Derecho a la identidad de la niñez y juventud trans debe garantizarse en el acta de nacimiento

A pesar de que el Estado Mexicano tiene la obligación de reconocer y garantizar la identidad de todas las personas a través del acta de nacimiento, las infancias y adolescencias trans únicamente pueden acceder a este reconocimiento sólo si un juez así lo determina.

Por ello, para MAROMA: Observatorio de Niñez y Juventud, es importante impulsar el reconocimiento de sus derechos para la mejora de sus condiciones de vida.

Por Fernanda Lattuada / @MariferLattuada

De acuerdo con los datos de la Consulta Infantil y Juvenil del Instituto Nacional Electoral, en el 2019 el 1.2 por ciento de la población infante y adolescente, es decir, 183 mil 600 menores de edad en México, no se identifican con el binarismo de género: masculino y femenino (niña y niño), asegura la Asociación por las Infancias Transgénero.

Sin embargo, el Estado Mexicano ha sido omiso en favorecer el acceso al derecho a la identidad de género de las infancias trans. A pesar de que la Corte Interamericana de los Derechos Humanos resolvió en la Opinión Consultiva OC-24/17, que:

“en lo que respecta a la regulación de los procedimientos de cambio de nombre, adecuación de la imagen y rectificación de la referencia al sexo o género, en los registros y en los documentos de identidad, los niños y las niñas son titulares de los mismos derechos que los adultos y de todos los derechos reconocidos en la Convención Americana”

En el diálogo virtual “Niñez y juventud trans: familia, escuela y comunidad” organizado por MAROMA: Observatorio de Niñez y Juventud, diversas organizaciones señalaron la importancia de exigir “el derecho llave” del reconocimiento a través del acta de nacimiento.

“Sí existe ese procedimiento jurisdiccional, pero es contrario a los derechos humanos, y patologiza porque piden dictámenes médicos. Esta es una gran oportunidad para que México tenga una de las legislaciones más avanzadas en Latinoamérica para que permita que las infancias y adolescencias, mediante un procedimiento administrativo, tengan su acta de nacimiento. Sabemos que un acta de nacimiento es un derecho llave porque mediante un acta puedes ir a la escuela, tener acceso a la salud, vivienda, servicios culturales o económicos”, señaló Benjamín Gutiérrez, integrante de la Asociación por las Infancias Transgénero.

Actualmente, sólo 10 de las 32 entidades federativas cuentan con procedimientos administrativos para otorgar actas de nacimientos a personas trans mayores de 18 años. Mientras que, en todo el país, no existe tal procedimiento para la niñez y la adolescencia trans, convirtiéndose en un juicio extenuante y costoso que vulnera su integridad y sus derechos.

Incluso, las instituciones educativas han sido omisas en el respeto a su identidad por no contar con tal documento, advirtió Benjamín Gutiérrez.

“Es un común denominador encontrarse con que el discurso psicológico dentro de las escuelas es patologizante o religioso. Quisiera que hubiera una estrategia para dialogar con la Secretaría de Educación Pública, porque es desde los protocolos donde se discrimina a los chicos y chicas y es de donde me he encontrado la dificultad más grande de acompañar. Incluso se nos amenaza y limita como profesionistas para hacerlo”, compartió Lulú, quién es docente en una escuela.

La violencia y estigmatización se refleja en los datos de la Asociación por las Infancias Transgénero; al respecto, señalan que ocho de cada 10 adolescentes trans ocultan su identidad de género en su casa o escuela y todeshan sufrido discriminación y violencia en algún momento de sus vidas.

Por lo que, Damián Cruz, psicologue (como se define) e integrante de la Red de Familias Trans, reitera que, a elles, como adultes, les toca poner el cuerpo, voz y conocimientos en todos los espacios para que la violencia no llegue a las infancias.

“Y como psicologues, hay que salir del consultorio y ponernos en la escuela; con las familias; escuchar a todes les adolescentes que están teniendo ideación suicida por las violencias que están viviendo entre sus familias”, instó Damián Cruz.

Las personas trans se enfrentan a múltiples situaciones y la resiliencia es la estrategia para afrontar aquellas que son más difíciles, afirma Fernanda Velarde, integrante de Sonora Trans:

“Tenemos esa resiliencia porque a fuerzas tenemos que tenerla ante las situaciones de humillación o violencia Lo mejor que podemos ofrecerles a las infancias trans es una comunidad, lazos fraternales de solidaridad y que vamos a estar con elles en el camino, poniendo nuestras experiencias y usarlas a su favor”.

Tres de cada 10 personas trans tuvieron que dejar su hogar antes de los 18 años y para Damián Cruz la apuesta es sostener la confianza y solidaridad, así como, inaugurar constantemente “territorios afectivos que sean positivos, fértiles y nobles; porque ahí es donde las infancias y adolescencias trans caben”.

“El cambio no sólo es de leyes. El cambio es cultural, estamos cambiando de paradigma y hay a quienes no les interesa ni la palabra ‘derechos humanos’. A través del vínculo afectivo se les puede hacer entender que deben ser aliades de una lucha. Nos toca ponernos en los espacios y enfrentar entornos difíciles para que sea posible a pesar de que no haya un respaldo jurídico”, puntualizó Damián Cruz.

Estar en los espacios para abrir y mejorar el camino por el que vienen les niñes y adolescentes transgénero, es la lucha a la debemos responder todas, todos y todes, así como pronunciarnos y promover la tolerancia, asegura MAROMA, quien confía en que ésta es la mejor forma de manifestarse y resistir.

Finalmente, la Asociación por las Infancias Transgénero y Proyecto Puerta Abierta invita a voluntaries, psicólogas, psicólogues y psicólogos a atender a las juventudes trans.

Comparte

María Fernanda Lattuada
Reportera apasionada por la fotografía y temas sobre la defensa de la dignidad como: feminismo, migración, alimentación digna y desaparición forzada. Ganadora del Premio Jalisco 2019 en la categoría de estudiantes. Originaria de Tampico, Tamaulipas, pero sus ganas por dedicarse al periodismo la trajeron a Guadalajara. Actualmente estudia en el ITESO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer