Diseñan cubreboca incluyente para personas con discapacidad auditiva

19 julio, 2020

En el marco de la pandemia, estudiantes y profesores pertenecientes al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) trabajan en la creación de un cubrebocas transparente accesible, ecológico e incluyente para personas con discapacidad auditiva.

Por Aletse Torres / @aletse1799

El cubrebocas se ha vuelto un artículo indispensable frente a la emergencia sanitaria que ha ocasionado el coronavirus, puesto que, su uso mitiga la propagación de la enfermedad que éste provoca: COVID-19.

En México y en el mundo, los gobiernos han solicitado a la población que lo lleven puesto y por ello, ha aumentado su demanda considerablemente; un ejemplo de tal circunstancia es lo sucedido a una fábrica de este artículo (ahora de primera necesidad) en el estado de Morelos, la cual, solía producir 13 millones de cubrebocas desechables al mes y ahora roza los 30 millones, generando un gran impacto ambiental (por su periodo de vida máximo de 12 horas) y a su vez económico, pues agrega un gasto más al bolsillo de los mexicanos.

A través del Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Andrea Zúñiga de alumna de la carrera de Ingeniería Industrial; Paulina Ramírez y Michelle González alumna de la licenciatura en Diseño; César Velarde y Oliver Mederos estudiante de Ingeniería Mecánica, y Miguel Huerta, profesor de la carrera de Diseño, se encuentran trabajando en el diseño de un cubrebocas incluyente, respetando las pruebas y parámetros establecidos por la Organización de salud (OMS) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés).

Sus características más importantes, explican sus creadores es que es: reutilizable, económico con un costo máximo de 50 pesos mexicanos y transparente que:

“No es solamente para ver sonrisas, está pensando para las personas sordomudas, para que puedan leer los labios con mayor facilidad, haciéndolo un cubrebocas incluyente” explicó a ZonaDocs, Oliver Mederos.

Como parte del equipo de “Diseño e ingeniería de objetos para la mitigación y combate de desastres y contingencias”, el nuevo artefacto surgió luego de una lluvia de ideas y como producto de una ardua investigación, considerando las áreas más vulnerables de la pandemia.

Los materiales que han considerado más viables son: el silicón (un material de origen natural) o con tubo PVC transparente; seleccionados por sus componentes reciclables y accesibles económicamente. Según explicaron sus diseñadores, la creación podría ser llevada a cabo por procesos que minimicen el costo de producción, como la inyección de plástico, que de manera rápida y efectiva funde el material para después darle la forma deseada con un molde; otro es el termoconformado, proceso mediante el cual se da forma a una lámina plástica mediante calor y vacío, para ello se utiliza un molde o matriz de madera, resina p aluminio.

Además, el diseño del cubrebocas permitirá que el usuario sólo se coloque de la manera correcta el producto, y evite el contacto con las manos, eliminando así cualquier riesgo de contaminación; finalmente se estima que su tiempo de vida sea de un año o más.

Sin embargo, no solo trabajan en la mascarilla, también se encuentran diseñando una caja de desinfección de rayos UVC, explica Oliver:

“De hecho, en paralelo estábamos creando una caja de desinfección UVC, ya que vimos que la mejor manera de poder desinfectar los productos médicos es esterilizarlos con luz UVC, que viene siendo una la luz ultravioleta más fuerte, esto con la ayuda de artículos científicos que lo comprueban. Estamos aún en la etapa de prototipo, estamos integrando la posibilidad de poner alrededor de nueve cubrebocas en esa caja y también espacio para cualquier otra cosa que se quiera desinfectar”.

El proyecto de las y los integrantes del ITESO no ve a fines de lucro, ya que aseguran que tanto buscan que sea accesible económicamente para las personas, como, a través de su venta, reactivar la economía de microempresas que puedan crearlo, para sobresalir en estos tiempos de pandemia. Su lanzamiento al mercado impactaría de igual manera al ambiente, pues señalan que al utilizar materiales reciclables y más resistentes, reduciría las miles de mascarillas que se tiran por corto tiempo de utilidad.

Existe un prototipo semejante en el mercado, al cual Oliver llamó “la competencia”, salió un proyecto por parte del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), una mascarilla transparente que cuenta con auto desinfección, “puede contar con similitudes, pero en cuanto a diseño y objetivo son completamente distintos, nosotros queremos poner un cubrebocas en todos los ciudadanos”, expresó.

Esta idea se generó el en el ciclo escolar Verano 2020 de forma virtual, este PAP tenía como propósito trabajar en soluciones en el marco de la emergencia sanitaria, que ayudaran particularmente a los grupos más vulnerables, igualmente para facilitar la labor del personal sanitario y del sector industrial, entre otros.

Con ayuda del ITESO se prevé que en un periodo aproximado de tres meses se pondrá en marcha su producción y se espera que concluya en el cuarto mes por parte del equipo, lanzando el artículo al mercado.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aletse Torres

Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

Quizás también te interese leer