Menú

Vanesa y Omar continúan desaparecidos, solicitan ayuda para localizarlos

Vanesa y Omar continúan desaparecidos, solicitan ayuda para localizarlos

Vanesa Liseth Martínez Zepeda se encuentra desaparecida desde el 22 de junio de 2020, viajaba en compañía de Omar Leonel González Ornelas rumbo a Teocaltiche, Jalisco. Han pasado dos semanas y aún no han sido localizados. 

Antes de desconocer su paradero fueron detenidos arbitrariamente por policías y llevados a la comisaría donde existen registros de que permanecieron 15 horas en las instalaciones. Sin embargo, durante las primeras 72 horas la corporación negó a sus familiares cualquier información sobre su paradero.

Como ya se había informado, aunque ya existe una denuncia por la desaparición de Vanesa ante Protocolo Alba, no se ha emitido una ficha de búsqueda. La Comisión Estatal de Búsqueda ya ha emitido una ficha por el reporte de la desaparición de ambos.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

El pasado lunes 22 de junio de 2020 Vanesa Liseth Martínez Zepeda señala, viajaba rumbo al municipio de Teocaltiche, Jalisco junto con Omar Leonel González Ornelas, quien también se encuentra desaparecido.

Los dos fueron abordados y detenidos por elementos de la policía; así lo pudieron corroborar sus familiares y conocidos a través de una llamada telefónica que Vanesa logró realizar desde su celular, durante el momento del arresto. En ésta se le escuchó diciendo a los elementos de seguridad que “no tenían derecho de revisarla”, mientras que los policías le advertían que “guardara el celular”.

La ficha precisa que, existe un registro dentro de la comisaría de policía de Teocaltiche, donde se reconoce que estuvieron en estas instalaciones durante 15 horas. Sin embargo, aunque personal confirmó esta información a los familiares, recibieron negativas de su parte para ofrecer detalles sobre su paradero durante las primeras 72 horas posteriores a su último contacto (o lo que son también, las primeras 72 horas vitales de búsqueda).

Asimismo, luego de levantar un reporte ante la Comisión Estatal de Búsqueda, lograron confirmar que el arresto de ambos no fue ingresado al sistema del Registro Nacional de Detenciones.

Es importante señalar que las autoridades están obligadas a ingresar cualquier detención dentro del Registro Nacional de Detenciones, pues dicha acción tiene como objetivo prevenir la violación de los derechos humanos de la persona detenida, actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, o incluso, la desaparición forzada. Además, de que esta medida obligatoria se encuentra establecida en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada en su artículo 48, como una herramienta para evitar la comisión de este delito.

Como se informó, los familiares de Vanesa recibieron un mensaje de texto desde su celular el martes 23 de junio donde les decía “que se había perdido y que iba hacia Aguascalientes”; no obstante, su familia está segura de que no se trató de ella, ya que la joven no acostumbra comunicarse a través de esta vía, siempre suele hacerlo a través de WhatsApp y con notas de voz. Además, los celulares de Vanesa y Omar permanecen apagados desde el 22 de junio, día de su detención.

Ya existe una denuncia por la desaparición de ambos ante la Fiscalía del Estado de Jalisco y ante Protocolo Alba por la desaparición de Vanesa; sin embargo, la ficha se encuentra en “proceso de aprobación”. Mientras tanto, sólo les “han permitido” colocar el número de teléfono de la Fiscalía dentro de la ficha que de manera independiente han generado sus seres queridos. 

Vanesa Liseth Martínez Zepeda tiene 29 años; mide 1.65 metros y pesa aproximadamente 65 kilos. Como señas particulares, tiene un tatuaje de flores en la espalda, una rosa en la pierna derecha y la imagen de Hello Kittyen el tobillo izquierdo.

Omar Leonel González Ornelas tiene 22 años; mide 1.60 metros, es de tez blanca y su pelo es color castaño oscuro, corto y rapado en los costados. Como señas particulares tiene una cicatriz en el lado izquierdo de la frente y otra más horizontal en una de sus piernas.

También tiene varios tatuajes: uno con el rostro de su hija en uno de sus brazos, otro con forma de catrina en uno de sus brazos; otro con forma de guía de rosas y la imagen de “San Judas Tadeo” en el antebrazo derecho; uno más con la palabra “FIT 13” en uno de sus tobillos; y en el antebrazo izquierdo tiene tatuada la frase “MI VIDA LOCA O MI VIDA ES UN SUEÑO” junto con una guía de rosas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *