincide con la idea pues, en su opinión se: “ha llegado a comercializar e invisibilizar la lucha”.

Respecto a los temas pendientes de la agenda LGBTTTIQ+ en el estado, Candy sugiere que la mayor urgencia está en la emisión de una Ley de Identidad, así como, programas y políticas públicas hacia las mujeres trans y hombres trans, que en su experiencia ha sido la población más golpeada y olvidada de la comunidad:

“En el estado Jalisco lo más importante debe de ser la Ley de Identidad, no tener que ir a otros estados… No pueden tenerme como un persona indocumentada por falta de voluntad política, es mi derecho que mi estado me reconozca”.

Lo mismo piensa Ciro Montenegro, para él es esencial que en México se reconozca a cualquier individuo dentro de la sociedad; para ello, explica, es necesario que se legisle a favor de la identidad de género, como un derecho humano primordial.

“La T es un multiverso, de todos los colores y falta mucho trabajo dentro de ella”, afirmó.

De igual manera, Morganna expresa su preocupación por la falta de leyes para la comunidad; particularmente para la infancia trans, quienes aún no tiene el respaldo del Estado, y donde miles de niños, niñas y jóvenes aún no tienen derechos, asegura. A la par, Morganna explica que es indispensable enfocar la educación alrededor de la diversidad sexual, “desde la infancia sabemos qué somos, que no lo acepten es completamente diferente”, afirma.

De esta manera, Edrey opina que se requiere más representación de ellos, ellas y elles en todos lados, y que no sean cuestionados ni “forzados”, puesto que, existen y necesitan tomar el espacio público.

Finalmente, Edrey pidió que para entender la diversidad y sus temas pendientes, es necesario imaginar la bandera que representa al orgullo LGBTTTIQ+ y repensar lo que representa cada uno de sus colores en la actualidad:  

“Cuando hablamos de rojo, nos referimos a la vida, pero ¿se respetan?, ¿se contemplan? La respuesta es no, entonces no podemos hablar de un color rojo completo. Después tenemos al naranja, estamos hablando de la salud, aún no tenemos acceso libre sin discriminación a los servicios de salud, entonces tampoco contamos con un color naranja pleno. Luego nos encontramos al amarillo que simboliza la luz del sol, sin embargo, a cuantos no nos cuesta expresarnos aún, siendo así que el amarillo también está incompleto.

En seguida está el verde, que se enfoca en la naturaleza, y es que aquí me gustaría hacer énfasis en una cosa súper importante, la gente suele confundir lo natural con lo común, pero el hecho de que algo no sea común no lo hace antinatural, es lo que le pasa a los intersexuales, pero nadie habla de esto, entonces tampoco podemos festejar un color verde.

¿Qué pasa con el azul? Hablamos de magia y arte, pero ¿nos apoyamos entre nosotres? Falta abonar muchísimo al azul. El violeta representa el espíritu, pero perdemos cosas como tu primer beso, no podemos hablar que tenemos un espíritu completamente violeta.

El blanco es la transición, y como sabemos la paz interna no está desde el inicio, en ese caso es necesario luchar para obtener un color blanco. Finalmente está el café y el negro que se refieren a una representación total desde dentro y fuera del movimiento. Esto es algo que no sólo pasa en México, sino que, en todo el mundo, entonces para hablar de la agenda, se tiene que saber si se están respetando y viviendo los colores que tiene nuestra bandera”. 

***

Aquí te compartimos los enlaces a ambos paneles:

Panel “Orientaciones Diversas”

https://www.facebook.com/HayFuturoDiverso/videos/3023059434456978/

Panel “Identidades Diversas”

https://www.facebook.com/HayFuturoDiverso/videos/1341972066000016/?d=n

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *